Discurso: 1 de mayo de 2004

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Hace un año declaré fin a las principales operaciones de combate en Irak, después de haber librado las fuerzas de coalición una de las campañas más veloces, más exitosas y más humanitarias en la historia militar. Agradecí a nuestras tropas por su valor y su profesionalismo. Habían enfrentado un peligro creciente a nuestra Nación y al mundo. Habían vencido a un dictador brutal que dos veces había invadido países vecinos; que había usado armas de destrucción masiva contra su propio pueblo; y que había apoyado y financiado al terrorismo. Ese día también advertí a los estadounidenses que si bien había caída un tirano, la guerra contra el terror continuaría.

Un año más tarde, a pesar de muchos desafíos, la vida para el pueblo iraquí muestra un mundo de diferencia con la crueldad y la corrupción del régimen de Saddam. Al nivel más básico de justicia, la gente ya no desaparece en prisiones políticas, cámaras de tortura y fosas masivas - ya que el ex - dictador se encuentra él mismo en prisión. Y la vida cotidiana está mejorando. Ya hay más electricidad que antes de la guerra. Irak tiene una moneda estable y los bancos están prosperando. Las escuelas y clínicas han sido renovadas y abiertas de nuevo; y plantas eléctricas, hospitales, instalaciones de agua y saneamiento, así como puentes están siendo rehabilitados. La infraestructura petrolífera de Irak está siendo reconstruida y la industria iraquí de petróleo ya está produciendo cerca de 2.5 millones de barriles al día.

En Irak también tenemos desafíos serios y continuos en tierra. Milicias ilegales y vestigios del régimen, con el apoyo de terroristas extranjeros, están tratando de tomar por la fuerza el poder que nunca podrían ganar en las urnas electorales. Estos grupos han encontrado poco apoyo entre el pueblo iraquí.

Nuestra coalición está implementando una estrategia clara en Irak. Primero, aseguraremos un ambiente de seguridad mientras los iraquíes se encaminan hacia la auto-gobernación. Nuestra coalición apoya los esfuerzos de iraquíes locales para negociar el desarmamiento de los radicales en Fallujah. También hemos indicado claramente a milicias en Najaf y otros sitios que deben desarmar o atenerse a serias consecuencias. Las fuerzas estadounidenses y de coalición están en sitio y estamos dispuestos a hacer cumplir el orden en Irak.

El segundo elemento de nuestra estrategia es el de devolver la soberanía al pueblo de Irak según el calendario que acordamos con el Consejo de Gobierno de Irak. Al igual que muchos pueblos orgullosos, los iraquíes quieren manejar sus propios asuntos - y esta es una meta que nosotros compartimos. El 30 de Junio, un gobierno iraquí soberano e interino tomará posesión. Los iraquíes asumirán todas las funciones administrativas actualmente desempeñadas por la coalición. Desde Febrero, el Asesor Especial de las Naciones Unidas, Lakhdar Brahimi, ha estado consultando con los iraquíes sobre cómo mejor formar ese gobierno interino.

Estados Unidos plenamente apoya su misión. Al acercarse la transferencia de soberanía el 30 de junio, es probable que veamos más violencia de parte de grupos opuestos a la libertad. No nos dejaremos intimidar ni desviar de nuestro propósito. El 1º de Julio y más allá, nuestro compromiso militar y de reconstrucción continuará.

En la causa de un Irak libre y estable, nuestros hombres y mujeres en las fuerzas armadas están trabajando duro y con gran sacrificio. Y las familias de las valientes tropas que cayeron deben saber que su pérdida no es en vano. Terminaremos nuestro trabajo en Irak, ya que lo que está en juego para nuestro país y para el mundo es muy importante. El fracaso de la democracia iraquí daría ánimos a los terroristas en todo el mundo, aumentaría los peligros para el pueblo estadounidense, y apagaría las esperanzas de millones en el Medio Oriente. El éxito de la democracia iraquí divulgaría la noticia, de Damasco a Teherán, de que la libertad puede ser el futuro de todas las naciones. Y la democracia vencerá en Irak por que la coalición es fuerte, por que nuestra determinación es fuerte, y por que el pueblo de Irak desea y merece vivir con libertad.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.