Discurso de Cristina Fernández con referencia al rechazo de la resolución 125 en el Congreso

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Discurso de la Presidenta de la Nación Argentina, Dra. Cristina Fernández de Kirchner en Chaco. Jueves, 17 de julio de 2008.


Muchas gracias Chaco, muchas gracias, gracias por estar aquí, en esta noche tan chaqueña, impresionante el calor. Y agradecerles a estos dos gobernadores, Jorge Capitanich y Gildo Insfrán, todo su acompañamiento.

Y quiero decirles algo, muy chiquito, por favor: agradecerle la presencia de todos ustedes aquí, hoy, esta noche, como siempre lo hemos hecho, mirarnos a los ojos, fundamentalmente hombres y mujeres del pueblo, y saber al mirarnos a los ojos que nunca nos hemos traicionado, que siempre hemos elegido un camino que es irrenunciable y que es fundamentalmente representar los intereses de los que menos tienen, volver a ser una correa de transmisión entre los distintos sectores de la sociedad para volver a construir una Argentina más integrada, con más inclusión social, con menos pobreza, con más salud.

Para hacer esta Argentina, muchas veces, hay que tocar intereses, porque la distribución del ingreso, los pobres no pueden ser solamente un discurso electoral, tienen que ser esencialmente un compromiso en la gestión de Gobierno. Y por eso, quiero decirles algo. Escúchenme un minuto nada más (se escucha la marcha peronista). A mí me encanta escuchar la marcha, saben que soy militante peronista de toda la vida, pero quiero también decirles algo: en esta tarea de representar los intereses, que toda la vida nos movilizaron a nosotros, de nuestro ideario, de nuestra doctrina, no solamente estamos nosotros, también me han acompañado otros que pertenecen a otros partidos y han decepcionado algunos que pertenecen al nuestro. Pero lo importante, amigos y amigas, es comprobar que distintos argentinos, con distintas historias, con distintas identidades, son capaces de unirse tras un proyecto común y caminar juntos.

De los que, tal vez, no hayan entendido lo que le habíamos dicho a la gente allá por octubre, bueno, alguna vez entenderán porque algunos tardan más en entender las cosas. Esperémoslos que a lo mejor algún día se dan cuenta.

Gracias Chaco, gracias, muchas gracias a todos por tanto fervor y tanto cariño. Gracias, gracias Chaco. (aplausos)