Discurso: 29 de septiembre de 2007

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días.

Hoy estoy firmando legislación de emergencia para financiar al gobierno federal durante las próximas siete semanas. Esta legislación se hizo necesaria ya que el Congreso falló en su responsabilidad más básica – la de aprobar los proyectos de ley para financiar las operaciones cotidianas del gobierno. Hay 12 de estos proyectos de ley este año – y el Congreso no completó uno solo de ellos. Por lo tanto el Congreso tuvo que enviarme una medida de recurso provisional antes de que terminara el año fiscal este domingo a la medianoche.

La falta del Congreso de aprobar sus 12 proyectos de ley para gastos es decepcionante. Pero sí agradezco al Congreso por aprobar esta medida temporal – y por aprobarla sin nuevos gastos, nuevas políticas o nuevos proyectos. Hubiera sido injusto negarle servicios gubernamentales esenciales al pueblo estadounidense mientras el Congreso se ocupa de sus proyectos de ley para gastos anuales.

También aprecio la forma en que este proyecto de ley trata con nuestros desacuerdos sobre el Programa Estatal de Seguro de Salud para Niños. Los líderes del Congreso han presentado un plan irresponsable que ampliaría de forma dramática a este programa más allá de su propósito original – y ellos saben que yo lo vetaré. Pero es bueno que hayan mantenido funcionando al programa mientras tratan de elaborar un enfoque más responsable.

El Congreso ahora tiene más tiempo para completar su trabajo sobre sus proyectos de ley para gastos anuales. Anteriormente este año, los líderes del Congreso prometieron mostrar que podían ser responsables con el dinero de la gente. Desafortunadamente, parecen haber tomado el camino de gastar más. Han propuesto aumentos en los gastos que agregarían unos 205 mil millones de dólares adicionales encima del presupuesto solicitado por mi Administración durante los próximos cinco años.

Hay solo una manera de pagar por un aumento tan grande en los gastos: y es aumentando los impuestos que pagan los estadounidenses. Por lo tanto no es de sorprender que los mismos miembros del Congreso que están planeando este gran aumento en gastos federales también estén planeando el mayor aumento en impuestos en la historia de los Estados Unidos.

Si estos miembros obtienen lo que quieren, a ustedes se les podría quitar el alivio tributario que mi administración les ha proporcionado. Permítanme explicar lo que esto significaría para un contribuyente promedio. Si usted tiene hijos menores, sus impuestos subirían en 500 dólares por cada hijo menor. Si usted es una familia de cuatro personas ganando 60,000 dólares al año, sus impuestos serían 1,800 dólares más altos. Si usted es una madre soltera con dos hijos trabajando para ganar lo suficiente para vivir, sus impuestos subirían en más de 1,000 dólares. Si usted es dueño de una pequeña empresa luchando por cumplir con su nómina, sus impuestos subirían en casi 4,000 dólares. Y si el Congreso deja caducar nuestro alivio tributario, más de cinco millones de estadounidenses de bajos ingresos una vez más tendrían que pagar impuestos.

Estos no son los únicos impuestos que el Congreso quiere aumentar. Están proponiendo impuestos más altos sobre dividendos y ganancias de capital. Están proponiendo impuestos más altos en cigarros y cigarrillos. Están proponiendo aumentar los impuestos sobre la producción doméstica de petróleo y gas natural. Están proponiendo nuevos impuestos sobre transacciones de valores y bonos. Y se han negado a hacer permanente la moratoria del impuesto sobre Internet. Si esta suspensión del impuesto se vence, abriría las puertas para que oficiales estatales y locales impongan nuevos impuestos sobre su acceso al Internet.

En un momento en que muchas familias estadounidenses están lidiando con aumentos en tasas hipotecarias, costos universitarios, y gastos por atención médica, es injusto tomar aún más dinero de sus sueldos. Los líderes electos en Washington pueden obrar mejor. Trabajando juntos, podemos mantener impuestos bajos… ayudar a que la economía siga creciendo… equilibrar el presupuesto federal… y construir sobre la base de nuestro récord de disciplina fiscal y mayor oportunidad económica para todos los estadounidenses.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.