Discurso: 26 de enero de 2008

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días.
El lunes por la noche hablaré al pueblo estadounidense sobre el estado de nuestra unión. Informaré que en los últimos siete años hemos logrado gran progreso en lo que se refiere a temas importantes en casa y en el extranjero. También informaré que tenemos por delante asuntos inconclusos – y que debemos trabajar juntos para resolverlos.
En mi discurso, presentaré una amplia gama de temas que el Congreso deberá enfocar en el año venidero. Dos de estos temas requieren atención inmediata.
Primero está la economía. Yo sé que muchos de ustedes están preocupados por el riesgo de una baja en la economía debido a la inestabilidad de los mercados de la vivienda y financiero. Ustedes deben saber que mientras el crecimiento económico ha sido más lento en los últimos meses, las bases para el crecimiento a largo plazo permanecen sólidas. Y yo considero que con acción rápida podemos darle a nuestra economía el impulso que necesita para seguir creciendo y creando nuevos empleos para nuestros ciudadanos.
El jueves, mi Administración llegó a un acuerdo bipartito con Nancy Pelosi, Presidenta de la Cámara de Representantes y John Boenher, Líder Minoritario sobre un paquete de crecimiento económico. Este paquete dará alivio tributario directo a estadounidenses muy trabajadores. También incluirá incentivos para negocios – incluyendo pequeños negocios – para que realicen nuevas inversiones este año. Les pido a la Cámara de Representantes y al Senado que aprueben este paquete lo más pronto posible. Y aunque comprendo el deseo de añadir disposiciones de la izquierda como de la derecha, sería un error socavar este importante acuerdo bipartito. Trabajando juntos podemos darle a nuestra economía un estímulo donde más lo necesitamos.
El otro tema urgente ante el Congreso tiene que ver con la seguridad nacional. El Congreso necesita proporcionarles a nuestros profesionales de inteligencia las herramientas y la flexibilidad que necesitan para proteger a Estados Unidos contra ataque. En Agosto, el Congreso aprobó un proyecto de ley que fortaleció nuestra capacidad de monitorear las comunicaciones de terroristas. El problema es que el Congreso fijó el 1° de Febrero como fecha de vencimiento de esta ley. Este día es el próximo viernes. Si la ley caduca será más difícil determinar lo que nuestros enemigos están haciendo para infiltrar a nuestro país… más difícil para nosotros descubrir complots terroristas… y más difícil evitar ataques contra el pueblo estadounidense.
El Congreso actualmente está considerando un proyecto de ley bipartito que permitirá a nuestros profesionales mantener el flujo vital de inteligencia sobre amenazas terroristas. Protegería las libertades de los estadounidenses – mientras nos aseguramos de no extender esas mismas protecciones a terroristas en el extranjero. Ofrecería protección contra responsabilidad legal a compañías que actualmente enfrentan demandas jurídicas por miles de millones de dólares porque se considera que ayudaron en los esfuerzos por defender a nuestra Nación a raíz de los ataques del Nueve-Once. Le pido al Congreso que apruebe esta legislación sin demora. Necesitamos saber quienes son nuestros enemigos y lo que estén planeando. Y no podemos darnos el lujo de esperar hasta después de un ataque para tener la información.
Cuando me presente ante el Congreso el lunes, hablaré más sobre cómo podemos mantener nuestra economía fuerte y nuestro pueblo a salvo. Confío que podemos trabajar juntos para cumplir con nuestras responsabilidades en estas áreas – y dejarles a nuestros hijos un Estados Unidos más fuerte y más próspero.
Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.