Discurso: 9 de julio de 2005

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días. El jueves de mañana terroristas atacaron el corazón de una de las grandes ciudades del mundo, en una serie de atentados que golpearon al sistema de trenes subterráneos y autobuses de Londres mientras miles de personas iban a su trabajo. En Estados Unidos conocemos el sentido de pérdida que nuestros amigos británicos sienten en este momento. Ofrecemos nuestras condolencias a aquellos que sufrieron terribles lesiones, y rezamos por las familias que lloran la pérdida de seres queridos. En esta hora obscura, el pueblo de Gran Bretaña puede saber que el pueblo estadounidense está con ellos.

Estos ataques salvajes ocurrieron mientras los líderes mundiales se juntaban en Escocia para la Cumbre de los G-8. Mientras los terroristas mataban a hombres y mujeres inocentes en Londres, líderes en la reunión G-8 discutían cómo las naciones libres pueden combatir la pobreza y el VIH/SIDA. crear un medio ambiente más limpio. y mejorar las vidas de los pueblos en todo el mundo. El contraste no podía ser más marcado entre las intenciones y los corazones de aquellos que se preocupan profundamente por los derechos humanos y la libertad humana, y las intenciones y los actos nefastos de quienes se regocijan en la muerte y el sufrimiento de los inocentes.

Nosotros sentimos esta maldad en nuestro propio país una mañana clara de Septiembre 2001. Desde aquel día los terroristas han seguido matando y mutilando - en Báli, Casablanca, Riyadh, Yakarta, Estambul, Madrid, Bagdad, Londres y otros sitios. Los terroristas creen que las sociedades libres son básicamente corruptas y decadentes. Creen que con unos cuantos golpes duros, y la repetición televisada de imágenes horripilantes de violencia, nos pueden forzar a la retirada. Se equivocan.

El día de los ataques en Londres, todos los líderes mundiales en la cumbre del G-8 estuvieron al lado del Primer Ministro Blair cuando él dijo: "Nuestra determinación para defender nuestros valores y nuestra forma de vida es más grande que su determinación de causar la muerte y la destrucción a personas inocentes". El mundo libre está unido en su resolución: Nunca nos rendiremos a terroristas y asesinos. Ante tales adversarios hay sólo un curso de acción: seguiremos llevando la lucha al enemigo - y lucharemos hasta que el enemigo sea derrotado.

Actualmente estamos librando una guerra global contra el terror - desde las montañas de Afganistán a las regiones fronterizas de Pakistán, a los extremos de África, a las islas Filipinas, hasta los llanos de Irak. Nos mantendremos en la ofensiva, luchando contra los terroristas en el extranjero para no tener que enfrentarlos dentro de nuestras fronteras. Seguiremos negándoles a los terroristas asilo y el apoyo de estados bribones. Y al mismo tiempo, divulgaremos los valores universales de la esperanza y la libertad que abrumarán su ideología de tiranía y odio. El mundo libre no buscó este conflicto - sin embargo lo ganaremos.

Aquí en casa, oficiales federales, estatales y locales están haciendo todo lo posible para protegernos contra otro ataque terrorista en Estados Unidos. Aunque no tenemos ninguna información específica ni creíble que sugiera un ataque inminente en los Estados Unidos, a la luz de los atentados en Londres hemos elevado el nivel de amenaza de Elevado a Alto para nuestros sistemas ferroviario de pasajeros, de tránsito subterráneo y de autobuses. Les pido a todos los estadounidenses que permanezcan alertos e informen toda actividad sospechosa a sus autoridades locales.

Esta semana hay gran sufrimiento en la ciudad de Londres. Sin embargo el pueblo británico tiene capacidad de recuperación y ha enfrentado a enemigos brutales en el pasado. La nación que sobrevivió el Bombardeo Aéreo Nazi no será intimidada por terroristas. Y así como Estados Unidos y Gran Bretaña juntos derrotamos las ideologías asesinas del siglo 20, nuevamente estaremos juntos para derrotar las ideologías odiosas del siglo 21.

Los terroristas no pueden quebrantar nuestra voluntad. Estados Unidos y nuestros aliados actuaremos decisivamente, pues sabemos que el futuro de la civilización está en juego en esta lucha - y sabemos que la causa de la libertad prevalecerá. Que Dios bendiga al pueblo de Gran Bretaña y que Dios siga bendiciendo a los Estados Unidos.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.