Discurso: 22 de septiembre de 2001

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Los terroristas que atacaron los Estados Unidos el pasado 11 de septiembre escogieron como objetivos tanto nuestra economía como nuestro pueblo. Derribaron un símbolo de la prosperidad estadounidense -- pero no lograron afectar la fuente de esa prosperidad.

La riqueza de este país no se encuentra en el vidrio o el acero. Se encuentra en las habilidades, el trabajo esmerado y el espíritu emprendedor de nuestro pueblo. Elementos que siguen siendo tan fuertes hoy como hace dos semanas.

Nuestra economía ha sido sacudida. Mientras las compañías luchan por mantenerse a flote, muchos trabajadores han perdido sus empleos esta semana, especialmente aquellos que trabajan en las aerolíneas, en la industria de la hospitalidad, en restaurantes y en el turismo. Aplaudo aquellas empresas que están esforzándose por evitar el despido de sus trabajadores aun en estos tiempos difíciles.

Muchos estadounidenses han visto el valor de sus acciones disminuir. Pero a pesar de todos estos desafíos, la economía estadounidense sigue fundamentalmente fuerte. Tenemos la población activa mejor formada y más productiva del mundo. Nuestras fábricas producen más bienes--y una variedad más amplia de bienes--que las de cualquier otro país del mundo. Nuestros científicos continúan ampliando las fronteras de la tecnología y la ciencia, y nuestros empresarios siguen inventando nuevas maneras de llevar estos avances al mercado. Es por eso que gente de todo el mundo invierte en los Estados Unidos.

Hemos actuado para abordar la desaceleración de la economía que comenzó hace un año. Los cheques de reembolso de impuestos siguen llegando a los hogares de los contribuyentes. La desgravación fiscal de $40 mil millones, que representan estos cheques, aumentará casi en doble el año entrante a más de $70 mil millones. Los impuestos seguirán bajando durante los próximos 10 años con un aumento del crédito tributario por hijo y una reducción de las tasas tributarias y de la penalidad matrimonial. Tengan por seguro que habrá mejor clima empresarial en los Estados Unidos en los años venideros.

La Reserva Federal ha hecho su trabajo de mantener fuerte y estable nuestro sistema financiero, reduciendo las tasas de interés en un 50 por ciento en los últimos ocho meses. Los precios de los energéticos se han mantenido estables -- de hecho, están más bajos ahora que en la primavera.

Y los miembros del Congreso están trabajando juntos, sin consideraciones partidistas, en el mejor espíritu estadounidense, para reactivar nuestra economía. Mi administración y los líderes del Congreso de ambos partidos han acordado proporcionar ayuda de emergencia para mantener nuestras aerolíneas volando. Esto ayudará a las aerolíneas a mantener la estabilidad en el corto plazo, mientras trabajan para lograr la viabilidad a largo plazo ? por el bien de todos los trabajadores y las empresas que dependen del transporte aereo.

Asimismo podemos asegurarle al viajero estadounidense que estamos trabajando arduamente para asegurar la implementación de un nuevo programa exigente de seguridad en nuestros aeropuertos y aviones.

Agradezco mucho el poder trabajar con el Congreso para garantizar la seguridad de los viajeros en los Estados Unidos. Además, estoy trabajando con el Congreso para fortalecer la economía en general y permitir que los estadounidenses vuelvan al trabajo. Ambos partidos, y ambas cámaras del Congreso están unidos y decididos a usar la fuerza fundamental de nuestra economía para enfrentar los desafíos económicos inmediatos.

Expreso mi profundo agradecimiento al presidente Hastert y al Líder de la Minoría en la Cámara de Representantes, el representante Gephardt, al Líder de la Mayoría en el Senado, el senador Tom Daschle y al senador Trent Lott por sus consejos, su apoyo constante y su servicio extraordinario a nuestro país durante un tiempo difícil.

Quiero agradecer a los estadounidenses por su gran apoyo. Quiero agradecer a los estadounidenses por su fuerte voluntad. Y a la vez quiero recordar al pueblo estadounidense que seguimos siendo la mejor nación del mundo y que ningún terrorista jamás podrá decidir nuestro destino.

Que Dios los bendiga a todos, y gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.