Discurso: 2 de julio de 2005

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días. Laura y yo les deseamos a todos los estadounidenses un feliz fin de semana del Cuatro de Julio. Espero ansiosamente celebrar el Día de la Independencia con la gente de Morgantown, West Virginia.

En el Cuatro de Julio, recordamos la visión y convicción de los fundadores de los Estados Unidos. Recordamos los ideales de libertad que llevaron a hombres de 13 colonias a congregarse en Filadelfia y redactar una Declaración con verdades evidentes. Y recordamos la extraordinaria valentía personal que hizo de sus esfuerzos un éxito. El Doctor Benjamin Rush dijo que firmar la Declaración de la Independencia fue "como firmar su propia sentencia de muerte". La firmó de todos modos, justo arriba de la firma de otro delegado de Pensilvania, Benjamin Franklin.

En el Día de la Independencia también tenemos en cuenta que las promesas de la Declaración han sido protegidas por el servicio y los sacrificios de todas las generaciones. Los primeros defensores de los Estados Unidos fueron mayormente agricultores, artesanos y comerciantes que lucharon por todos los medios por la independencia. Nuestra Unión fue preservada por medio de batallas con muchas bajas en la Guerra Civil, entre ellas una en Vicksburg que terminó el Día de la Independencia de 1863. Y vivimos en libertad porque los estadounidenses prevalecieron en las pugnas reñidas del siglo XX, de Marne y Normandía a Iwo Jima y la bahía de Inchon. Estados Unidos es la patria de 25 millones de veteranos militares, y siempre les estaremos agradecidos por su valentía desinteresada.

Hoy, una nueva generación de estadounidenses defiende nuestra libertad contra enemigos decididos. En destacamentos en Afganistán, Irak y en todo el mundo, nuestros hombres y mujeres en uniforme llevan la lucha contra los terroristas al extranjero, para que no tengamos que enfrentar a los terroristas aquí dentro del país. Y al liberar a millones de la opresión, nuestras Fuerzas Armadas rescatan un principio universal de la Declaración: que todos los seres humanos son creados iguales y que todos deben ser libres. Aquéllos que ahora están al servicio de la patria ocupan el lugar que se merecen entre las mejores generaciones que han llevado el uniforme de nuestra nación.

La carga de la guerra recae en particular en las familias militares, y les agradezco por el apoyo que les brindan a nuestros soldados en su labor vital. Algunos de los mejores hombres y mujeres de los Estados Unidos han sacrificado la vida en la guerra contra el terrorismo, y los recordamos el Día de la Independencia. Oramos por las familias que han perdido a un ser querido por la causa de la libertad. Y sabemos que la mejor manera de honrar las vidas que se han perdido en esta lucha es concluir la misión, por lo que permaneceremos en la lucha hasta la victoria.

En estos momentos de prueba, todos nuestros soldados y sus familias deben saber que el pueblo de los Estados Unidos los apoya. Este fin de semana del Cuatro de Julio, le pido a cada estadounidense que encuentre la manera de agradecerles a los hombres y mujeres que defienden nuestra libertad, al izar una bandera. enviar cartas a nuestros soldados en el terreno. o ayudar a una familia militar vecina. El Departamento de Defensa ha creado un sitio Internet, AmericaSupportsYou.mil. Pueden entrar a él para averiguar sobre esfuerzos privados en su propia comunidad. En estos momentos de celebración de nuestra libertad, estaremos de lado de los hombres y mujeres que nos defienden a todos.

El verano de 1776, John Adams describió la Revolución de los Estados Unidos como "más completa, inesperada y asombrosa que cualquier otra en la historia de las naciones". Y 229 años más tarde, la historia ha probado que Adams estaba en lo correcto. El Cuatro de Julio es un día para enorgullecerse de nuestro patrimonio como la cuna y el defensor de la libertad. Es un día para tener confianza en el futuro, porque el espíritu de nuestros fundadores aún perfila la conciencia de nuestro país. Por encima de todo, es un día para darle gracias a Dios por sus muchas bendiciones para los Estados Unidos y por el privilegio de poder llamarnos ciudadanos de este país tan especial.

Espero que todos los estadounidenses disfruten una celebración memorable y segura del Día de la Independencia.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.