Discurso: 7 de junio de 2008

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días.

Dentro de poco el Congreso votará sobre legislación para financiar a nuestras tropas que están sirviendo en las líneas del frente en la guerra contra el terror. Esta es una oportunidad para que el Congreso de a nuestros hombres y mujeres en uniforme las herramientas que necesitan para protegernos - y el Congreso deberá aprobar de inmediato estos fondos vitales.

El Congreso ha tenido esta solicitud de fondos por más de un año - y no hay razón por una mayor demora. Este dinero se necesita urgentemente para apoyar operaciones militares en Afganistán e Irak. He propuesto ciertos requisitos razonables con los cuales este proyecto de ley debe cumplir. Primero, el proyecto debe dar a nuestras tropas los recursos que necesitan para derrotar a los terroristas y extremistas. Segundo, el proyecto no debe atar las manos de nuestros comandantes. Tercero, el proyecto no debe exceder los niveles de financiamiento razonables y responsables que yo he solicitado.

El Congreso ha tenido 16 meses para decidir cómo cumplirán con estos requisitos - y ahora es tiempo para que ellos apoyen a nuestras tropas que se encuentran en peligro. Si el Congreso no toma acción, pronto se agotarán cuentas críticas en el Departamento de Defensa. A principios del próximo mes, empleados civiles posiblemente sean despedidos temporalmente. El Departamento tendrá que cerrar un programa vital que está logrando que insurgentes potenciales abandonen las calles y acepten empleos. El Pentágono no tendrá más dinero que necesita para apoyar operaciones diarias críticas que ayudarán a mantener segura a nuestra Nación. Y después de julio, el Departamento ya no podrá pagar a nuestras tropas - incluso las que están sirviendo en Afganistán e Irak.

Nuestros hombres y mujeres en uniforme, y sus familias, merecen mejor que esto. Alrededor del mundo nuestras tropas están asumiendo misiones peligrosas con habilidad y determinación. En Afganistán están asestando golpes al Talibán y al-Qaida. En Irak han ayudado a reducir la violencia a su punto más bajo desde fines de marzo 2004. Las muertes civiles han disminuido. Asesinatos sectarios han bajado. Al mejorar la seguridad, la economía ha mejorado también y la reconciliación política se está llevando a cabo a nivel local y nacional. Las fuerzas de seguridad iraquíes se están volviendo más capaces y, a medida que lo hacen, nuestras tropas están comenzando a volver a casa bajo una política de regreso basada en el éxito.

Cada día, los hombres y mujeres de nuestras fuerzas armadas arriesgan sus vidas para asegurar que sus conciudadanos estén más seguros. Sirven con valentía y honor. Se han ganado el respeto de todos los estadounidenses. Y merecen el pleno apoyo del Congreso. Frecuentemente oigo a miembros del Congreso decir que se oponen a la guerra, pero que sin embargo apoyan a las tropas. Ahora tienen una oportunidad para demostrarlo. El Congreso debe aprobar un proyecto de ley de financiamiento responsable que le de a nuestros hombres y mujeres en uniforme los recursos que necesitan - y el apoyo que se han merecido.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.