Discurso: 27 de mayo de 2006

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


EL PRESIDENTE: Buenos Días. Este fin de semana del día de Conmemoración a los Caídos, los estadounidenses rinden homenaje a aquellos que dieron sus vidas sirviendo a nuestra nación. Estados Unidos es libre porque generaciones de jóvenes estadounidenses han estado dispuestas a sacrificar en defensa del país que aman, para que sus conciudadanos puedan vivir en libertad.

Este fin de semana estoy visitando algunos de los hombres y mujeres valientes que pronto tomarán su lugar en defensa de nuestra libertad - la clase de graduados del año 2006 de West Point. Esta fue la primera clase que llegó a West Point después de los ataques del 11 de septiembre, 2001. Cada uno de ellos vino a West Point en tiempo de guerra, sabiendo todos los riesgos y los peligros que conlleva el portar el uniforme de nuestra Nación. Y la realidad de esa guerra los ha envuelto desde sus primeros momentos en la Academia. Desde que llegaron, en treinta y cuatro ocasiones han observado un momento de silencio para honrar a un antiguo cadete caído en la guerra contra el terror.

Uno de esos ex - cadetes fue el Primer Teniente Rob Seidel, un graduado de la clase del 2004 de West Point quien dio su vida en Irak a principios de este mes. Rob creció en Maryland y de niño él y su familia visitaban frecuentemente el campo de batalla de la Guerra Civil en Gettysburg - y desde sus primeros días soñaba con servir en el Ejército de Estados Unidos. Fue destacado a Irak con la división 10 de Montaña y fue muerto por una bomba en Bagdad. Su padre dice lo siguiente de Rob: "Amaba a su familia, y creía en Dios, y amaba a su país... y estuvo dispuesto a pagar el máximo sacrificio en nombre de su país."

Vivimos en libertad debido a jóvenes estadounidenses como el Teniente Rob Seidel. Y en días recientes en Irak, hemos visto lo que hicieron posible sus sacrificios. Hace una semana, el nuevo Primero Ministro de Irak anunció la formación de un gobierno nacional de unidad. El Primer Ministro Británico Tony Blair visitó Bagdad hace poco y se reunió con el Primer Ministro Maliki y los nuevos líderes de Irak, y esta semana vino a Estados Unidos para darme sus impresiones. El Primer Ministro Blair me contó que los nuevos lídres de Irak están decididos a liberar a su país del terrorismo... a unir a los iraquíes como un solo pueblo... y a traer la paz y la prosperidad a todos sus ciudadanos.

La formación de un nuevo gobierno democrático en Irak marca una victoria para la causa de la libertad en el Medio Oriente. Es una victoria para los millones de iraquíes que desafiaron a los terroristas y depositaron sus votos en tres elecciones el año pasado. Es una victoria para las Fuerzas de Seguridad iraquíes que lucharon y sangraron para este momento - y ahora tienen una democracia digna de su sacrificio. Y es una victoria para las fuerzas estadounidenses, británicas y otras fuerzas de coalición que derrumbaron a un dictador asesino que amenazaba al mundo. Debido a su valentía y sacrificios, Irak tiene un gobierno libre que será un aliado fuerte y capaz en la guerra global contra el terror.

El nuevo gobierno de Irak también es una derrota para los terroristas que lucharon contra la llegada de un Irak libre y democrático con toda la fuerza odiosa que tenían a su alcance. Ahora ha llegado un día que ellos temían. Los terroristas podrán matar a los inocentes, pero no pueden detener el avance de la libertad. Podemos esperar que los terroristas seguirán bombardeando y matando - pero algo fundamental ha cambiado. Los terroristas ahora están luchando contra un gobierno libre y constitucional.

Están en guerra contra el pueblo de Irak. El pueblo iraquí y sus nuevos líderes están decididos a derrotar a este enemigo - así como lo está los Estados Unidos de América.

Este fin de semana del Día de Conmemoración a los Caídos, recordamos al Primer Teniente Seidel y a los valientes estadounidenses de cada generación que dieron sus vidas por la libertad... liberaron a los oprimidos... y dejaron al mundo un lugar más seguro y mejor. Y la mejor manera de honrar a los héroes caídos de Estados Unidos es continuando con su lucha... defendiendo nuestra libertad... y completando la misión por la cual dieron sus vidas.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.