Discurso: 30 de agosto de 2003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días

En este fin de semana del Día del Trabajo, los estadounidenses rinden homenaje al espíritu de trabajo duro y empresa que siempre ha hecho fuerte a esta nación. Cada día, nuestros trabajadores se trasladan a fábricas, oficinas y campos agrícolas para producir los mejores bienes y servicios del mundo. Su creatividad y energía son las mayores ventajas de la economía estadounidense.

La productividad de los trabajadores se aceleró el año pasado a la mayor tasa en más de medio siglo. Esta productividad más elevada significa que nuestros trabajadores reciben sueldos más altos, que las exportaciones de nuestro país reciben un estímulo competitivo en los mercados mundiales, y que nuestra recuperación económica cobra un mayor ritmo en un momento crítico.

La Ley de Empleo y Crecimiento que firmé en Mayo asegura que los trabajadores disfrutan más de los beneficios de su trabajo a través de un sueldo neto más elevado. El alivio tributario se basó en la convicción de que los trabajadores tienen derecho a quedarse con una mayor parte de sus sueldos que ganan con grandes esfuerzos. Esa creencia, después de todo, es la razón por la cual Estados Unidos celebra el Día del Trabajo, y no el día del impuesto.

Para las familias estadounidenses, el alivio tributario ha llegado justo en el momento apropiado. Para una familia de cuatro con un ingreso en el hogar de 40,000 dólares, el alivio tributario que se aprobó en los últimos dos años y medio significa que puede quedarse con cerca de 2,000 dólares más de su dinero.

Millones de familias recibieron cheques este mes de hasta 400 dólares por hijo en vista de que aumentamos el crédito tributario por hijo. Este alivio tributario - por valor de más de 13 mil millones de dólares - significa que los trabajadores estadounidenses pueden ahorrar, invertir y hacer compras que habían estado postergando. Muchos padres y madres están usando su ingreso extra para enfrentar gastos relacionados con el inicio de las escuelas.

A medida que los consumidores gastan más, los fabricantes reciben más pedidos para sus productos. Las bajas tasas de interés significan que los negocios tienen mejores resultados financieros, y las familias han ahorrado miles de millones de dólares refinanciando sus casas. Estas son señales de una economía renaciente.

Ahora debemos construir sobre la base de este progreso, y asegurarnos que la economía crea suficientes nuevos empleos para los trabajadores estadounidenses. La semana entrante viajaré a los estados de Ohio, Missouri e Indiana para hablar sobre mi programa para crear empleos en todo el país.

Como parte de mi agenda, nuestra Nación necesita un plan energético integral, para que nuestros negocios y hogares puedan contar con una fuente de energía estable y económica. El reciente apagón en el Noreste del país muestra la importancia de la energía confiable para la economía estadounidense, y demuestra la necesidad de tomar acción para lograr una buena política energética. De modo que cuando los miembros del Congreso vuelvan de su receso de verano, les volveré a pedir que aprueben un sólido proyecto de ley energética lo más pronto posible.

Estados Unidos necesita una reforma legal, ya que juicios frívolos pueden destruir un negocio, y están haciendo que la cobertura médica sea cada vez más cara para empleadores y trabajadores. Y el Congreso necesita frenar los gastos del gobierno para que podamos reducir el déficit en la mitad dentro de los próximos cinco años.

Debemos negociar acuerdos comerciales con otras naciones. Mi administración estará alerta para asegurar que nuestros acuerdos sean cumplidos por todos nuestros socios comerciales. Con el libre comercio y con igualdad de condiciones, los trabajadores estadounidenses pueden competir exitosamente con cualquier grupo de trabajadores en el mundo.

Este fin de semana largo es una recompensa bien merecida para los millones de hombres y mujeres que hacen funcionar esta economía. Yo les deseo a todos nuestros ciudadanos un Día del Trabajo feliz y de descanso.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.