Discurso: 24 de agosto de 2002

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Esta semana, durante mi visita a la Costa Occidental, vi los efectos destructivos de una de las peores temporadas de fuegos arrasadores en la historia. Los incendios catastróficos que hemos visto este verano, y que yo vi personalmente en Oregon, amenazan la seguridad de las comunidades forestales y de los bomberos ... destruyen hogares, negocios, granjas, y hábitats esenciales para flora y fauna... dejando a su paso perjuicios ambientales de larga duración. Me uno a todos los Estadounidenses para agradecer a los valientes bomberos por su servicio.

A medida que nos esforzamos por apagar los incendios y traer alivio a sus víctimas, también tenemos la responsabilidad de evitar la devastación que puede ser causada por incendios en el futuro. Por demasiado tiempo, la estrategia estadounidense de prevención de incendios ha sido demasiada corta de miras. Las políticas forestales no se han enfocado en entresacar - limpiar el piso forestal de maleza acumulada y arboles densamente apretados que crean el combustible para incendios extremos.

Este enfoque de inacción en la administración forestal ha sido devastador para nuestro medio ambiente - y podrá ser necesario que pase más de un siglo para que los bosques se recuperen de estos incendios. Un guardia forestal dijo de esta temporada de incendios: "En los próximos años no será la excepción. Será la norma debido a cómo hemos manejado nuestros bosques.

Necesitamos un enfoque diferente. Las personas que combaten los incendios y que estudian los bosques están de acuerdo en que debemos fortalecer la salud de nuestros bosques mediante una combinación de entresacar y rápidamente renovar zonas perjudicadas por incendios. Si administramos activamente nuestros bosques de esta manera, ayudaremos a nuestro medio ambiento reduciendo el número de acres de tierra forestal que los fuegos catastróficos queman cada año.

El Jueves anuncié importantes nuevos pasos para restablecer la salud de los bosques Estadounidenses y ayudar a evitar los incendios devastadores que sufrimos este año. Vamos a evitar trabas burocráticas excesivas así como litigios eternos que obstaculizan la toma de decisiones sensatas en la administración de nuestros bosques. He ordenado a la Secretaria de Agricultura Ann Veneman y a la Secretaria del Interior Gale Norton que reduzcan la burocracia y aceleren el proceso de entresacar en las tierras públicas. Y le pido al Congreso que apruebe legislación que asegure que los proyectos vitales de restauración forestal no se ven trabados en los tribunales eternamente. Algunos miembros del Congreso ya han logrado pasar importantes reformas forestales en sus estados, puesto que saben que es la manera más rápida y eficaz de limpiar los bosques. Debemos pasar esta importante reforma para ayudar a proteger todos los bosques en Estados Unidos. Y ya que esta temporada de incendios forestales ha sido una de las peores en la historia, le pediré al Congreso unos 800 millones de dólares adicionales para cubrir estos gastos extraordinarios e inesperados.

Mi Administración colaborará con el Congreso para cumplir con la promesa del Plan Forestal del Noroeste de 1994. Este plan fue elaborado para proteger los hábitats de flora y fauna y zonas de recreo, empleando más de 100,000 personas a través de la cosecha de madera en una pequeña porción de los bosques.

Mis propuestas reducirían la amenaza de incendios arrasadores que han destruido los hogares y el medio de ganarse la vida de muchas personas. Restablecerán la salud de los bosques en Estados Unidos, darán mayor seguridad a nuestros ciudadanos, y protegerán nuestro medio ambiento por muchas generaciones futuras.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.