Discurso: 24 de febrero de 2007

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días. Esta semana viajé a un hospital en Chattanooga, Tennesee donde visité con médicos y expertos en cuidado de la salud. Discutimos una prioridad urgente para nuestra nación - cómo podemos hacer para que la cobertura de salud sea más económica y asequible para todos los estadounidenses.

Esta semana el Departamento de Salud y Servicios Humanos hizo público un estudio que muestra por qué debemos actuar ya para reformar nuestro sistema de cuidado de la salud. El estudio pronosticó que los gastos de nuestra nación para cuidado de la salud serán casi el doble para el año 2016. Si esto sucede, los gastos para cuidado de la salud constituirán cerca de un dólar de cada cinco dólares gastados en nuestra economía. El estudio pronosticó que la porción del gobierno en estos costos también aumentará. A menos de que se reforme el sistema, dentro de una década los contribuyentes estarán soportando la carga de casi la mitad de todo el gasto por cuidado de la salud en nuestra Nación.

También hay noticias alentadoras en el estudio. Ofrece nueva evidencia que el beneficio que sancionamos para medicina recetada bajo Medicare está ayudando a las personas de edad avanzada a obtener los medicamentos que necesitan. Millones de personas de edad avanzada están obteniendo más recetas porque ahora tienen cobertura; sin embargo, los gastos nacionales en su conjunto para medicinas recetadas están más bajos que lo que hubiera sido el caso sin este programa. Esto es porque establecimos un sistema donde los planes privados de medicamentos deben competir para atraer como clientes a los beneficiarios de Medicare.

Esta competencia está ofreciendo mejores precios a las personas de edad avanzada - y buenos resultados a los contribuyentes. Necesitamos sostener las ganancias que hemos logrado manteniendo la competencia en Medicare - y mediante oposición a cualquier esfuerzo que haría responsable al gobierno federal de negociar y fijar los precios de los medicamentos.

También debemos aplicar los mismos principios basados en el mercado a otras partes de nuestro sistema de salud. Hoy en día tenemos un gran problema con nuestro código tributario. Si usted compra seguro de salud por cuenta propia, no recibe las mismas ventajas en los impuestos que las personas que obtienen seguro de salud a través de sus empleos. Cuando se trata de cuidado de la salud, todos deberían recibir las mismas ventajas tributarias. Por lo tanto, he propuesto una deducción estándar por seguro de salud que sería como la deducción estándar por dependientes. Esta solución, de sentido común, creará igualdad de condiciones para todos los estadounidenses - ya sea que obtengan su seguro de salud a través de su empleo o por cuenta propia.

Una persona que podría beneficiar de este plan es Danny Jennings - padre de dos que no tiene seguro de salud para su familia. Conocí a Danny a principios de esta semana. Bajo mi plan, Danny ahorraría como 4,500 dólares en sus impuestos. Y estos ahorros tributarios pondrían a la cobertura básica al alcance de su familia.

Ahora imagínense si esta deducción tributaria ya existiera para personas como Danny - y que algún político sugiriera eliminarla. Los críticos dirían que el político estaba dando una ventaja injusta a personas que trabajan para las grandes empresas que ofrecen seguro - y perjudicando a millones de familias trabajadoras que tienen que comprar su propia cobertura. Los críticos tendrían razón. Mi propuesta ofrecería la misma deducción a todos los estadounidenses que compren seguro de salud - ya sea a través de sus empleos o por cuenta propia. Eso es justo, y es lo que se debe hacer.

Otra manera en que podemos reformar nuestro sistema de cuidado de la salud es apoyando a los gobernadores que ofrecen planes innovadores para ayudar a sus ciudadanos a obtener cobertura de salud. Estos gobernadores conocen a su pueblo y conocen sus necesidades. Como ex - gobernador, yo considero que el gobierno federal debe ayudar, no obstaculizar, a nuestros estados cuando son innovadores. Por lo cual he propuesto la iniciativa de subvenciones llamada "Opciones Económicas". Bajo mi propuesta, los estados que ponen seguro de salud básico privado a disposición de todos sus ciudadanos recibirían fondos federales para ayudarles a proporcionar esta cobertura a los pobres y a los enfermos. Al tomar fondos federales existentes y convertirlos en subvenciones Opciones Económicas, daremos a los gobernadores de Estados Unidos más dinero y más flexibilidad - para que puedan ayudar a ofrecer seguro de salud privado a quienes más lo necesiten.

Estados Unidos tiene el mejor sistema de cuidado de salud en el mundo - ya que pone a los médicos y los pacientes a cargo, incentiva nuevas tecnologías y encuentra nuevas maneras de mejorar la calidad. Dando a nuestros estados más flexibilidad y haciendo más justo nuestro código tributario, podemos reformar nuestro sistema de cuidado de la salud y limitar los costos. Y si implementamos estas reformas ya, podemos asegurar que todo estadounidense tenga un futuro con mejores opciones, mejor cuidado, y mayor esperanza para un mañana saludable.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.