Discurso: 2 de octubre de 2004

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

<<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días.

La próxima semana en Iowa, con mucho orgullo firmaré la Ley de Alivio Tributario para Familias Trabajadoras. Esta ley bipartita trae buenas noticias a las familias estadounidenses. Conserva grandes porciones del alivio tributario que hemos aprobado durante los últimos tres años. Mantiene el alivio en la sanción por matrimonio. el crédito tributario de mil dólares por hijo menor. y la categoría tributaria expandida del diez por ciento.

La ley también aumenta el límite sobre reembolsos del crédito tributario por hijo menor, lo cual significa que unas siete millones de familias de bajos ingresos recibirán cheques de reembolso más elevados el próximo año. Debido a que tomamos acción, 94 millones de estadounidenses otra vez pagarán menos impuestos el próximo año, entre ellos 70 millones de mujeres y 38 millones de familias con hijos.

He conocido a muchas familias que se están beneficiando del alivio tributario, incluyendo a Gary y Angela Brown de Springfield, Missouri. Gary trabaja en una compañía de manufactura y Angela se queda en casa con sus cuatro hijos. El año pasado los Brown ahorraron unos 3,000 dólares en sus impuestos. Usaron parte de ese dinero como cuota inicial para pagar frenillos dentales para su hija. Si el Congreso no hubiera extendido el alivio tributario, la obligación de impuestos de los Brown hubiera aumentado en 1,500 dólares el próximo año. Ahora, debido a nuestra acción, los Brown podrán guardar y usar ese dinero.

El alivio tributario ha ayudado a millones de familias como los Brown a gastar, ahorrar e invertir para el futuro. Gracias a su trabajo duro, la economía de Estados Unidos está fuerte y haciéndose cada vez más fuerte.

Esta semana trajo mayor evidencia de que el alivio tributario está ayudando a toda nuestra economía a seguir adelante. La economía creció a una tasa anual del 3.3 por ciento en el segundo trimestre. La economía estadounidense ha estado creciendo a tasas tan rápidas como las de cualquier otra economía en casi 20 años. Y por 12 meses consecutivos, nuestra economía ha estado creando empleos. Hemos añadido 1.7 millones de empleos desde agosto del 2003, incluyendo a 107,000 empleos en manufactura desde enero. La tasa de desempleo se encuentra en 5.4 por ciento - una disminución de casi un punto entero desde junio del 2003, y por debajo del promedio de los años 1970, 1980 y 1990. El número de dueños de casa está a su nivel más alto en la historia, y las ventas de casas nuevas siguen creciendo. Los ingresos después de impuestos están aumentando, lo cual significa que los trabajadores se están quedando con una mayor parte de sus cheques de pago. El alivio tributario que aprobamos está funcionando.

Habiendo extendido el alivio tributario, debemos tomar medidas adicionales para fortalecer nuestra economía, a fin de que todo estadounidense que quiera trabajar pueda encontrar un empleo. Para crear más empleos, necesitamos reducir la carga que los reglamentos imponen a las pequeñas empresas. Necesitamos poner fin a las demandas frívolas que no permiten que los empresarios creen nuevos empleos. El Congreso necesita aprobar mi plan energético para que Estados Unidos sea menos dependiente en fuentes extranjeras de petróleo. Necesitamos abrir más mercados extranjeros a los productos estadounidenses y asegurarnos que otros países jueguen de acuerdo con las reglas. En Washington, DC debemos seguir gastando los dólares de los contribuyentes de forma sabia. Y para ayudar a las familias y a las pequeñas empresas a planificar con confianza, debemos hacer que todo el alivio tributario sea permanente.

Algunos políticos en Washington tienen una visión distinta del alivio tributario. Cuando yo propuse el alivio tributario para familias trabajadoras en 2001 y 2003, el Senador Kerry y otros líderes demócratas votaron en su contra. De hecho, el Senador Kerry ha votado consistentemente en contra del alivio de la sanción por matrimonio, contra el aumento del crédito tributario por hijo menor, y contra la expansión de la categoría del 10 por ciento. Ahora el Senador Kerry y los líderes demócratas están proponiendo una serie de nuevos gastos federales. Y la única forma de pagar por todas sus promesas es aumentando los impuestos de las familias trabajadoras.

Ustedes conocen mi posición. Los impuestos más elevados son una política equivocada para esta economía creciente. Nuestras familias y nuestro país serán mejor servidos cuando el gobierno le permita a la gente quedarse con más de lo que ganan. Es por eso que yo trabajaré con el Congreso para mantener bajos a los impuestos. Y es por eso que con mucho orgullo firmaré la Ley de Alivio Tributario para Familias Trabajadoras del 2004.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.