Discurso: 6 de marzo de 2004

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Esta semana terroristas lanzaron una serie de ataques en Irak, teniendo como blanco a sitios religiosos en Bagdad y Karbala, durante conmemoraciones marcando el feriado religioso de Ashura de los Shiia. Laura y yo, así como el pueblo estadounidense nos llenamos de pena e ira ante estos terribles actos de asesinato, que cobraron las vidas de docenas de iraquíes inocentes.

Algunos de los asesinos detrás de estos ataques son partidarios del antiguo régimen de Saddam. Otros son terroristas extranjeros. Todos están resueltos a detener, y echar para atrás todo el progreso logrado hacia la libertad en Irak. Uno de los líderes terroristas - un asesino llamado Zarqawi - recientemente escribió a un terrorista al-Qaida de alta posición acerca de su plan para destruir a Irak con violencia étnica, socavar las fuerzas de seguridad de Irak, desmoralizar a nuestra Coalición, y evitar el surgimiento de un gobierno soberano democrático.

La estrategia de estos asesinos fallará. Inmediatamente después de los ataques, el mundo vio a miembros del Concejo de Gobierno de Irak y a otros iraquíes rápidamente condenar el bombardeo y dar voz a su determinación de que su país será pacífico y libre. El pueblo iraquí se niega a vivir en el temor - como también los miembros de nuestra Coalición.

Luchando al lado del pueblo iraquí, derrotaremos a los terroristas que buscan hundir a Irak en el caos y la violencia. Y apoyaremos al pueblo de Irak todo el tiempo que sea necesario para crear una democracia estable, pacífica y exitosa.

El pueblo de Irak está logrando excelente progreso. Miembros del Concejo de Gobierno están llevando a cabo un debate libre, abierto y animado mientras definen un nuevo marco para gobernar a su país. Esta Ley Administrativa de Transición resultará en la protección de los derechos de todos los iraquíes, y hará que el país se dirija hacia un futuro democrático.

Hace un año, la única ley que había en Irak era el antojo de un hombre brutal. Cuando la nueva ley entre en vigor, por primera vez en décadas los iraquíes vivirán bajo la clara protección de una declaración de derechos escrita. Bajo esta ley, todos los iraquíes serán tratados iguales - no se favorecerá a ningún grupo religioso o étnico, y ninguno sufrirá discriminación a manos del estado. La ley protegerá los derechos de libertad de expresión y asamblea pacífica, el derecho de organizar partidos políticos, el derecho de votar en elecciones justas, y el derecho de adorar según dicte la conciencia de cada uno. La ley también garantizara el derecho a un juicio rápido, justo y abierto. Nunca más un iraquí tendrá que temer que la policía secreta le toque la puerta a la medianoche.

La Ley Administrativa de Transición establecerá un camino claro para la transición hacia plena soberanía iraquí el 30 de junio de este año. Nuestra Coalición de 34 países, así como las Naciones Unidas, seguirán trabajando muy de cerca con el pueblo iraquí en su camino hacia lograr ese objetivo. La ley contempla la elección de una Asamblea Nacional de Transición antes del 31 de enero, 2005. Posteriormente en ese año, esta Asamblea redactará una nueva constitución, que será ratificada por el pueblo iraquí. Y para fines del próximo año, el pueblo de Irak elegirá un parlamento, y establecerá un gobierno plenamente representativo, y verdaderamente libre.

Aún queda por delante un esfuerzo muy arduo para la creación de un nuevo gobierno iraquí. Sin embargo, los iraquíes están a la altura de la labor que tienen delante. El pueblo iraquí ha mostrado al mundo que es plenamente capaz de vivir con libertad.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.