Discurso: 21 de junio de 2008

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días.

Los estadounidenses están inquietos por el precio elevado de la gasolina. Todos los que conducen al trabajo, compran comida, transportan un producto, o toman una vacación en familia sienten la carga de precios más elevados en la gasolinera. Y las familias a lo largo del país están esperando una respuesta de Washington.

El problema fundamental detrás de los elevados precios de gasolina es que la oferta de petróleo no ha seguido el curso de la creciente demanda en todo el mundo. Una solución obvia sería que Estados Unidos aumentara nuestra producción doméstica de petróleo - por lo tanto mi administración ha pedido en varias ocasiones al Congreso que abriera el acceso a nueva exploración petrolífera aquí en los Estados Unidos. Desafortunadamente, los demócratas en el Congreso han rechazado virtualmente todas las propuestas. Ahora los estadounidenses están pagando el precio de esta obstrucción en la gasolinera. Por lo tanto esta semana pedí a los líderes demócratas del Congreso que se pusieran de parte de las familias trabajadoras y pequeñas empresas y agricultores y rancheros y que siguieran adelante con cuatro pasos para aumentar la producción de petróleo y gasolina en Estados Unidos.

Primero, debemos aumentar la producción de petróleo en Estados Unidos aumentando el acceso a la Plataforma Continental Exterior, OCS por sus siglas en inglés. Los expertos consideran que la OCS produciría una cantidad equivalente a la que Estados Unidos produce actualmente durante casi diez años. El problema es que el Congreso ha restringido el acceso a áreas claves de la OCS desde principios de la década de los 1980. Por lo tanto he pedido a la Cámara de Representantes y al Senado que levanten esta prohibición legislativa y den a los estados la opción de abrir los recursos OCS afuera de sus costas a la vez que protejan el medio ambiente. Existe también una prohibición ejecutiva sobre la exploración en la OCS, la cual yo suspenderé cuando el Congreso suspenda la prohibición legislativa.

Segundo, debemos aumentar la producción de petróleo estadounidense aprovechando el extraordinario potencial del petróleo de esquisto bituminoso. El petróleo de esquisto bituminoso es un tipo de roca que puede producir petróleo cuando se expone al calor y otros procesos. Un gran yacimiento en las Montañas Rocosas podría por sí sólo igualar las importaciones anuales de petróleo por más de cien años. Desafortunadamente, los demócratas en el Congreso están obstaculizando el camino a un mayor desarrollo. En el presupuesto general del año pasado, los líderes demócratas introdujeron una cláusula que bloqueaba los contratos de exploración de petróleo de esquisto bituminoso en tierras federales. Esa cláusula puede ser eliminada tan fácilmente como fue introducida y el Congreso debe hacerlo inmediatamente.

Tercero, debemos aumentar la producción de petróleo en Estados Unidos permitiendo la exploración en el norte de Alaska. Los científicos han desarrollado técnicas innovadoras para alcanzar este petróleo prácticamente sin ningún impacto ambiental o sobre la vida silvestre local. Con una huella ambiental que cubre apenas una fracción pequeñísima de este enorme terreno, Estados Unidos podría producir un estimado de 10,000 millones de barriles de petróleo. Esto es aproximadamente el equivalente a dos décadas de petróleo importado de Arabia Saudita. Insto a los miembros del Congreso que permitan que esta región remota brinde enormes beneficios al pueblo estadounidense.

Finalmente, necesitamos ampliar y mejorar nuestra capacidad de refinamiento. Han pasado casi 30 años desde que se construyó una nueva refinería en nuestra Nación y la expansión o modificación de refinerías existentes se ha vuelto sumamente costosa debido a juicios y barreras burocráticas. Como resultado Estados Unidos ahora importa millones de barriles de gasolina totalmente refinada del extranjero. Esto impone costos innecesarios a las familias y conductores estadounidenses. Priva a los trabajadores estadounidenses de buenos empleos. Y esto tiene que cambiar.

Yo sé que los líderes demócratas se han opuesto a algunas de estas políticas en el pasado. Ahora que su oposición ha ayudado a llevar los precios de la gasolina a niveles récord, les pido que reconsideren su posición. Si los líderes del Congreso se retiran para el receso del 4 de julio sin tomar acción, deben explicar por qué el galón de gasolina de $4 no es suficiente incentivo para impulsarlos a tomar acción.

Estos son tiempos difíciles para muchas familias estadounidenses. Los precios cada vez más elevados de la gasolina y la incertidumbre económica pueden afectar todo desde los alimentos que los padres ponen en la mesa hasta dónde pueden ir de vacaciones. Con los cuatro pasos que he indicado, el Congreso tiene un camino claro para comenzar a aliviar la tensión que los elevados precios de la gasolina han puesto en las carteras de su familia. Estas propuestas tomarán años para tener su impacto completo, por lo cual insto al Congreso que actúe lo más pronto posible. Juntos podemos resolver los retos energéticos que enfrentamos - y mantener a nuestra economía como la más fuerte, la más dinámica y la más prometedora del mundo.

Gracias por escuchar.

Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.