Discurso: 1 de diciembre de 2007

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días.

La próxima semana el Congreso regresa de su receso por el Día de Acción de Gracias. Los miembros regresan a mucho trabajo inconcluso. Y el reloj estará marcando las horas ya que sólo tienen unas pocas semanas para terminar su trabajo antes de volver a irse para Navidad.

El Congreso necesita enfocar cuatro prioridades críticas: Primero, el Congreso debe aprobar un proyecto de ley para financiar nuestras tropas en combate. Segundo, el Congreso necesita asegurar que nuestros profesionales de inteligencia puedan continuar monitoreando comunicaciones de terroristas para que podamos evitar ataques contra nuestro pueblo. Tercero, el Congreso necesita aprobar un proyecto de ley para proteger a familias de clase media contra impuestos más elevados. Y cuarto, el Congreso necesita aprobar todos los proyectos de ley pendientes para asignación de fondos para que el gobierno federal siga funcionando.

La primera prioridad del Congreso debe ser la de proporcionar los fondos y la flexibilidad para mantener nuestras tropas a salvo y ayudarlas a proteger nuestra Nación. Comenzando en Febrero, yo sometí al Congreso solicitudes de fondos detalladas para financiar operaciones en la guerra contra el terror. Nuestras fuerzas armadas han estado esperando estos fondos durante meses. Los fondos incluyen dinero para llevar a cabo operaciones de combate contra el enemigo en Afganistán e Irak. Incluyen dinero para entrenar las Fuerzas de Seguridad afganas e iraquíes para asumir más responsabilidad por la defensa de sus países. E incluyen dinero para operaciones de inteligencia para proteger nuestras tropas en el campo de batalla.

Oficiales del Pentágono recientemente advirtieron al Congreso que la demora continua en financiar nuestras tropas pronto comenzará a tener un impacto perjudicial sobre las operaciones de nuestras fuerzas armadas. El Secretario de Defensa Robert Gates ya ha notificado al Congreso que él transferirá dinero de cuentas usadas para financiar otras actividades de los servicios militares para pagar por las actuales operaciones en Irak y Afganistán - y que no hay más dinero que pueda movilizarse. De modo que ha ordenado al Ejército y a la Infantería de Marina que desarrollen un plan para despedir a empleados civiles, terminar contratos, y preparar nuestras bases militares en todo el país para operaciones reducidas. Los líderes militares nos han dicho lo que ellos necesitan para cumplir con su labor. Es hora de que el Congreso cumpla con su labor - y de a nuestras tropas lo que necesitan para proteger a Estados Unidos.

Otra prioridad que el Congreso debe enfocar es la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, o FISA por sus siglas en inglés. FISA ofrece un marco legal crítico que le permite a nuestra comunidad de inteligencia monitorear comunicaciones de terroristas mientras protege las libertades del pueblo estadounidense. Desafortunadamente, la ley está peligrosamente obsoleta. En agosto el Congreso aprobó legislación para ayudar a modernizar a FISA. Esa ley cerró lagunas de inteligencia crítica, permitiéndonos recoger importante inteligencia extranjera. El problema es que esta nueva ley vence el 1 de febrero - mientras que la amenaza de nuestros enemigos terroristas no vencerá. El Congreso debe actuar ya para mantener cerradas las brechas de inteligencia - y asegurar que nuestros profesionales de seguridad nacional no pierdan una herramienta crítica para mantener seguro a Estados Unidos. Como parte de estos esfuerzos, el Congreso también necesita ofrecer importante protección contra responsabilidad a aquellas compañías que actualmente enfrentan demandas legales por miles de millones de dólares sólo porque creyeron haber asistido los esfuerzos por defender a nuestra Nación a raíz de los ataques del 9/11.

La tercera prioridad del Congreso deberá ser reparar el Impuesto Mínimo Alternativo. El AMT, por sus siglas en inglés, fue diseñado para asegurar que los ricos paguen su parte justa en impuestos. Pero cuando el Congreso aprobó el AMT hace décadas, no llevaba un índice para inflación. Como resultado, la carga tributaria más elevada del AMT está incidiendo en un número cada vez mayor de familias de media clase. Si el Congreso no logra aprobar legislación para arreglar el AMT, hasta 25 millones de estadounidenses estarían sujetos al AMT. Como promedio, estos contribuyentes tendrían que enviar unos 2,000 dólares adicionales al Servicio de Impuestos Internos el año próximo. Este es un enorme aumento en los impuestos que los contribuyentes no merecen - y que el Congreso tiene que detener.

Por último, el Congreso tiene trabajo importante que hacer en cuanto al presupuesto. Uno de los deberes más básicos del Congreso es el de financiar las operaciones día-a-día del gobierno federal. Sin embargo, estamos en el último mes del año y el Congreso aún tiene que trabajar sobre 11 de los 12 proyectos de ley anuales sobre gastos. Los líderes del Congreso ahora están hablando de acumular todos estos proyectos de ley en una sola pieza monstruosa de legislación - la cual recargarán con miles de millones de dólares en designación de fondos particulares y en los llamados gastos de "barril de tocino".

Esto no es lo que los líderes del Congreso prometieron cuando asumieron control del Congreso a principios de año. En enero, un líder del Congreso declaró: "Ya no podemos perder tiempo aquí en el Capitolio, mientras hay familias en Estados Unidos que luchan por salir adelante". Tenía razón. Los líderes del Congreso necesitan cumplir con su palabra y aprobar los restantes proyectos de ley sobre gastos de manera fiscalmente responsable.

El final del año se acerca rápidamente, y los estadounidenses están trabajando duro para terminar con su trabajo. Pero cuando se trata de que el Congreso termine con su trabajo, el Congreso apenas está comenzando. Los miembros del Congreso ahora solo tienen unas pocas semanas antes de ir a casa por las fiestas. Antes de hacerlo, les ruego hacer su trabajo... financiar a nuestras tropas... proteger nuestros ciudadanos... dar alivio a los contribuyentes... y financiar responsablemente a nuestro gobierno.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.