Discurso de Cristina Fernández en el anuncio de la creación del Programa de Crédito Argentino del Bicentenario

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Discurso de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el anuncio de la creación del Programa de Crédito Argentino del Bicentenario. 12 de junio de 2012.



Muchas gracias, buenas tardes a todos y a todas; señor vicepresidente de la Nación; señores Gobernadores y Gobernadoras; no sé si vino alguna, se me han quedado las Gobernadoras allá, no, no acá está Lucía, muy bien por Catamarca; señores legisladores; legisladores; señores empresarios; queridos compañeros trabajadores, que allá al fondo los veo a muchos con cascos amarillos de la trabajadores de la UOCRA, bienvenidos a su casa: la verdad que venimos trabajando muy fuerte, uno de los objetivos de este nuevo período de Gobierno fue precisamente – lo que señalaba el doctor Kicillof – y que era seguir profundizando, en sintonía fina lo que habíamos hecho, a trazos más grueso, en materia de vivienda.

Y la verdad que estuvimos, en los últimos días, teníamos todo ya absolutamente ya armado, pero faltaba colocarle el nombre y a mí se me ocurrió este, me gustan muchos las siglas y jugar con los nombres: Sistema de Crédito argentino para el Bicentenario “Pro.cre.ar Bicentenario”. Porque la verdad que tiene que ver con la familia y por esa raras coincidencias el Decreto es el 902, y me dicen que el 02 para los quinieleros es el niño. Así que bueno procrear el niño Bicentenario, la verdad que viene todo… y la verdad que este es el folleto que diseñamos y que va a estar siendo entregado en cada una de las sucursales de la ANSES. Les pido paciencia a todos, porque ya veo que después son las fotos como cuando se hizo… lo importante es la gente que hacía la cola y no para qué hacía la cola por lo que había logrado, como con la Asignación Universal por Hijo.

Yo creo que lo que estamos haciendo fundamentalmente como Estado argentino al generar este programa de créditos del Bicentenario para la vivienda, para la primera vivienda es redoblar la apuesta del Estado a un modelo de crecimiento y de inclusión social que ha sido muy importante. Además, no lo hacemos tampoco en cualquier momento – como señalaba nuestro viceministro de Economía, en su intervención – lo estamos haciendo en un momento de dificultades económicas sin precedentes que vienen desde afuera. No desde ahora, sino desde el año 2008, pero que ahora se han incrementado, sobre todo, en la zona del euro de una manera exponencial. Y lo hacemos porque estamos convencidos que la política para poder superar las dificultades económicas es generar consumo, desarrollo e inclusión. Y en este caso dar también satisfacción a una necesidad del propio modelo, porque como bien señaló Axel quienes van a poder acceder, los sectores medios, de medianos y altos ingresos son los sectores que ha generado precisamente este modelo que ha creado más de 5 millones de puestos de trabajo y que permite que hoy un matrimonio de bancarios, un matrimonio que trabaja en distintos frentes, petroleros, que obreros mineros, que camioneros, de la UOCRA también por supuesto, sino me van a matar, puedan acceder.

Es notable pero la necesidad surge de la aplicación de las propias políticas activas de estos años y también surge - porque hay que remarcarlo – de una falta de política hipotecaria, por parte de la banca privada, que se ha dedicado a usufructuar el tema del consumo, de las tarjetas de créditos que también son hijas de este modelo. Porque los que hemos sostenido y hemos acrecentado la demanda agregada para que todos puedan comprar es este proyecto. Sin embargo, nos gustaría que también tantos los bancos nacionales como extranjeros dispusieran parte de esas formidables rentabilidades y ganancias que han tenido precisamente para aplicarlas a la generación y la construcción de nuevas viviendas.

Porque otra cosa que es clave, esto no es para comprar viviendas hechas, estos créditos son solamente para construir viviendas nuevas. Si no estamos – como bien lo explicaba Axel – planteando la generación de una burbuja inmobiliaria y favoreciendo a las personas que ya tienen un inmueble y que quieren venderlo para obtener una rentabilidad, una ganancia y aplicarla a otras cuestiones.

Estamos enfocados directamente a una política macroeconómica, pero a una política de inclusión social por el otro lado. Ambas cosas no solamente pueden combinarse, sino que deben combinarse. Y por eso lo hacemos, con un Estado como sujeto económico activo frente a los problemas que tiene la sociedad y el mundo.

