Discurso: 23 de noviembre de 2002

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días

Les estoy hablando desde Europa donde esta semana me estoy reuniendo con aliados y amigos de la OTAN para discutir el terrorismo y otras amenazas a nuestra seguridad compartida. También ha sido una semana importante en casa en el Congreso.

Después de dos años de logros, que han incluido alivio tributario y reforma educativa, los últimos días de esta sesión del Congreso trajeron un nuevo progreso histórico. Poco después de regresar de Europa, firmar varias nuevas leyes importantes que ayudarán a asegurar el territorio nacional y a crear empleos.

Republicanos y Demócratas aprobaron un departamento de seguridad del territorio nacional que unirá docenas de agencias federales y cerca de 170,000 trabajadores federales detrás de una sólo misión principal, la de mantener seguros a los estadounidenses. Este nuevo departamento coordinará nuestra respuesta a cualquier emergencia futura. Nos ayudará a saber quienes vienen a nuestro país y quienes salen de él. Este nuevo departamento juntará la mejor información de inteligencia sobre nuestras vulnerabilidades a ataques terroristas para que podamos actuar rápidamente para proteger a Estados Unidos. Agradezco al Congreso por haber escuchado mis inquietudes y haber mantenido la autoridad del Presidente de poner a las personas adecuadas en el lugar debido en el momento oportuno para defender a nuestro país.

El Congreso también actuó para proteger los puertos y las costas del país al pasar legislación para seguridad portuaria. Con esta ley, agregaremos agentes de seguridad portuaria, restringiremos el acceso a áreas sensitivas y exigiremos que los navíos proporcionen más información sobre su carga, tripulaciones y los pasajeros que llevan abordo. Estas medidas ayudarán a mantener fuera de Estados Unidos a terroristas y sus armas.

Además, el Congreso pasó legislación sobre seguro contra el terrorismo para ayudar a proteger a nuestra economía contra cualquier ataque terrorista en el futuro. Esta nueva e importante ley reducirá las primas de seguro y hará que muchos proyectos de bienes raíces y construcción que habían estado paralizados se reanuden, creando de este modo miles de empleos en la industria de construcción.

Durante mi viaje esta semana a Europa, estoy consultando con amigos y aliados de la OTAN sobre las nuevas amenazas a la libertad que enfrentamos juntos. Hoy en día, Estados Unidos y más de 90 naciones forman una coalición global contra el terrorismo, compartiendo inteligencia, cortando el financiamiento a los terroristas y persiguiéndolos donde se juntan para planear y entrenar. El mundo también se está uniendo para responder a la amenaza particular y urgente que representa Irak, cuyo dictador ya ha usado armas de destrucción masiva para matar a miles de personas. No debemos permitir que terroristas o tiranos chantajeen a las naciones que aman la libertad.

Nuestros aliados en OTAN están contribuyendo de manera importante. Dieciséis países de la OTAN han enviado fuerzas militares para luchar contra el terrorismo en Afganistán y, en la cumbre de esta semana, la OTAN se comprometió a crear una nueva fuerza de respuesta militar con tropas fuertes y listas para ser movilizadas rápidamente cuando sean necesarias.

Los miembros de la OTAN también votaron a favor de invitar a siete de las más nuevas democracias europeas a formar parte de nuestra alianza. La incorporación de Bulgaria, Estonia, Latvia, Lituania, Rumania, Eslovaquia y Eslovenia aumentará la fuerza militar de OTAN. Estas naciones también traerán mayor claridad a los propósitos de OTAN pues conocen, por su dura experiencia del siglo 20, que las amenazas a la libertad deben ser combatidas, no ignoradas o aplacadas.

Esta semana, vimos la histórica expansión de la OTAN y un progreso histórico en el Congreso. Ambas cosas harán que Estados Unidos sea más seguro.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.