Discurso: 28 de junio de 2003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Esta semana el Congreso de los Estados Unidos aprobó legislación histórica para fortalecer y modernizar a Medicare. Bajo los proyectos de ley de la Cámara de Representantes y del Senado, por primera vez en los treinta y ocho años de Medicare, las personas mayores en Estados Unidos recibirían cobertura para medicinas recetadas.

Estamos actuando puesto que Medicare no se ha mantenido a la par con los avances de la medicina moderna. El programa fue diseñado en los años 1960, época en la cual el permanecer en el hospital era común mientras que las terapias con medicinas eran más bien poco frecuentes. Hoy en día, las medicinas y otros tratamientos pueden reducir el tiempo de estancia en el hospital, al mismo tiempo que mejoran dramáticamente la calidad de la atención. Ya que Medicare no cubre el costo de estas medicinas, muchas personas mayores tienen que pagar por las recetas de su propio bolsillo - lo cual frecuentemente los obliga a tomar la difícil decisión de decidir pagar por las medicinas o hacer frente a otros gastos.

En Enero sometí al Congreso mi plan para la reforma de Medicare que insistía en dar a las personas mayores acceso a la cobertura de medicinas recetadas, y al mismo tiempo ofrecer más opciones bajo Medicare. El punto central de este enfoque es el de la opción: las personas mayores deben poder escoger planes de atención de salud que sean adecuados a sus necesidades. Cuando los planes de atención de salud compitan para ganarlos como clientes, las personas mayores tendrán opciones mejores y más económicas para su cobertura de salud. Los miembros del Congreso y otros empleados federales ya tienen la posibilidad de escoger entre planes de salud. Si el poder escoger es bueno para los legisladores, entonces es bueno para las personas mayores de Estados Unidos.

Me agrada ver que el Congreso ha aceptado el principio de la opción para personas mayores. Bajo las disposiciones de los proyectos de ley tanto de la Cámara de Representantes como del Senado, las personas mayores que deseen permanecer dentro del sistema actual de Medicare tendrán esa opción, además de un nuevo beneficio para medicinas recetadas. Las personas mayores que deseen beneficios adicionales, tales como cobertura para cuidado preventivo y un límite sobre los gastos que tengan que pagar de su propio bolsillo, también tendrán esa opción. Las personas mayores que prefieran los planes de atención administrados a costo económico podrán inscribirse en tales planes. Y las personas mayores de bajos ingresos recibirán ayuda extra, de modo que todas las personas mayores tendrán la posibilidad de escoger una opción Medicare que incluya beneficios para medicinas recetadas.

Mi plan para reformar Medicare también incluía una ayuda inmediata para las personas mayores a través de una tarjeta de descuento para medicinas recetadas, y me complace que los proyectos de ley de la Cámara y del Senado ofrecerían una tarjeta de descuento para personas mayores. La tarjeta ayudaría a las personas mayores al reducir el costo de sus medicinas recetadas a principios del año próximo, y continuaría hasta que el nuevo programa de medicinas recetadas bajo Medicare entre plenamente en vigor en el 2006.

Ahora el Congreso debe aprobar un proyecto de ley final que haga funcionar mejor al sistema Medicare para las personas mayores de Estados Unidos. Este es un tema de importancia vital para las personas mayores en todo nuestro país. Han esperado años para una sistema moderno de Medicare, y es hora de que ya no esperen más.

A principios de este mes en Chicago, conocí a Gene Preston y su esposa Dorothy. Ellos gastan como 300 dólares al mes en medicinas recetadas y no tienen cobertura para medicinas recetadas. Gene dice: "Todo está subiendo de precio. Antes podíamos ahorrar unos cuantos dólares al fin de mes. Pero ahora, tenemos lo justo, y a veces hasta nos falta". Cuando el Congreso termine su trabajo, las personas mayores como Gene y Dorothy Preston podrán disponer de mejor cobertura de atención de salud, así como de alivio contra el costo creciente de las medicinas recetadas.

Agradezco la ardua labor de los Miembros del Congreso quienes han dejado a un lado diferencias partidistas para llevar a cabo lo mejor para el pueblo de Estados Unidos. Pido a los Miembros que aprovechen esta oportunidad para lograr una gran y compasiva meta. Les pido que terminen la tarea de fortalecer y modernizar a Medicare, a fin de que yo pueda firmar como ley a esta reforma tan crucial.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.