Este mismo esfuerzo compartido entre el Estado, las empresas y los argentinos que han mejorado su condición de vida. ¿Por qué digo compartido? Porque esto no se le regala nada a nadie, van a tener que pagar, va a ser una parte de sus ingresos, van a tener tasas de intereses de acuerdo a esos ingresos y además va a permitir que la casa no solamente sea de una manera, sino que puede ser los primeros metros para algunos, porque puede haber gente que pueda acceder al crédito de 350.000 pesos y la mismo tiempo tener más dinero para hacerse una casa más grande, o más importante, o poder ponerle más y mejores cosas, con lo cual estamos ofreciendo una gama de posibilidades de acuerdo con las posibilidades de cada argentino. Por eso digo que es el propio modelo el que ha hecho surgir la necesidad y entonces somos también nosotros mismos los que le damos respuesta a esa necesidad.

Para eso hemos comenzado a trabajar en diciembre, ¿cuándo te nombré Vulcano, al frente de la ONABE? A fines de diciembre… bueno empezamos a trabajar con el doctor Vulcano, con el arquitecto Martín… por eso están sentados ahí. Ahí no se sienta nadie gratis, ahí se sientan los que laburan, esto que quede claro. Ahí no se sienta nadie gratis… los que están sentados ahí no están porque sí. Está José López, que es el presidente de la ONABE; su director ejecutivo que es el doctor Vulcano; su gerente que es el Arquitecto Martín Reibel, esté el viceministro de Economía, doctor Axel Kicillof, que fue el que también junto con Diego, también otro economista, diseñaron el plan y fundamentalmente va a estar el quinto actor, que está sentado frente a mí, que es el management privado del Banco Hipotecario Nacional, que tiene un 65 por ciento del Estado, pero que el management es privado porque lo vamos a hacer a través – como decía Axel – del Banco Hipotecario Nacional.

Y a todos aquellos que no tengan terreno no va a haber ningún tipo de favoritismo porque el acceso va a ser decidido – mediante sorteo - por Lotería Nacional. De modo tal de que haya transparencia absoluta. ¿Qué hicimos? Comenzamos a identificar desde la ONABE todos los terrenos, porque uno de los principales problemas de la vivienda no era solamente la falta de crédito – como señaló Axel – sino la falta de terrenos disponibles para poder acceder al crédito. Por lo cual el que ya tenga el terreno lo va a poder hacer en forma inmediata, y el que no lo va a poder hacer a través de estos 1.820 hectáreas que están diseminadas en las 23 provincias argentinas, a través o bien de créditos que puedan hacerse a través del Estado, o bien – como lo señalábamos – a través de créditos con empresas que construyan las viviendas, pero que van a tener que poner una parte importante. Les reitero: no es gratis para nadie, es esfuerzo compartido entre el Estado, la empresa y los beneficiarios.

Esto también va a exigir – y lo vamos a comenzar a hacer a partir del día de mañana – un acuerdo con todas las empresas del sector… ustedes saben que la construcción se la denomina madre de industrias. Necesitamos, entonces, también para evitar las avivadas de siempre comenzar con acuerdos de precios entre empresas monopólicas. Por ejemplo, en materia de acero tenemos dos: SIDERAR; ACINDAR; en materia de cemento: Loma Negra-Minetti, de la cual una parte, inclusive, somos accionistas en la ANSES, de Minetti. Tenemos que también llegar a acuerdos con ALUAR, también empresa monopólica en materia de aluminios. Luego también con empresas tales como FERRUM; las proveedoras de mosaicos; las madereras. O sea fíjense todo el plexo de industrias que va a llevar un acuerdo y que son muchas las industrias, pero pocos los dueños. Así que creo que vamos a poder hacer por lo menos lo más importante, como siempre y bueno es el capitalismo. Tampoco vamos a decir cosas que no son; en realidad, vamos a trabajar con un acuerdo de precios.

