Discurso de Emilio Bello en el regreso al poder de Arturo Alessandri

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



Discurso de Emilio Bello, Presidente de la Junta, en el regreso al poder de Arturo Alessandri

Excmo. Señor Presidente:

Los miembros del gobierno transitorio que me ha cabido la honra de presidir hasta el momento de la llegada de V. E., os damos la más cordial y afectuosa bienvenida. Vuestra presencia nuevamente en esta histórica casa de gobierno, es un acontecimiento de la más alta y patriótica significación, que todo el pueblo chileno celebra con legitimo entusiasmo.

La nación, que os debe ya toda su gratitud por servicios eminentes con los cuales habéis enaltecido vuestro nombre y el de Chile, en el concepto de las demás naciones, no ha podido haceros responsable de perturbaciones derivadas fatalmente de un régimen anárquico y desquiciador que entrababa vuestra acción de gobierno y vuestros mejores anhelos de bien publico. Ella hace hoy plena hoy plena justicia llamándonos a realizar la magna obra de reconstrucción nacional que el país ha querido confiar a vuestras luces de estadista y a vuestro incansable esfuerzo para luchar por la felicidad y engrandecimiento de la República.

Por nuestra parte, al término del honroso y difícil mandato que nos fue impuesto en circunstancias especialmente graves y extraordinarias, dejamos constancia de no haber omitido esfuerzos ni sacrificios para llenar este deber patriótico en forma de corresponder en la medida de nuestras facultades a la confianza de las instituciones armadas y a las aspiraciones y objetivos enunciados en el manifiesto del 11 de septiembre, que traducían fielmente los generales anhelos de la opinión publica.

Hemos asegurado en todo momento la tranquilidad y el orden internos, inspirando nuestra acción de gobierno en propósitos de paz, respeto y amparo a todos los derechos de armonía y de justicia social, y procurando al mismo tiempo no desatender la solución de los problemas de mayor urgencia de carácter social, económico y administrativo, reclamada por necesidades nacionales impostergables.

Nos cabe hoy la satisfacción de ver realizada la finalidad primera del movimiento de opinión que dio existencia a este gobierno provisorio, haciendo efectivo vuestro regreso para continuar en el desempeño de vuestro elevado cargo y quedando iniciada la vuelta a la normalidad constitucional.

Estamos ciertos de que en la patriótica y trascendental tarea que os aguarda, habréis de contar siempre con el apoyo de la opinión popular y con el concurso de todos vuestros conciudadanos amantes del orden, unidos en común propósito de concordia y consagración al servicio de los más altos intereses de la patria en las horas de crisis que atraviesa.

Termino, señor Presidente, dando lectura al Acta, en que se deja testimonio de vuestra reposición en el mando supremo, que dice así:

ACTA En Santiago, a 20 días del mes de marzo de 1925, reunidos en la sala de despacho presidencial del Palacio de la Moneda, los miembros de la Junta de Gobierno y los Secretarios de Estado que han ejercido la dirección provisional de la República, en virtud del acuerdo celebrado por las Instituciones Armadas el 27 de enero ultimo, teniendo presente:

1º Que el regreso al país del Presidente de Chile don Arturo Alessandri, para reasumir las funciones de su cargo, auspiciado y requerido por el movimiento de opinión que dio origen al actual Gobierno provisorio, como medio de restablecer en el mas breve plazo, la normalidad constitucional en la República, pone, de hecho, termino a la situación transitoria de gobierno;

2º Que en virtud de la misión que les fue confiado la Junta de Gobierno y los Secretarios de Estado han llenado la finalidad primordial del movimiento del 23 de enero, haciendo real y efectiva la reasunción del mando supremo por el Presidente constitucional señor Alessandri, y dejar preparada, además, la próxima convocatoria a una Asamblea Constituyente, a la cual corresponderá la obra nacional de organizar nuestro sistema político sobre nuevas y mas sólidas bases.

Se acuerda: Dar la bienvenida a S. E., el Presidente de la República, ofrecerle el homenaje de su adhesión y respeto y hacerle entrega del gobierno en este acto a fin de que proceda a constituirlo con toda libertad en la forma constitucional que corresponda (Firmado). – Emilio Bello C. – P. P. Dartnell. – Carlos Ward. – Armando Jaramillo. – Jorge Matte G. – José Maza. – B. Bahamondes. – C. Ibáñez – Francisco Mardones. – V. Magallanes – Dr. José Santos Salas – Claudio Vicuña.