Discurso: 3 de mayo de 2008

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días.
Esta semana el Departamento de Comercio informó que el PNB creció a una tasa anual de seis décimas de un por ciento en el primer trimestre. Esta tasa de crecimiento no es tan elevada como hubiéramos querido. Y, después de un período récord de 52 meses ininterrumpidos de crecimiento de empleos, abril fue el cuarto mes consecutivo en que nuestra economía perdió empleos, aunque la tasa de desempleo bajó al cinco por ciento.
Mi administración ha sido clara y abierta sobre el estado de la economía. Vimos venir la deceleración económica… fuimos francos con el pueblo estadounidense sobre estas inquietudes… y hemos estado tomando acción decisiva. En febrero firmé un paquete de crecimiento económico que puso más de 150 mil millones de dólares de regreso en manos de millones de familias, trabajadores y negocios estadounidenses. Esta semana, la porción principal de ese paquete comenzó a ser implementada al recibir electrónicamente sus reembolsos de impuestos cerca de 7.7 millones de estadounidenses. La próxima semana, el Departamento del Tesoro comenzará a enviar cheques a millones de personas en todo el país. Y para fines de este verano, espera haber enviado reembolsos a más de 130 millones de hogares estadounidenses. Estos reembolsos entregarán hasta 600 dólares por persona… 1,200 dólares por pareja… y 300 dólares por hijo(a) menor.
Este paquete ayudará a familias estadounidenses a aumentar su poder de compra y ayudar a contrarrestar los elevados precios que estamos viendo en las gasolineras y en los supermercados. También dará incentivos tributarios a los negocios estadounidenses para que inviertan en sus compañías, lo cual creará empleos. La mayoría de los expertos económicos predicen que el estímulo tendrá un efecto positivo sobre la economía en este trimestre… y un impacto aún mayor en el próximo. Y los estadounidenses deberán tener confianza en las perspectivas a largo plazo para nuestra economía.
Aunque el poner más dinero de vuelta en manos de estadounidenses es un buen comienzo, hay varios pasos adicionales que el Congreso necesita tomar para aliviar la carga de una economía incierta.
Los estadounidenses están preocupados en cuanto a los precios de la energía. Para aumentar nuestro abastecimiento energético domestico, el Congreso necesita permitir exploración energética que sea ambientalmente segura en el norte de Alaska…ampliar la capacidad estadounidense de refinar…y eliminar obstáculos al uso de energía nuclear limpia y segura.
Los estadounidenses están preocupados por los precios crecientes de los alimentos. Sin embargo, a pesar de esta presión creciente sobre las billeteras de los estadounidenses, el Congreso está considerando un proyecto de ley agrícola masivo. En su lugar, debería aprobar un proyecto de ley fiscalmente responsable.
Los estadounidenses están preocupados sobre el pago de sus hipotecas y el quedarse con sus casas. Sin embargo el Congreso no ha aprobado legislación que les he solicitado repetidas veces para modernizar la Administración Federal de la Vivienda para permitir a más familias quedarse con sus casas…reformar a Fannie Mae y Freddie Mac para asegurar que se concentren en su misión de vivienda… y permitir a las agencias estatales de vivienda emitir bonos libres de impuesto para refinanciar los llamados préstamos “subprime”.
Los estadounidenses están preocupados por sus planillas de impuestos. Con todas las demás presiones sobre sus finanzas, las familias estadounidenses no deberían tener que preocuparse de que el gobierno federal vaya a tomar una porción mayor de sus cheques de pago. Por lo tanto el Congreso debería eliminar esta incertidumbre – y hacer permanente el alivio tributario que aprobamos.
Estados Unidos enfrenta un período económico difícil, pero nuestra perspectiva a largo plazo sigue fuerte. Esta semana vimos evidencia de que nuestra economía sigue creciendo a pesar de desafíos. Esto no debería ser una sorpresa. Ningún contratiempo provisional puede retener la fuerza más poderosa en nuestra economía – el ingenio del pueblo estadounidense. Debido a su trabajo duro y dedicación, yo confío que superaremos este período difícil y surgiremos más fuertes que nunca.
Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.