Discurso: 3 de diciembre de 2005

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días. A principios de esta semana visité a Arizona y Tejas para observar de primera mano nuestros esfuerzos para proteger nuestra frontera sudoeste - y me reuní con los agentes de la Aduana y Protección Fronteriza que están trabajando sin cesar para hacer cumplir nuestras leyes y mantener segura a nuestra frontera.

La inmigración ilegal y la seguridad fronteriza son temas que preocupan a los estadounidenses. Somos una nación construida sobre el imperio de la ley, y aquellos que entran al país ilegalmente violan la ley.

En comunidades cerca de nuestra frontera, la inmigración ilegal ejerce presión sobre los recursos de las escuelas, los hospitales y las autoridades judiciales y policiales - e involucra a contrabandistas y a pandillas que traen el crimen a las vecindades. Ante este desafío tan serio, la responsabilidad de nuestro gobierno está clara: Vamos a proteger a nuestra frontera.

Desde que asumí la presidencia, hemos aumentado el financiamiento para la seguridad fronteriza en un 60 por ciento, y nuestros agentes en la frontera han capturado y regresado a sus casas a más de cuatro millones y medio de inmigrantes ilegales - incluyendo a más de 350,000 con antecedentes penales. Sin embargo, debemos hacer más para construir sobre este progreso.

Esta semana expliqué mi estrategia integral para reformar nuestro sistema de inmigración. La estrategia comienza con un plan de tres partes para proteger nuestras fronteras. Primero, regresaremos sin demora a cada inmigrante ilegal que capturemos en nuestra frontera - sin excepciones. Para los inmigrantes ilegales de México, nos estamos esforzando para ampliar un programa innovador llamado "repatriación al interior" en el cual los que son capturados en la frontera son devueltos a sus ciudades de origen lejos de la frontera - haciendo más difícil el que intenten cruzar otra vez.

Para inmigrantes ilegales no-Méxicanos, estamos cambiando la política poco sensata de "capturar y liberar" a una política de "capturar y devolver", y estamos acelerando el proceso de extracción. Segundo, debemos enmendar disposiciones débiles e innecesarias en nuestras leyes de inmigración - incluyendo reglas insensatas que nos exigen liberar a inmigrantes ilegales si sus países de origen no los aceptan de vuelta en un período de tiempo determinado. Tercero, debemos evitar en primer lugar que las personas crucen la frontera ilegalmente. Por lo tanto, estamos contratando a miles de agentes adicionales para la Patrulla Fronteriza. estamos empleando nueva tecnología para ampliar su alcance y su efectividad. y estamos construyendo barreras físicas a la entrada.

Una reforma integral de la inmigración también nos exige mejorar el cumplimiento de nuestras leyes en el interior de nuestro país, ya que la seguridad fronteriza y el cumplimiento en el interior del país van de la mano. En Octubre, sancioné legislación que aumentaron en más del doble los recursos asignados al cumplimiento en el interior. Por lo tanto aumentaremos el número de agentes de cumplimiento para la inmigración as como de investigadores criminales. mejoraremos el cumplimiento en los sitios de trabajo. y continuaremos persiguiendo a los contrabandistas, miembros de pandillas, y traficantes en personas. Nuestras leyes de inmigración se aplican a lo largo de Estados Unidos, y haremos cumplir esas leyes en todo nuestro país.

Por último, la reforma integral de inmigración requiere que creemos un nuevo programa de trabajador temporal que alivie la presión en la frontera pero que rechace la amnistía. Al crear un canal legal para que los empleadores dispuestos puedan contratar a trabajadores dispuestos, reduciríamos el número de trabajadores que traten de pasarse por la frontera - y eso liberaría a los oficiales judiciales y policiales para concentrarse en criminales, narcotraficantes, terroristas, y otros que nos quieran hacer daño. Este programa no crearía un camino automático hacia la ciudadanía, y no ofrecería amnistía. Yo estoy en contra de la amnistía. Premiar a quienes violan la ley sólo serviría de aliciente a otros para que violen la ley y sigan presionando a nuestra frontera. Un programa de trabajador temporal aliviará la presión en la frontera y nos ayudará a hacer cumplir nuestras leyes de inmigración de forma más eficaz.

Nuestra Nación ha sido fortalecida por generaciones de inmigrantes que se hicieron estadounidenses a través de la paciencia, el trabajo duro y la asimilación. En este nuevo siglo, debemos seguir acogiendo a inmigrantes legales y ayudarlos a aprender las costumbres y los valores que unen a todos los estadounidenses - incluyendo la libertad y la responsabilidad cívica, la igualdad bajo Dios, la tolerancia para los demás, y el idioma Inglés. En los meses próximos, espero colaborar con el Congreso sobre una reforma de inmigración integral que hará cumplir nuestras leyes, asegurará nuestra frontera y sostendrá nuestros valores más arraigados.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.