Discurso: 8 de noviembre de 2003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días

Esta semana tuvimos más buenas noticias en cuanto a los efectos del alivio tributario sobre la economía estadounidense. El Departamento del Trabajo informó que nuestra economía agregó 126,000 nuevos empleos en Octubre - y en los últimos tres meses hubo 286,000 nuevos empleos. La tasa de desempleo también bajó al 6 por ciento. El promedio por cuatro semanas de solicitudes de apoyo por desempleo ha declinado en seis de las últimas siete semanas. Y los manufactureros informaron que tanto pedidos como envíos están subiendo.

Esta noticia llega una semana después de escuchar que la producción económica aumentó a una tasa anual del 7.2 por ciento en el tercer trimestre, el mayor ritmo de crecimiento en casi 20 años.

La economía de Estados Unidos está cada día más fuerte. Las empresas estadounidenses están invirtiendo. Los estadounidenses están comprando casas a un ritmo récord y el número de dueños de casa está cerca de niveles sin igual. Los valores en la bolsa han aumentado, añadiendo cerca de 2 trillones de dólares en riqueza para los inversionistas desde comienzos del año.

Todos podemos sentirnos alentados - pero no podemos estar satisfechos. Estas son señales tempranas del progreso. Ahora debemos convertir a este progreso en ganancias extensas y duraderas para todos los estadounidenses.

Nuestra economía que está mejorando también es una economía que está cambiando, y algunos trabajadores necesitan ayuda para prepararse a tomar nuevos empleos en nuevas industrias. En Winston-Salem, Carolina del Norte, donde estuve esta semana, los trabajos en manufactura han estado decayendo durante décadas. La industria textil y los fabricantes de muebles, y los agricultores, están pasando dificultades. En Winston-Salem, también observé un buen programa en una universidad comunitaria que está capacitando a trabajadores desempleados para nuevos empleos en industrias que están creciendo, tales como la biotecnología. El comercio local, junto con el Departamento de Trabajo, están apoyando este programa de capacitación para el trabajo. Debemos dar a más trabajadores la oportunidad de aprender nuevas habilidades de modo que pueden salir adelante y mantener a sus familias.

Mi administración está invirtiendo más de 15 mil millones de dólares cada año en servicios de capacitación para el trabajo y reclutamiento. Los estadounidenses pueden acudir a más de 1,900 Centros Profesionales One Stop en todo el país donde en un solo lugar pueden consultar anuncios para empleos, obtener ayuda llenando solicitudes de empleo e inscribirse para programas de capacitación profesional. También estamos ayudando a más estudiantes a asistir a universidades comunitarias - donde tantas personas descubren nuevas habilidades. Hemos aumentado nuestra solicitud para becas Pell, que ayudan a adultos de todas las edades a pagar la universidad, en un 45 por ciento desde que yo asumí la presidencia. Y he pedido al Congreso que establezca Cuentas Personales de Re-Empleo para estadounidenses desempleados a fin de ayudarlos en su búsqueda de empleos. Estas cuentas darían hasta 3,000 dólares a trabajadores desempleados para que obtengan capacitación, encuentren guarderías infantiles, o se trasladen a otra ciudad donde puedan encontrar un empleo.

Lo más importante que podemos hacer para ayudar a los que están buscando empleo es asegurarnos que el actual crecimiento económico resulte en más empleos. He propuesto un plan económico con seis puntos para incentivar a las empresas a expandir y a contratar empleados. Tenemos que controlar nuestros costos de atención médica . reformar nuestros tribunales civiles para acabar con los juicios frívolos que perjudican a las pequeñas empresas. eliminar reglamentos innecesarios de modo que los dueños de pequeñas empresas puedan concentrarse en satisfacer a sus clientes en lugar de complacer a burócratas. Debemos aprobar una política nacional de energía que asegure una fuente económica y confiable de energía a nuestra economía. promover acuerdos de libre comercio que atraigan buenos empleos a Estados Unidos. y hacer permanente al alivio tributario, de modo que las ganancias que hemos visto no desaparezcan cuando el alivio tributario deba terminar.

El alivio tributario de los últimos dos años se basó en el principio de que cuando los estadounidenses se quedan con una mayor parte de lo que ganan, entonces gastarán más, invertirán más y harán que la economía siga para adelante. Ahora estamos viendo a esto suceder. Nuestra economía está en un camino creciente. Y debemos tomar los siguientes pasos para asegurar que nuestra recuperación se convierta en una expansión duradera, y que nuestra prosperidad se extienda a cada región de Estados Unidos.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.