Discurso: 1 de octubre de 2005

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días. Esta semana me reuní con los generales al mando de nuestros esfuerzos en Iraq, los generales Abizaid y Casey, para hablar sobre nuestra estrategia para lograr la victoria. Me informaron sobre las operaciones en Bagdad durante el fin de semana pasado, en las que las fuerzas de Iraq y la coalición ubicaron y eliminaron al segundo líder más buscado de al Qaida en Iraq. Este asesino brutal era uno de los colaboradores principales del terrorista Zarqawi. También era uno de los terroristas responsables de una ola reciente de ataques en la capital de Iraq, parte de la campaña de los terroristas para frenar los logros políticos en Iraq al intentar bloquear el plebiscito de este mes sobre la constitución de Iraq.

Nuestra estrategia en Iraq es clara: Estamos persiguiendo a los líderes terroristas devastadores. Realizamos operaciones agresivas para combatir el terrorismo en las zonas donde se han congregado los terroristas. Constantemente adaptamos nuestras tácticas a las tácticas cambiantes de los terroristas. Y estamos capacitando a más fuerzas iraquíes para que se encarguen de la seguridad de su país.

Las dimensiones cada vez mayores y la capacidad en aumento de las fuerzas de seguridad de Iraq ayudan a nuestra coalición a hacerle frente al desafío que tenemos desde el inicio de la guerra. Solía ser que después de despejar las ciudades de los terroristas, no había suficientes soldados iraquíes capacitados para mantener el control, por lo que si partíamos para realizar misiones en otras zonas de Iraq, los terroristas trataban de regresar. Ahora, el número en aumento de soldados iraquíes más capaces nos permite que controlemos mejor las ciudades que les hemos capturado de los terroristas. Los soldados de Iraq conocen a su gente y su idioma, y saben quiénes son los terroristas. Al dejar unidades iraquíes en las ciudades que hemos despejado, podemos mantener esas ciudades seguras mientras continuamos persiguiendo a los terroristas en otras regiones del país.

Utilizamos esta estrategia recientemente en la región noroccidental del país, donde las fuerzas iraquíes y de la coalición atacaron una zona que era una de las rutas principales de los terroristas extranjeros para ingresar a Iraq desde Siria. Durante las operaciones en el importante pueblo de Tal Afar, las fuerzas de seguridad Iraquíes excedieron en número a las fuerzas de la coalición por primera vez durante una operación ofensiva importante. Debido a nuestros esfuerzos conjuntos, cientos de insurgentes y terroristas han sido eliminados o capturados o desplazados, y nuestros esfuerzos continuos dificultarán aun más que los terroristas extranjeros ingresen a Iraq.

Como parte de nuestra estrategia, las fuerzas de Iraq permanecen en Tal Afar para garantizar que los terroristas no regresen y se reagrupen. Y las tropas de la coalición y de Iraq van tras los terroristas en el oeste de Iraq, esforzándose por negar a al Qaida un refugio allí y para evitar que los terroristas entren al país por Siria.

Me alienta que las Fuerzas de Seguridad de Iraq crezcan en número y capacidad. Cuentan ahora con más de 100 batallones que operan en todo Iraq, y nuestros comandantes informan que la eficacia de las fuerzas iraquíes aumenta. De hecho, esta semana, las fuerzas de la coalición pudieron entregar a los soldados iraquíes la responsabilidad por la seguridad de una de las ciudades más grandes de Iraq, Karbala. Al mostrar que las fuerzas de Iraq son capaces de combatir a los terroristas, se hacen merecedoras de la confianza del pueblo de Iraq, lo que garantizará el éxito de un Iraq libre y democrático

Aún queda trabajo más difícil y peligroso por delante. Los terroristas históricamente han incrementado sus ataques antes de momentos políticos importantes en Iraq, y se avecinan dos elecciones. Dentro de dos semanas, los iraquíes votarán sobre una constitución democrática, y si ésta es aprobada, regresarán a las urnas posteriormente este año para elegir a un gobierno plenamente constitucional. Mientras los iraquíes den los próximos pasos camino a la libertad y democracia, los terroristas harán todo lo posible para detener ese avance y tratar de quebrantar nuestra voluntad. Ellos fracasarán.

Vencer a los terroristas en Iraq tomará más tiempo y más sacrificios. Sin embargo, todos los estadounidenses pueden confiar en los comandantes militares que dirigen el esfuerzo en Iraq y en las tropas bajo su mando. Han alcanzado logros importantes en semanas y meses recientes. Están adaptando nuestra estrategia para lidiar con las necesidades en el terreno. Y contribuyen a llevarnos hacia la victoria en la guerra contra el terrorismo.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.