Discurso: 4 de agosto de 2001

From Wikisource
Jump to navigation Jump to search

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Esta semana en Washington, logramos un progreso dramático en el campo de la atención médica. Y hoy quiero extender ese progreso un paso más allá.

El Miercoles pasado, el Representante Charlie Norwood y yo nos dimos la mano, poniendonos de acuerdo sobre legislación para protección del paciente. El Representante Norwood es el principal campeón de este tema en el congreso y juntos logramos vencer seis años de inercia legislativa.

Al día siguiente la Cámara de Representantes, en base a nuestro acuerdo aprobó una buena ley que dará a los pacientes el cuidado que merecen, sin promover juicios legales frívolos. La ley protege a todos los pacientes, en todos los 50 estados, en caso de que un plan de salud indebidamente niegue o demore atención necesaria. A los pacientes se les garantiza un examen rápido e independiente de su caso, así como nuevos mecanismos federales para que sus planes de salud sean responsables. Reciben una nueva serie de derechos fuertes dentro de nuestro sistema de atención médica, sin hacer subir el costo del seguro médico ni desalentar a los empeadores de ofrecer cobertura.

Esta legislación representa buenas noticias para los pacientes. Y yo quiero continuar con este ímpetu. Hoy estoy anunciando una nueva iniciativa para ampliar el segura médico hacia personas no aseguardas, haciendo más accesible el programa Medicaid.

El objectivo de Medicaid es ofrecer seguro médico a Estadounidenses de bajos ingresos. Tiene un proposito noble – y enfrenta ciertos desafíos muy serios. Los gastos de Medicaid están aumentando considerablemente, pero el número de Estadounidenses sin seguro permanece elevado. Claramente, necesitamos reformar este importante programa.

Sin embargo, los estados tienen gran dificultad en reformar sus programas Medicaid, debido a requisitos federales complicados. Es difícil para los estados – demasiado difícil – navegar el proceso confuso e inconsistente de la aprobación federal.

Hoy, estamos cambiando esto. Mi administración adoptará nuevas reglas que permitirán a los estados proponer reformas que se ajusten a las necesidades de sus ciudadanos. Tomaremos acción rápida sobre propuestas, sin hacer que los estados esperen meses o años por una respuesta. A cambio de esta flexibilidad, pediremos a los estados que ayuden a asegurar que sus programas también cubran a Estadounidenses de bajos ingresos.

Cuando los estados tienen la libertad de emplear nuevos enfoques, los resultados son prometedores. Hace apenas unos meses, el estado de Nueva York encabezado por George Pataki pidió – y recibió – permiso para tratar una nueva idea que cubre a más personas con la misma cantidad de dólares. Como resultado, unos 619,000 nuyorquinos adicionales pronto tendrán seguro médico.

En nuestro nuevo sistema, informaremos a los estados de antemano los criterios para una reforma responsable de Medicaid. Si cumplen estás condiciones, el gobierno federal está listo a ayudar a apliar la cobertura de seguro médico a las personas que más lo necesitan. Sin incertidumbres. Sin rodeos.

Los objetivos de Medicaid son demasiado importantes para verse estancados en una burocracia. A mi administración le interesan resultados – que los Estadounidenses reciban una cobertura médica más amplia y mejor. Y en asuntos como Medicaid y protección del paciente, estamos viendo resultados para el pueblo Estadounidense.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.