Discurso: 21 de julio de 2001

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Al escuchar ustedes estas palabras, yo estaré en Génova, Italia en una reunión importante de las naciones más industrializadas del mundo y Rusia. Nuestro enfoque este año está en las naciones pobres y luchadoras del mundo, y en lo que las prósperas democracias pueden hacer para ayudarlas a construir un mejor futuro.

Esta causa es una prioridad de la política extranjera de los Estados Unidos. Somos una nación rica, con la responsabilidad de ayudar a los demás. También está en nuestro mejor interés hacerlo, ya que nos beneficiamos al tener socios fuertes y estables alrededor del mundo con quienes comerciamos y que nos ayudan a mantener la paz.

Nuestras discusiones aquí en Europa giran alrededor de ciertas grandes metas. Queremos extender los beneficios del libre comercio por todas partes donde sea posible. El libre comercio es el único camino comprobado para que los países en vía de desarrollo salgan de la pobreza. Y cuando las naciones se aíslan del mundo, sus pueblos pagan un precio muy elevado.

A pesar del historial comprobado del comercio en mejorar las vidas de los pobres, hay quienes todavía se oponen a él. Buscan negarle a los pobres en los países en vía de desarrollo su mejor esperanza para salir de la pobreza. Ciertas inquietudes legítimas en cuanto a normas de trabajo, desplazamiento económico, y el medio ambiente deben ser atendidas - y lo serán. Pero los países en desarrollo no necesitan políticas proteccionistas que los condenarán a una pobreza permanente.

Sin embargo, el comercio por sí solo no es suficiente. Las naciones ricas también deben trabajar en una verdadera asociación con los países en desarrollo para ayudarlos a vencer obstáculos a su desarrollo, tales como el analfabetismo, las enfermedades y una deuda insostenible. Esto es conservatismo compasivo a nivel internacional - y es la responsabilidad que traen consigo la libertad y la prosperidad.

Para aumentar la alfabetización en el mundo, he propuesto que los Estados Unidos aumente el financiamiento de nuestros programas de asistencia a la educación internacional en casi un 20 porciento. Y lideraremos un nuevo esfuerzo para mejorar la educación básica y la capacitación de maestros en el África.

Hemos propuesto que el Banco Mundial y otros bancos de desarrollo aumenten el porcentaje de su financiamiento dedicado a la educación -y que este apoyo sea ligado más directamente a resultados claros y mensurables. Y hemos propuesto que hasta la mitad de todos los fondos proporcionados por bancos de desarrollo a los países más pobres sea en forma de donativos - en lugar de préstamos - para educación, salud y otras necesidades humanas.

Hoy en da, muchas naciones pobres se benefician de esfuerzos para aliviarla de la carga abrumadora de una deuda masiva. Pero el alivio de la deuda a la larga es sólo un arreglo a corto plazo. Mi propuesta no consiste meramente en perdonar la deuda - ayuda a detener la deuda.

Un último punto en la agenda de nuestra Cumbre de Génova será lanzar un nuevo fondo global para combatir el VIH/SIDA, la malaria y la tuberculosis. Los Estados Unidos contribuyen casi mil millones de dólares cada año a esfuerzos internacionales para combatir el SIDA y otras enfermedades infecciosas. Y estamos listos a contribuir más al fondo global a medida que demuestre su éxito.

Vivimos una poca de grandes oportunidades. Lo que algunos llaman globalización es, de hecho, el triunfo de la libertad humana a través de las fronteras nacionales. Hoy en día tenemos la oportunidad de mostrar que la libertad puede funcionar, no sólo en el Nuevo Mundo o el Viejo Mundo, sino en todo el mundo. Nuestro gran desafío es incluir a los pobres de todo el mundo en un círculo cada vez mayor de desarrollo - en todas las Américas, toda Asia y toda África. Un mundo as disfrutar de mayor libertad y prosperidad, y tendrá mucha más probabilidad de vivir en paz.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.