Discurso: 29 de mayo de 2004

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

El lunes es el Día de Conmemoración a los Caídos - Memorial Day - y en todo Estados Unidos este fin de semana, la gente recuerda a aquellos que lucharon por la libertad y que dieron sus vidas al servicio de su país. Aquí en la capital de la Nación, el sábado tiene un significado especial, ya que estaremos dedicando el Monumento a la Segunda Guerra Mundial con la presencia de miles de veteranos de aquel conflicto. Cuando importó más, una generación entera de estadounidenses se ofreció para luchar contra el mal, y mostrar las mejores calidades de nuestra Nación y de la humanidad. El Monumento a la Segunda Guerra Mundial será para siempre un tributo a la generación que luchó esa guerra - y a los más de 400,000 estadounidenses que dieron sus vidas. Gracias a su sacrificio, cayeron tiranos. el fascismo y el nazismo fueron derrotados. y la libertad prevaleció.

Hoy en día, la libertad se enfrenta a nuevos enemigos - y una nueva generación de estadounidenses se ha ofrecido para derrotarlos. Desde la hora en que esta Nación fue atacada el 11 de septiembre, 2001, hemos visto el carácter de los hombres y mujeres que portan el uniforme de nuestro país. En lugares como Kabul y Kandahar, Mosul y Bagdad, hemos visto su decencia y su espíritu valiente. Gracias a su feroz coraje, Estados Unidos es más seguro. y dos régimenes de terror han desaparecido para siempre. y más de 50 millones de almas ahora viven libres.

Nuestra misión continúa y la llevaremos adelante hasta que logremos victoria. Tenemos una estrategia para derrotar a nuestro enemigo terrorista. y un plan para ayudar a establecer una libertad duradera en Irak. Lo que está en juego es muy importante - y muy claro. El enemigo busca establecer un nuevo refugio para el terror y la violencia en el corazón del Medio Oriente. Busca obligar a países libres a retroceder hacia el aislamiento y el temor. Sin embargo, vamos a perseverar, y vamos a derrotar a este enemigo, y mantener para el mundo de la libertad este terreno ganado con tanta dificultad.

Aquellos que han luchado las batallas de la guerra contra el terror, y que han servido la causa de la libertad pueden estar orgullosos de todo lo que han logrado. Y estos veteranos de batalla llevarán con ellos, por el resto de sus días, el recuerdo de los que no sobrevivieron para ser llamados veteranos. Cada hombre y mujer que hemos enterrado tenía ambiciones para el futuro, y ha dejado un lugar que nunca podrá ser llenado. Cada uno era la persona más importante en la vida de alguien. Para sus familias, hay inmenso dolor, y rezamos para que encuentren consuelo. Para la Nación, hay un sentido de pérdida, y recordamos cada nombre.

A través de nuestra historia, Estados Unidos ha ido a la guerra con renuencia, puesto que hemos conocido los costos de la guerra. Y en cada generación, son los mejores entre nosotros que son llamados a pagar ese precio. Los que han pagado esos costos nos han dado cada momento que vivimos en libertad. Y cada estadounidense que vive tiene una deuda con ellos. Nunca podremos pagar lo que ellos dieron por este país, pero en este día feriado reconocemos la deuda mostrando nuestro respeto y nuestra gratitud.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.