Discurso del Presidente de la República en 1849

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


<< Autor: Manuel Bulnes



Conciudadanos del senado y de la cámara de diputados:

Me es grato verme otra vez en medio de los representantes de la nación y unirme a sus sentimientos de religiosa gratitud al Todopoderoso por la continuación de sus beneficios sobre nuestra amada patria.


DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERIORES

Estamos en paz con todas las naciones del globo, y no hay motivo de temer que se turben las relaciones de amistad que esmeradamente cultivamos con las potencias del nuevo y del antiguo mundo.

Habiendo expirado el término para el canje de las ratificaciones de nuestros tratados de navegación y comercio con la nación francesa y con la Bélgica por circunstancias en las que no ha tenido parte este gobierno, he dado instrucciones y plenos poderes para que, por medio de convenciones especiales, se prorroguen los respectivos plazos, en conformidad a los deseos que se han manifestado por parte de las otras dos altas potencias contratantes.

La discusión de los reclamos pendientes entre este gobierno y el de los Estados Unidos de América se acercaba, según las últimas noticias, a su definitiva terminación. Pero me es sensible deciros que en las comunicaciones entre este ministerio de Relaciones Exteriores y la legación americana, no ha existido por algún tiempo la buena armonía que era de desear, y que este gobierno se ha esforzado en mantener. El gobierno tiene la convicción de haber ido tan lejos como el decoro de la nación y el suyo propio le permitían. El enviado americano, sin embargo, pidió sus pasaportes en virtud de supuestos agravios, que ha imputado al gobierno de Chile y al muy reverendo arzobispo de Santiago, en varias incidencias de su matrimonio con una ciudadana chilena. Por el ministerio de Relaciones Exteriores se os hará una exposición circunstanciada de los hechos.

Me propongo transmitir al congreso nacional, durante la presente legislatura, un proyecto de ley sobre devolución o indemnización de los secuestros hechos en tiempo de la guerra de la independencia a súbditos españoles, conforme a lo prevenido en el tratado de paz con la España.

He sometido antes de ahora, a la consideración del congreso nacional, la convención que sobre reconocimiento de la deuda de la república peruana a la nuestra se ajustó el año pasado en Lima, y en que espero hallaréis que, al paso que se ha dado una prueba de consideración y deferencia al gobierno peruano, se ha prestado por nuestra parte la debida atención a los derechos de la república. Os recomiendo igualmente el examen del tratado de navegación y comercio celebrado con la misma nación y trasmitido también el año anterior al congreso.

Están pendientes con el gobierno de Buenos Aires, encargado de las relaciones Exteriores de la confederación argentina, las varias discusiones de que ya tenéis noticia, sobre reclamos particulares, sobre pretendidas violaciones del derecho de gentes por nuestra parte, sobre la soberanía del territorio en que está situada nuestra colonia del Estrecho, en general sobre demarcación de fronteras; punto tan importante para prevenir o ajustar pretensiones de dominio y conflictos de jurisdicción. Me prometo que estas discusiones, conducidas hasta ahora lentamente, y sin fruto alguno, por comunicaciones directas de gobierno a gobierno, podrán llevarse con más facilidad a un resultado pronto y satisfactorio para ambas partes, cuando la llegada del anunciado ministro argentino nos proporcione sustituir a aquel medio embarazoso y estéril por el de negociaciones expeditas, de palabra y por escrito, en las que el gobierno de Chile será guiado por principios de estricta justicia.

Por razones que no os son desconocidas no se ha hecho últimamente progreso alguno en las cuestiones que se ventilaban entre nuestra república y la de Bolivia sobre un reclamo de indemnización, que hemos protestado no abandonar, y sobre la línea divisoria de ambos Estados en el desierto de Atacama.