Estamos con trabajo muy fuerte también en identificar más terreno. En ese sentido, hay terrenos de la ADIF, o sea terrenos ferroviarios; hay terrenos que son del Correo, hay terrenos que son de Radio Nacional. Hay terrenos – que no voy a decir dónde están – pero que son verdaderamente privilegiados, más de noventa y pico de hectáreas en barrios absolutamente residenciales, con los cuales seguramente van a ser para los sectores de mayores ingresos, pero que también van a tener que pagar obviamente el terreno por la calidad de la tierra. Y también de Defensa porque el Ministerio, el sector del Estado que más tierra tiene, exactamente 884 mil hectáreas es Defensa. ¿Anda por ahí el ministro de Defensa? Ahí lo tengo al doctor Puricelli que lo torturo, pero en el buen sentido de la palabra,- por favor – porque hemos pedido – y él no tiene la culpa – yo creo que hay una cierta reticencia por allí de algunos a dar información de lo que se tiene disponible en el sector de Defensa, pero van a tener que dar toda la información porque esto también forma parte de un programa que va a llegar también para ellos mismos. Y muchas veces – como digo yo – escoden la leche, ¿qué quiere decir esconder la leche? Te dicen lo que está disponible, pero por ahí te encontrás en Pacheco, con una cancha de golf de 84 hectáreas para una fuerza que realmente me parece que no está acorde con el mundo que vivimos, no está acorde con las necesidades de los argentinos, como también campos que por allí se alquilan para soja, o para cualquier otra cosa. Entonces es necesario – por ello yo senté a la secretaría de Obras Públicas, senté a la ONABE, a la ANSES, al ministerio de Economía, al ministerio de Planificación Federal para poder articular un Estado que no sea un Estado bobo, donde cada uno hace sus juegos sin mirar realmente lo qué está pasando al lado, sino aunar todos los esfuerzos para precisamente aprovechar los recursos del Estado.

También estamos en otros programas, que tienen que ver con alquileres de edificios, etc., etc., que oportunamente comunicaremos a través de la Jefatura. Porque realmente muchas veces hay una muy mala utilización de los recursos, que es producto también de un Estado que ha venido muy degradado durante décadas. Y también pensemos cómo asumió, en el año 2003, atajando penales de todas partes, no había tiempo para sentarse a diseñar una estrategia… a ver vos vas a jugar acá, vamos a jugar acá, vamos a elegir… ni jugadores teníamos, éramos un puñado de hombres y mujeres que habíamos empezado un sueño que algunos de ellos creíamos imposible.

Yo les debo confesar que muchas veces le decía cuando él se lanzó a la presidencia, “vos estás loco”, debo reconocerlo, casi me desmayo el día que lo escuché por la televisión acá en la Casa Rosada decir que iba a ser candidato, en medio de ese lío que era el país con 5, 6 presidentes y todo lo que pasaba.

Pero lo cierto es que hemos venido atajando penales, de la deuda, de los fondos buitres, de las necesidades, del trabajo, de la gente que reclamaba en la Plaza de Mayo, de los juicios por violaciones a los derechos humanos. En fin, era una Argentina que se nos cayó encima de repente, pero se nos cayó encima y en lugar de decir y empezar a echarle la culpa a otros, nos pusimos a ver cómo podíamos solucionar cada uno de los problemas. Y algunos seguramente los podríamos haber solucionado mejor de lo que lo hicimos. Pero lo que es importante es que nos hicimos cargo de todas y cada una de las cosas que le pasaban a los argentinos y lo vamos a seguir haciendo.

¿Por qué podemos hacer esto? Porque, precisamente, durante estos años…Es notable, ¿no?, porque cuando lee algunas crónicas ahora, hasta hace poco tiempo habíamos crecido porque teníamos viento de cola; ahora si hay alguno signo de desaceleración de la economía, la economía del mundo no tiene nada que ver, el problema somos nosotros.

Quiere decir que durante el período de crecimiento más importante de los últimos 200 años, lo que hicimos fue mérito de lo que venía de afuera y ahora el demérito es por lo de adentro.

Evidentemente, con lo que uno está mirando y escuchando en el mundo está claro que tenemos que hacer un esfuerzo sobrehumano para seguir trabajando.

