Discurso: 3 de noviembre de 2007

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días.

El martes se espera que el Comité Judiciario del Senado vote sobre la nominación del Juez Michael Mukasey para ser nuestro próximo Procurador General. Le agradezco al Comité por haber programado este voto. Le pido que apruebe la nominación de este valioso hombre, y que la envíe al Senado en pleno lo más pronto posible.

En tiempos de guerra, es vital que el Presidente cuente con un equipo de seguridad nacional completo - y el Procurador General es un miembro clave de ese equipo. El Procurador General es el oficial judicial y policial principal de Estados Unidos, con responsabilidades críticas de evitar ataques terroristas y proteger a nuestra Nación.

El Juez Mukasey está singularmente calificado para ocupar este vital cargo. Sirvió casi dos décadas como juez federal, y parte de su experiencia legal más importante está en el área de seguridad nacional. Presidió el juicio del terrorista conocido como el "Sheik Ciego" y de sus co-demandados en el complot para destruir lugares muy conocidos y prominentes en la Ciudad de Nueva York - incluyendo el bombardeo del Centro Mundial de Comercio. Y cuando el Centro Mundial de Comercio fue atacado nuevamente el 11 de Septiembre, 2001, el Juez Mukasey rápidamente reabrió su juzgado, aunque se encontraba a pocas cuadras de la Zona Cero. Él y otros jueces en su distrito trabajaron día y noche para asegurar que se procesaran órdenes judiciales, que pudieran llevarse a cabo investigaciones... y que se defendiera el imperio de la ley.

Este es el tipo de líder que Estados Unidos necesita para encabezar el Departamento de Justicia en este momento importante de nuestra historia.

El Juez Mukasey es un hombre de logros. Es un hombre de carácter. Y ha sido elogiado por Republicanos y Demócratas por su honestidad, intelecto, justicia e independencia.

Desde que envié su nominación al Senado, el Juez Mukasey ha prestado cerca de seis horas de declaraciones. Pacientemente ha respondido a más de 200 preguntas durante sus audiencias - y ha respondido sin demora a cerca de 500 preguntas escritas. Sin embargo, algunos senadores están trabajando en contra de su nominación porque quieren que él tome una posición sobre la legalidad de técnicas específicas que alegan fueron usadas para interrogar a terroristas capturados.

Como explicó el Juez Mukasey en una carta a los miembros del Comit Judiciario, él no puede dar una tal opinión legal por varias razones: Primero, él no sabe si en efecto fueron usados ciertos métodos de interrogación porque el programa es clasificado... él no ha recibido acceso a ese información... y por lo tanto no está en condición de ofrecer una opinión informada. Segundo, él no quiere que nuestros interrogadores profesionales en el terreno consideren que una opinión no-informada que él haya emitido en el transcurso de unas audiencias de confirmación signifique que cualquier conducta de ellos los haya colocado en peligro legal. Por último, él no quiere que una opinión legal no-informada les dé a los terroristas una ventana a través de la cual puedan ver cuáles técnicas usamos y cuales no usamos. Eso podría ayudarles a entrenar a sus operativos a resistir interrogación, y ocultar información vital que necesitemos para evitar ataques y salvar vidas.

Los líderes del Congreso no deberían hacer que la confirmación del Juez Mukasey dependa de su buena voluntad de hacer un juicio público sobre un programa clasificado del cual él no ha sido informado. Si el Comit Judiciario del Senado bloquea al Juez Mukasey por estas razones, establecería un nuevo estándar para confirmación que no podría ser satisfecho por ningún candidato responsable al cargo de Procurador General.

Y eso sería una garantía de que Estados Unidos no tendría un Procurador General confirmado durante estos tiempos de guerra.

Los líderes del Senado deben sacar la nominación del Juez Mukasey del Comité y traerla al Senado para un voto sí o no. En estos tiempos de guerra, Estados Unidos necesita que las mejores personas encabecen nuestros esfuerzos para proteger al pueblo estadounidense. Con el Juez Mukasey sirviendo como Procurador General, nuestro equipo de seguridad nacional será más fuerte - y el Senado debe confirmar a este buen hombre lo más pronto posible.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.