Discurso: 26 de abril de 2008

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días.
Al acercarse la temporada de graduaciones escolares, muchos estudiantes estadounidenses están mirando hacia el comienzo de la universidad en el otoño. Este nuevo capítulo de la vida es un tiempo de grandes expectativas, pero también puede ser un momento de ansiedad. Y esa ansiedad está siendo enaltecida por la reciente crisis financiera, la cual ha dado lugar a inquietudes sobre la disponibilidad potencial de préstamos estudiantiles.
Recientemente, algunos prestamistas se han retirado del programa federal que ofrece préstamos universitarios a estudiantes que suelen tener poco o ningún crédito. Sin una respuesta adecuada, esto significa que muchos alumnos podrán enfrentar el año escolar venidero inciertos sobre cuando podrán obtener sus préstamos o de donde provendrán.
Una disminución en la economía no debería significar un descenso en las oportunidades educativas. Por lo tanto estamos tomando acción decisiva ahora para asegurar que la universidad sea asequible y al alcance de estudiantes en todo el país.
Una manera en que estamos ayudando es a través del programa del Departamento de Educación llamado “prestamista de último recurso”, que se esfuerza por ofrecer préstamos a estudiantes que no pueden obtenerlos de un prestamista. El Departamento está tomando medidas para asegurar que las agencias involucradas en este programa estén listas y capaces de cumplir con sus responsabilidades. De ser necesario, el gobierno ayudará a financiar estos préstamos. Con estas acciones, ayudaremos a asegurar que una educación universitaria no sea negada innecesariamente a aquellos que la hayan merecido.
Estos son primeros pasos importantes, pero queda más por hacer. El Congreso necesita aprobar legislación que de a mi Administración mayor autoridad para comprar préstamos estudiantiles federales. Al hacer esto, podemos asegurar que los prestamistas sigan participando en el programa de préstamos garantizados y asegurar que los estudiantes sigan teniendo acceso a asistencia para la matrícula. Un proyecto de ley que haría esto ya ha sido aprobado por la Cámara de Representantes. Se llama la “Ley para Asegurar el Acceso Continuo a Préstamos Estudiantiles”. Este proyecto de ley ofrece las herramientas necesarias para proteger a los préstamos estudiantiles sin ampliar permanentemente el rol del gobierno en su financiamiento. La autoridad que el proyecto de ley concede es provisional y sería usada sólo si una escasez de préstamos disponibles para estudiantes llegara a ser aparente.
El asegurar la estabilidad de préstamos estudiantiles es esencial para mantener abiertas las oportunidades educacionales para todos los estadounidenses. Apenas el año pasado, los préstamos federales ofrecieron más de 60 mil millones de dólares en ayuda a estudiantes estadounidenses. Este dinero ayudó a pagar la matrícula… los libros de texto… y la vida llena de oportunidades que acompaña el ser acreedor a un título universitario. Los miembros del Congreso ahora tienen la oportunidad de conservar esta oportunidad… y deben tomarla.
Insto al Congreso que me haga llegar lo más pronto posible la “Ley para Asegurar el Acceso Continuo a Préstamos Estudiantiles”. Una demora de apenas una o dos semanas podría imposibilitar que esta legislación ayude a los estudiantes que van al colegio este otoño. Trabajando juntos para mejorar y sancionar esta legislación sin demora, podemos asegurar que la educación superior se mantenga al alcance de todos que la hayan merecido. Y podemos asegurar que el próximo otoño, los estudiantes universitarios de Estados Unidos puedan dedicar más tiempo a pensar en sus libros de texto que en sus billeteras.
Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.