Discurso: 24 de marzo de 2007

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días. La posición de fiscal de Estados Unidos es uno de los puestos más importantes en el Departamento de Justicia. Los fiscales federales son nombrados por el presidente y desempeñan un papel principal en enjuiciar el crimen y proteger al público.

En los últimos meses, el Departamento de Justicia determinó que un nuevo liderazgo en algunas de estas posiciones serviría mejor al país. Yo apoyo firmemente al Procurador General en esta decisión. También aprecio la ardua labor y el servicio de los fiscales estadounidenses que renunciaron. Y lamento que sus renuncias se hayan convertido en un espectáculo público.

A principios de esta semana, mi Administración sometió al Congreso una propuesta razonable hacia delante que equilibra las prerrogativas constitucionales de la Presidencia con los intereses del Congreso de aprender más hechos detrás de la decisión de reemplazar a ocho de los 93 fiscales estadounidenses.

Ahora los miembros del Congreso tienen una opción - gastar tiempo y provocar una confrontación innecesaria, o unirse a nosotros y trabajar para llevar adelante los asuntos de interés para el pueblo. Tenemos muchos asuntos importantes por delante. Por lo tanto debemos poner a un lado la política partidaria - y juntarnos para aprobar legislación de importancia para el pueblo estadounidense.

Una de las prioridades legislativas más urgentes es la de financiar a nuestras tropas que están luchando la guerra contra el terror. He pedido al Congreso que apruebe un proyecto de ley de emergencia para gastos de guerra que de a nuestras tropas lo que necesitan - sin trabas y sin demoras. Sin embargo, una mayoría pequeña en la Cámara de Representantes ayer decidió hacer una declaración política. El proyecto de ley de emergencia para gastos de guerra por el cual ellos votaron reduciría el número de tropas por debajo del nivel que nuestros comandantes militares dicen ser necesario para lograr el objetivo. Fijaría un plazo artificial para el retiro de nuestras fuerzas que le daría al enemigo tiempo de espera. Y exigiría una multitud de abogados para satisfacer las condiciones impuestas por los políticos en Washington quienes están sustituyendo su propio juicio por el de nuestros generales en Irak. He dejado muy en claro que vetaré un tal proyecto de ley y es evidente que mi veto se mantendría.

Para obtener los votos que necesitaban para aprobar este proyecto de ley, los Demócratas que controlan la Cámara de Representantes también incluyeron miles de millones de dólares en gastos domésticos y de barril de tocino para distritos locales del Congreso. Estos gastos incluyen cosas como 74 millones de dólares para almacenaje de cacahuates, 25 millones de dólares para cultivadores de espinacas y una gran cantidad de otros gastos que no tienen nada que ver con la guerra. Aún con todos estos gastos extra añadidos, el voto en la Cámara fue muy cerrado. Esto significa que los Demócratas no tienen suficientes votos para hacer caso omiso de mi veto.

Al optar por hacer una declaración política y aprobar un proyecto de ley que ellos saben nunca será sancionado, los Demócratas en el Congreso sólo han demorado la entrega de los fondos y recursos vitales que nuestras tropas necesitan. El reloj avanza. El Secretario de Defensa ha advertido que si el Congreso no aprueba los fondos de emergencia para nuestras tropas antes del 15 de abril, nuestros hombres y mujeres en uniforme enfrentarán interrupciones importantes - al igual que sus familias. El 15 de abril también es la fecha aproximada en que los miembros del Congreso volverán de sus vacaciones de Pascua. Los miembros del Congreso necesitan poner primero a nuestras tropas, no a la política. Necesitan enviarme un proyecto de ley limpio - sin condiciones, sin restricciones y sin tocino.

Este es un momento importante para nuestra Nación - y es un momento importante para el nuevo Congreso. Mi Administración ha presentado una manera razonable hacia delante en cuanto se refiere a los fiscales estadounidenses, y el asegurar que nuestros hombres y mujeres en uniforme tengan los fondos y la flexibilidad que necesitan para ganar en Irak. No es demasiado tarde para que trabajemos juntos. Por el bien de nuestra Nación, les pido a los líderes Demócratas en el Congreso que aprovechen la oportunidad que tenemos por delante - y que vayan más allá de declaraciones políticas hacia la acción bipartita.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.