Discurso: 25 de noviembre de 2006

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días. Esta semana, estadounidenses en toda la Nación nos juntaremos con seres queridos para dar gracias por las muchas bendiciones que compartimos. Damos gracias por nuestros amigos y familias, que llenan nuestras vidas con significado y propósito. Damos gracias por vivir en una tierra de abundancia y durante una época de gran prosperidad. Y agradecemos a Dios Todopoderoso por la libertad de poder disfrutar todos estos regalos.

Cada Día de Acción de Gracias, recordamos la historia de los Peregrinos que vinieron a América en busca de una mejor vida y de libertad religiosa. Mucho ha cambiado en los cuatro siglos desde que esos humildes pobladores desembarcaron en Plymouth Rock. Mientras ellos fueron apenas unos pocos cuantos temblantes, nosotros ahora somos una nación fuerte y creciente de más de 300 millones. Y el deseo por la libertad que condujo a los Peregrinos al Nuevo Mundo aún guía a nuestra Nación hoy en día.

Los estadounidenses consideran que toda persona tiene el derecho de vivir, trabajar y venerar con libertad - y agradecemos a los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas de nuestra Nación que arriesgan sus vidas para proteger esos derechos. Este Día de Acción de Gracias, tenemos presente que muchos de nuestros mejores ciudadanos están pasando este día de fiesta lejos de sus hogares y de sus seres queridos - y sabemos que el servicio que rinden hace posible que nosotros vivamos con libertad.

El martes tuve ocasión de visitar a nuestras tropas y sus familias en la base Hickam de la Fuerza Aérea en Honolulu, Hawai. Los miembros de nuestras fuerzas armadas que se encuentran allí han sido destacados alrededor del mundo - para luchar contra terroristas en Afganistán e Irak... llevar a cabo importantes ejercicios marítimos en el Pacífico... ayudar a ofrecer ayuda humanitaria a las víctimas de desastres... y luchar contra el narcotráfico. Les dije a los hombres y mujeres en la base que les agradecemos su valentía y su servicio - y que nunca olvidaremos a aquellos que hicieron el sacrificio máximo.

Un estadounidense que hizo el sacrificio máximo fue el Cabo Jason Dunham de la Infantería de Marina. Hace dos años y medio en Irak, el Cabo Duham dio su vida cuando se tiró encima de una granada enemiga y absorbió la explosión. Su acto abnegado salvó las vidas de dos de sus compañeros de Infantería de Marina. Y a principios de este mes yo anuncié que nuestra Nación reconocerá al Cabo Dunham con nuestra decoración más alta por valor - la Medalla de Honor.

Los amigos del Cabo Dunham lo recuerdan como el tipo de hombre que haría cualquier cosa por usted. Sus superiores lo recuerdan como un Infante de Marina modelo. Y una nación agradecida lo recordará siempre como uno de los héroes más valientes de Estados Unidos. Este Día de Acción de Gracias, nuestros pensamientos y nuestras oraciones están con su familia - y con todas las familias militares, especialmente aquellas que están llorando la pérdida de un ser querido.

Durante esta temporada de fiesta, también pensamos en los que todavía están luchando por recuperarse de los huracanes devastadores que azotaron a nuestra Nación el año pasado. Agradecemos a los ejércitos de compasión que consiguieron llevar alimentos, agua y esperanza a aquellos que habían perdido todo. Y renovamos nuestro compromiso de ayudar a los que aún sufren - y de reconstruir la Costa del Golfo de nuestra Nación.

El Día de Acción de Gracias nos recuerda que la verdadera fuerza de nuestra Nación es la compasión y la decencia de nuestro pueblo. Y al contar nuestras bendiciones, recordamos que esas bendiciones están hechas para compartir. Les pido a todos los estadounidenses que busquen una forma de ayudar a quienes tienen necesidad - desde ser tutor para un niño... a trabajar en un hospicio... a darle la mano a un vecino. Agradezco a todos los estadounidenses que serán voluntarios en esta temporada - y Laura y yo deseamos a todos y cada uno de los estadounidenses una fiesta segura y feliz.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.