Miren, viniendo para acá, me alcanzaron los últimos partes de prensa y Bruselas, “Bruselas confirma que es legal restringir el movimiento de capitales en la Unión Europea. La Comisión Europea ha reconocido que el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea permite que uno o varios países de la Unión Europea suspendan los movimientos transfronterizos de capitales en casos excepcionales que comprometan el orden público o la seguridad”. Según REUTERS –REUTERS es la agencia económica más importante del mundo y es de donde estoy leyendo el cable- “los Estados miembros de la Zona Euro han estado preparando durante las últimas semanas el escenario en el que Grecia sale del euro antes de las elecciones del 17 de junio. En tal caso, la Eurozona impondría una restricción a la retirada de efectivo en cajeros automáticos sin concretar en qué países, así como el reestablecimiento de las fronteras para impedir las transferencias de capitales a otros países más seguros”. REUTERS Europa. Y nos quieren convencer que esas cosas están pasando acá y no nos cuentan en realidad que estén pasando en el exterior.

Por eso creo que hay una necesidad de entender claramente, que vamos a seguir, como lo hicimos en el 2008, como lo hicimos en el 2009, como lo hicimos en el 2010, impulsando las políticas de crecimiento, de inclusión. No creemos que el ajuste, pero fundamentalmente porque entendemos que no es racional, no es razonable que la economía pueda crecer si le restringe el acceso a todo a la gente, porque la que consume es la sociedad y si la sociedad no se mueve, si la sociedad no consume, y si no que le pregunten a los productores primarios, por ejemplo, de carne y leche cómo están los precios hoy en el exterior y cómo están los precios en la Argentina, y van a decirles que están cobrando mejor precio en la República Argentina que el que podrían lograr en Europa. Y que nadie se haga el tono ni la gallina distraída porque esto es lo que está pasando hoy en la República Argentina. Y podemos sostenerlo, precisamente, por un fuerte mercado interno. No hay ningún secreto.

Estos son los fundamentos económicos que hemos tenido en estos años. Yo acá tengo… ¿Ya diste la conferencia, Mercedes, hoy a la tarde…? Mercedes daba hoy una charla en la Cámara Franco-Argentina.

“Precisamente la Argentina experimenta la fase de mayor crecimiento y menor volatilidad en estos 60 años”. Porque no es solamente crecimiento, sino no ha habido volatilidad en los mercados ni en las variables macroeconómicas, no ha habido saltos de un lado para el otro como sí se suceden en economías vecinas donde, realmente, un día la moneda vale una cosa, al otro día pasó para abajo, al otro día pasó para arriba. Bueno, y lo que está pasando en la zona del euro que mejor ni hablar.

Con lo cual, no solamente es Axel como vos decís, es la de mayor crecimiento, sino la de menor volatilidad, que fue siempre uno de los graves problemas de incertidumbre y de inseguridad en la República Argentina.

“Los niveles de inversión sostienen esta fase de crecimiento y los flujos de inversión extranjera directa se mantienen elevados y diversificados”. Para que ustedes vean un cuadrito, ya que estamos, yo no soy tan inteligente, yo soy vieja, yo no ando con esas cosas tomando, yo ando con los cuadritos todavía.

Acá se ve, precisamente en colores, lo que es la inversión en servicios que es lo verde, en rojo que es manufacturas de origen industrial y los primarios que son 29,1. Lo que está al lado es Brasil que tiene un desarrollo parecido y el resto de América del Sur, vemos una gran reprimarización de sus recursos naturales.

El crecimiento se desarrolla, entonces, sobre fundamentos macroeconómicos sanos y pueden ver aquí la cuenta corriente: esta la cuenta corriente superavitaria y esta es la cuenta corriente deficitaria que tuvimos desde antes del 2003 y que hoy nos permite, precisamente, en los últimos años lograr un sustancial incremento de nuestras reservas en el Banco Central que nos permiten, esas reservas en el Banco Central y por eso las cuidamos y las vamos a seguir cuidando, mantener a la República Argentina, a sus productores, a sus empresarios.

¿Por qué digo esto? Porque esto nos permite estar fuera de esa volatilidad permanente que han tenido los mercados; porque esto nos permite que nuestros productores, nuestros empresarios que necesitan insumos, que sí, tenemos que pagar en dólares porque vienen del exterior, los tengan para…como también los necesitamos para pagar la deudas que otros gobiernos contrajeron y que vamos a pagar en dólares, como es el BODEN 12, que terminamos de pagar a Dios gracias si Dios lo permite este año.

