Discurso: 26 de mayo de 2007

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días. Este fin de semana del Día de Conmemoración de los Caídos, los estadounidenses honramos aquellos que dieron sus vidas en el servicio de nuestra Nación. Al rendir tributo a los valientes hombres y mujeres que murieron por nuestra libertad, también honramos aquellos que hoy en día están defendiendo nuestras libertades en todas partes del mundo.

El miércoles estuve con algunos de los valientes hombres y mujeres jóvenes quienes pronto tomarán su lugar en defensa de nuestra Nación - la clase que se graduó de la Academia de Guardacostas de Estados Unidos. Desde su fundación los Guardacostas han patrullado y protegido las costas de Estados Unidos. Y en estos tiempos de guerra, los Guardacostas han asumido nuevas responsabilidades para defender a nuestro país contra la infiltración terrorista y ayudar a detener nuevos ataques. Me sent orgulloso de estar junto a los miembros de la Clase del 2007 y agradecerles por su valiente decisión de llevar el uniforme.

Los hombres y mujeres de los Guardacostas están luchando al lado de soldados, marineros, aviadores e Infantes de Marina quienes también se alistaron como voluntarios para proteger a Estados Unidos. Vivimos con libertad ya que patriotas tales como estos están dispuestos a servir - y muchos han dado la vida en defensa de nuestra Nación. El lunes colocar una corona en el Cementerio Nacional de Arlington para honrar a aquellos que hicieron el sacrificio máximo por la causa de su país.

Uno de aquellos que dio su vida fue el Sargento David Christoff, Jr., de Rossford, Ohio. El día después de los ataques del 11 de septiembre, David entró a una oficina de reclutamiento para convertirse en Infante de Marina. Cuando le preguntaron porqué había tomado la decisión de servir, David dijo: "No quiero que mi hermano y mi hermana vivan con miedo". David eventualmente fue destacado a Irak, donde luchó calle a calle en la batalla de Fallujah y mereció la condecoración "Corazón Púrpura" por las heridas que recibió en acción.

Estando de vacaciones en casa, David supo que su compañía salía para combate en Afganistán. Pero él sabía que quedaba un trabajo por terminar en Irak. Por lo tanto pidió ser reasignado a una unidad con destino a Irak - y en mayo pasado murió en la provincia de Anbar donde los Infantes de Marina están librando la lucha contra al Qaeda. Cuando su familia recibió sus pertenencias, su madre y su padre ambos encontraron una carta de David.

Les pedía que rezaran por sus compañeros Infantes de Marina y por todos que aún están sirviendo en el extranjero.

En el Día de Conmemoración de los Caídos nuestra Nación honra el último pedido del Sargento Christoff. Rezamos por nuestros hombres y mujeres que sirven en situaciones peligrosas. Rezamos por que regresen a salvo. Y rezamos por sus familias y seres queridos - que también sirven a nuestro país con su apoyo y sacrificio.

En el Día de Conmemoración de los Caídos, nos dedicamos una vez más a la causa de la libertad. En Irak y Afganistán, millones han mostrado su deseo de ser libres. Nosotros estamos resueltos a ayudarlos a obtener su libertad. Nuestras tropas los están ayudando a crear democracias que respeten los derechos de sus pueblos, mantengan el imperio de la ley y luchen contra extremistas junto a Estados Unidos en la guerra contra el terror. Con el valor y la resolución de nuestros hombres y mujeres en uniforme, yo confío que lograremos el éxito - y dejaremos un mundo más seguro y más pacífico para nuestros hijos y nuestros nietos.

En el Día de Conmemoración de los Caídos, también rendimos tributo a estadounidenses de todas las generaciones que dieron sus vidas por nuestra libertad. Desde Valley Forge hasta Vietnam, desde Kuwait a Kandahar, desde Berlin a Bagdad, hombres y mujeres valientes han entregado sus propios futuros a fin de que otros pudieran tener un futuro de libertad. Gracias a su sacrificio, millones aquí y en todo el mundo disfrutan de las bendiciones de la libertad - y dondequiera que descansen estos patriotas, les ofrecemos el respeto y la gratitud de nuestra Nación.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.