Discurso: 23 de julio de 2005

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días. Bajo la Constitución, una de las decisiones más trascendentales que toma un Presidente es un nombramiento a la Corte Suprema. Esta semana me enorgullecí al anunciar mi nominación del Juez John Roberts para ser el próximo Juez Asociado de la Corte Suprema.

El Juez Roberts tiene un récord estelar de logros. Es un hombre de juicio sólido y de la más alta integridad. Posee las calidades que los Estadounidenses esperan en un juez - experiencia, sabiduría, equidad y civilidad. Tiene profundo respeto por el imperio de la ley y por las libertades garantizadas a cada ciudadano. El Juez Roberts aplicará estrictamente la Constitución y las leyes; no legislará desde el tribunal.

El Juez Roberts actualmente sirve en la Corte de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia, que frecuentemente es considerada la segunda corte suprema del país. También ha servido como abogado principal en el Departamento de Justicia. abogado en la Casa Blanca para el Presidente Ronald Reagan. y un abogado distinguido en práctica privada. Obtuvo experiencia temprana en la Corte Suprema como pasante legal del Juez William Rehnquist. Se graduó con altos honores de la Universidad de Harvard y de la Escuela de Leyes de Harvard. Cómo joven creciendo en Indiana, fue capitán de su equipo de fútbol en la escuela secundaria y en el verano trabajaba en una planta de acero para ganar dinero para pagarse la universidad.

Uno de los más altos honores para cualquier abogado es el de argumentar un caso ante la Corte Suprema. En su extraordinaria carrera, el Juez Roberts ha disputado el número notable de 39 casos ante la corte más alta de la Nación. Los Demócratas y los Republicanos lo conocen como un brillante pensador, un juez imparcial y un hombre decente. Después de haber nominado al Juez Roberts a la Corte de Apelaciones en 2001, un grupo bipartito de más de 150 abogados envió una carta al Comité Judicial del Senado. Y esto fue lo que escribieron: "Aunque como individuos reflejamos un amplio espectro de afiliaciones partidarias y de ideología, estamos unidos en nuestra convicción que John Roberts será un sobresaliente juez de la corte federal de apelaciones y deberá ser confirmado por el Senado de Estados Unidos. Es uno de los mejores y más altamente respetado abogados de apelación en la nación."

El siguiente paso para el Juez Roberts es el proceso de confirmación en el Senado. El proceso ha comenzado bien. Desde que anuncié su candidatura, el Juez Roberts se ha reunido con varios senadores de ambos partidos. Los Demócratas y los Republicanos han expresado respeto por las calificaciones y el intelecto del Juez Roberts - así como lo hicieron hace dos años al confirmarlo a ser un juez de la corte federal de apelaciones por consentimiento unánime.

En las semanas por venir, el Senado tendrá la oportunidad de ver más allá del partidarismo. He hablado con el Líder de la Mayoría del Senado, el Senador Frist y el Líder de la Minoría, el Senador Reid, así como con el Presidente y el Miembro de Más Alto Rango del Comité Judicial - los Senadores Specter y Leahy. Estos senadores comparten mi objetivo de tener un proceso de confirmación con orden y dignidad. Y es importante que el Juez Roberts sea confirmado antes de que la Corte Suprema se vuelva a reunir el 3 de Octubre.

Los dos nombramientos del Presidente Clinton a la Corte Suprema prueban que el Senado puede llevar a cabo un análisis profundo y un voto sobre un candidato dentro de un calendario razonable. La Juez Ruth Bader Ginsberg fue confirmada 42 días después de que el Presidente sometió su nominación, y el Juez Stephen Breyer fue confirmado 73 días después de ser sometida su nominación. En ambos casos, los Demócratas y los Republicanos ayudaron a agilizar el proceso con prontitud, y votaron confirmar a los jueces a pesar de existir diferencias filosóficas considerables.

Estados Unidos es un país afortunado de tener un hombre con tanta sabiduría y fuerza intelectual dispuesto a servir a su país. Agradezco a Jane, la esposa del Juez Roberts y a sus dos hijos, Jack y Josie. Y espero ansiosamente el voto de confirmación del Senado para el Juez John Roberts como el 109º Juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.