Es curioso, vamos a terminar de pagar este año el BODEN 12 por el cual, precisamente, se refinanció con bonos todo lo que fue el corralito del año 2001 y lo estamos pagando en dólares como se debe, además, a todos los que son titulares de esos bonos.

Todo esto ha sido originado por el superávit de nuestra cuenta corriente, esto está claro; sin superávit de cuenta corriente esto es imposible y esto es así porque el actual régimen macroeconómico mejoró todos los indicadores de sustentabilidad externa: deuda externa con reservas internacionales; deuda externa versus PBI; pagos externos de intereses versus exportaciones de bienes.

Ha sido terrible, todo lo que ustedes ven aquí en verde, es lo que nos convierte en superavitarios y esto es todo lo que estaba absolutamente desfasado durante décadas.

Hoy hablaba Axel muy bien en comenzar no solamente en el año de la convertibilidad porque este problema no empezó únicamente en el año de la convertibilidad. La convertibilidad no hizo más que agravar un problema que comenzó el 24 de marzo de 1976 cuando el país dejó de lado algunos trench, cuando realmente se dejó de lado una Argentina productiva donde los argentinos…Mirá, más que los milicos, vamos a estar verdaderamente atrás de los que empujaron, porque realmente esto no los exculpa de ninguna responsabilidad. Para eso están los jueces, para eso está la Constitución, para eso está la Justicia, para eso está la ley y no voy a hablar más sobre este tema como ya lo he hecho en reiteradas oportunidades.

Pero lo cierto es que todos los fundamentos macroeconómicos que hemos venido sosteniendo en estos años, son los que fundamentan la posibilidad de desarrollar hoy este Programa de Crédito Argentino Bicentenario para la adquisición de la vivienda única familiar.

Yo creo que realmente es muy importante, porque así como el trabajo es el gran organizador social, yo creo que la casa es el gran organizador familiar; en la casa está la familia.

Quiero terminar esta intervención del día de la fecha con una anécdota que me contó Zannini. Me dijo una cosa que emocionó mucho. Realmente, como ustedes saben, estuvo este fin de semana en la provincia de Tucumán porque había jornadas de la Justicia, de todos diferentes tribunales de Justicia de todo el país y le tocó cerrar a él el seminario que realmente le impactó porque dice que había grandes pantallas…Nunca vi que en un seminario jurídico hubiera pantallas en la calle y la gente siguiera eso como si se tratara…Pero esto revela una Argentina diferente, una Argentina que se interesa por las cosas. Pero bueno, aprovechó y se quedó el fin de semana en Tucumán para, bueno, solazarse un poco con esa hermosa provincia que es Tucumán, para hacer turismo, y dice que lo que más lo emocionó fue un señor, que era un empleado de la Fiscalía, que era chofer de la Fiscalía, y que le dijo que gracias al gobierno del presidente Kirchner y también me mencionaba a mí, por lo que yo le agradezco a este hombre, que había aprendido a bajar de la cama de un lado distinto. Y entonces, Carlos no entendió lo que le quería decir y el señor le contó que pudo acceder a una vivienda de 3 dormitorios, porque tiene varios hijos, y que hasta ese momento vivía en una pieza atrás de la casa del suegro y la cama no está como la tenemos nosotros en nuestras habitaciones en el medio de la habitación sino contra la pared para poder ahorrar…y ahí muchas veces duermen los padres y los chicos todos juntos y entonces tenés que bajarte de un solo lado de la cama, porque tenés la cama contra la pared. Puede ser sofisticado si hay una linda decoración y te bajás de este lado. Pero cuando hacen estas cosas no es por sofisticación ni por linda decoración, sino por pobreza, por falta de oportunidades y por injusticias e inequidades que ha habido en nuestro país y que estamos tratando y seguramente los que vengan tendrán que seguir haciéndolo porque tal cual viene el mundo vamos a necesitar mucho compromiso, mucho esfuerzo, mucho trabajo para terminar con las desigualdades, que es nuestra gran lucha, la lucha por la igualdad, la lucha por la libertad.

No hay libertad sin igualdad y no hay igualdad sin libertad, ambas están justamente. Y este plan apunta a eso: a mayor libertad y a mayor igualdad.

Muchas gracias y adelante Argentina, fuerza Argentina.