Discurso: 7 de abril de 2007

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días. Esta semana la gente alrededor del mundo celebra la Pascua Judía y la Pascua. Estas fiestas religiosas nos recuerdan de la presencia de un Dios cariñoso – que libra a Su gente de la opresión y ofrece un amor más fuerte que la muerte. Nos alegra pasar este tiempo especial con familia y amigos – y damos gracias por las muchas bendiciones en nuestras vidas.

Una de nuestras mayores bendiciones como estadounidenses es que tenemos ciudadanos valientes que toman un paso adelante para defendernos. Cada hombre o mujer que viste el uniforme de nuestra Nación es un voluntario – un patriota que ha tomado la noble decisión de servir una causa más grande que la de su propio ser. Este fin de semana, muchos de nuestros hombres y mujeres en las fuerzas armadas están celebrando las fiestas lejos de sus hogares. Están separados de sus familias por grandes distancias – pero siempre están cerca en nuestros pensamientos. Y esta Pascua y Pascua Judía, quiero pedirles a ustedes que los tengan en sus oraciones.

Nuestros hombres y mujeres en uniforme merecen la gratitud de cada estadounidense. Y de sus líderes electos merecen algo más – los fondos, los recursos y los equipos que necesitan para llevar a cabo sus deberes.

Han pasado sesenta y un días desde que yo envié al Congreso un proyecto de ley para gastos de guerra de emergencia para proporcionar los fondos que nuestras tropas necesitan con tanta urgencia. Pero en lugar de aprobar ese financiamiento vital, los Demócratas en el Congreso han pasado los últimos 61 días trabajando para aprobar legislación que sustituiría el juicio de los políticos en Washington por el juicio de nuestros generales en el terreno.

Tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, las mayorías demócratas han aprobado proyectos de ley que impondrían restricciones sobre nuestros comandantes militares… fijarían una fecha arbitraria para retirarnos de Irak… y financiarían gastos domésticos que no tienen nada que ver con la guerra. Los Demócratas que aprobaron estos proyectos de ley saben que yo vetaré cualquier versión que llegue a mi escritorio – y saben que mi veto se mantendrá. Sin embargo siguen hacia adelante con esa legislación. Y ahora el proceso está suspendido por dos semanas, hasta que el Congreso en pleno vuelva a reunirse.

Reconozco que los Demócratas están tratando de mostrar su oposición actual a la guerra en Irak. Ven al proyecto de ley para gastos de guerra de emergencia como una oportunidad de afirmar ese punto. Sin embargo, para nuestros hombres y mujeres en uniforme, este proyecto de ley para gastos de guerra de emergencia no es una declaración política – es la fuente de fondos fundamentales que tiene un impacto directo sobre sus vidas diarias.

Cuando el Congreso no aprueba fondos para nuestras tropas en el frente, nuestras fuerzas armadas se ven obligadas a hacer cortes en otras áreas para cubrir el déficit. Los líderes militares le han advertido al Congreso sobre este problema. El Presidente de la Junta de los Jefes del Estado Mayor, el General Pete Pace, recientemente declaró que si el Congreso no aprueba un proyecto de ley que yo pueda firmar hasta mediados de Abril, el ejército se verá obligado a considerar rebajas en entrenamiento, reparación de equipos y en la calidad de iniciativas de vida para nuestras fuerzas de Guardia y Reserva. En una carta al Congreso, el Jefe del Estado Mayor del Ejército, Pete Schoomaker dijo: “Sin la aprobación de fondos adicionales en abril, nos veremos obligados a tomar medidas cada vez más draconianas que tendrán un impacto sobre la preparación del Ejército e impondrán privaciones sobre nuestros soldados y sus familias”.

Si el Congreso no aprueba un proyecto de ley que yo pueda firmar hasta mediados de mayo, los problemas se harán aún más graves. El Ejército tendrá que considerar demorar o hasta congelar el financiamiento para depósitos donde se reparan equipos fundamentales… demorar o disminuir el entrenamiento de ciertas fuerzas activas… y demorar la formación de nuevos equipos de combate en brigada. El resultado final es que la falta del Congreso de financiar nuestras tropas significará que algunas de nuestras familias militares podrían esperar más para que sus seres queridos regresen del frente. Y otros podrían ver a sus seres queridos enviados de vuelta a la guerra más pronto de lo necesario. Para mí esto es inaceptable – y creo que es inaceptable para el pueblo estadounidense.

El Congreso en pleno no volverá de vacaciones hasta la semana del 16 de abril. Esto significa que lo más temprano que la Cámara y el Senado pudieran entregarme un proyecto de ley sería a fines de este mes – después de que las consecuencias adversas para nuestras tropas y sus familias hayan comenzado. Para nuestras tropas, el reloj no se detiene. Si los Demócratas siguen insistiendo en hacer una declaración política, deben enviarme su proyecto de ley lo más pronto posible. Yo lo vetaré y luego el Congreso puede ponerse a trabajar en un buen proyecto de ley que le de a nuestras tropas los fondos que necesitan – sin trabas y sin más demoras.

Tenemos nuestras diferencias en Washington, D.C. – pero nuestras tropas no deberían estar atrapadas en el medio. Todos los que sirven en posiciones electas tienen la responsabilidad solemne de mantener a nuestros hombres y mujeres en uniforme. Debemos poner a un lado la política partidaria – y cumplir con nuestro deber hacia quienes nos defienden.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.