Apenas creo necesario deciros que en los disturbios interiores de las repúblicas vecinas, este gobierno ha seguido escrupulosamente su antigua política de no tomar parte alguna, por más que se le hayan atribuido actos de parcialidad o de connivencia, sin el más leve fundamento. Deseamos mantener relaciones cordiales y francas con todos, y jamás hemos puesto en duda el derecho de cada uno para modelar sus instituciones de la manera que mejor le parezca y confiar las riendas del gobierno a la persona de su elección. Nada me ha parecido más lamentable que la recíproca desconfianza entre Estados nacientes que debieran mutuamente ayudarse; y con la mira de cooperar a la buena armonía entre todos he contribuido del modo que me ha sido posible a los trabajos del congreso de plenipotenciarios. Pero para presentar a vuestra sanción las varias convenciones acordadas por aquel cuerpo, ha creído el gobierno que era necesario hacer en ellas algunas alteraciones sustanciales.

Por la memoria ministerial respectiva se os dará conocimiento de algunas negociaciones entabladas en Europa y América con el objeto de fomentar la exportación de nuestros productos.


DEPARTAMENTO DEL INTERIOR

En medio de la efervescencia de las últimas operaciones electorales, que han renovado la cámara de diputados e integrado la de senadores, se ha conservado el orden interior; prueba manifiesta de la habitual moderación de nuestros conciudadanos en el ejercicio del importante derecho de sufragio. Aun cuando se haya trabajado abiertamente en algunos puntos contra las miras de la administración, la conducta prudente de las autoridades ha logrado que esta lucha no perdiese el carácter pacífico, aunque animado, que es propio de los actos en que un pueblo civilizado ejerce su soberanía.

A fin de asegurar la tranquilidad de las fronteras contra las incursiones de las tribus indígenas errantes y atraerlas a los hábitos de la vida civil, se han dado instrucciones al intendente de Concepción para que procure radicarlas en habitaciones fijas, valiéndose al efecto de los caciques de más influjo.

Hallándose cortada de tiempo atrás la comunicación por tierra entre las provincias de Valdivia y Chiloé, en detrimento del mutuo comercio, libró el gobierno los fondos convenientes para la apertura de caminos; en lo que, además, llevaba la mira de poner término al abuso introducido de hacer trabajar a las milicias del país en ellos, sin retribución alguna. Para esta fecha debe estar concluida la obra.

Dentro de poco quedará enteramente hábil para el tráfico el nuevo camino que debe sustituirse al antiguo entre Santiago y Valparaíso.

Adelantan las obras de la misma especie decretadas el año próximo pasado, pero siendo considerables las sumas que en ellas se invierten, no se ha querido proceder a nuevos trabajos antes de la terminación de los ya iniciados.

En septiembre u octubre se hallará expedito para el tránsito el puente de Maipó, en cuya construcción se han encontrado tropiezos imprevistos por la novedad de la obra y la falta de artesanos peritos y de los útiles necesarios.

Era una necesidad imperiosa la de un mapa exacto que, con la descripción geológica y mineralógica de Chile, señalase todos los puntos notables del país, sus varias alturas sobre el nivel del mar, y la línea culminante, de la cordillera entre las vertientes que descienden a las provincias argentinas y las que riegan el territorio chileno. Para esta obra que bajo tantos respectos interesa al sistema gubernativo y administrativo de la república, se ha contratado un profesor de cuyas aptitudes está satisfecho el gobierno, y ya ha dado principio a la ejecución de este encargo.

Está concluido en gran parte el edificio de la Quinta Normal de agricultura; un hábil agrónomo dirigirá el establecimiento según el plano presentado, y abrirá una escuela de agricultura práctica, compuesta de doce alumnos, nombrados por el gobierno.

Ha mejorado considerablemente la administración de los hospitales de Santiago, donde se asiste a un número más crecido de enfermos, y se le suministran alimentos de mejor calidad y en más abundancia. Con algunas providencias de arreglo interior, como la formación de tablas exactas en las que se anote la enfermedad de cada paciente y su método curativo, se conseguirá en breve proporcionar datos interesantes para la estadística médica.

Los presupuestos de las municipalidades demuestran el progreso de estos cuerpos, aunque en la mayor parte menos acelerado de lo que pudiera desearse. Tres establecimientos recientes, debidos al celo de la municipalidad de Santiago, influirán en el buen servicio de la población y acrecentarán sus rentas. En la mayor parte de las otras municipalidades, a pesar de la escasez de recursos de que me he lamentado otras veces, se trabaja con empeño, y con el posible suceso, en favor de los intereses locales. Me lisonjeo de que su organización y régimen, según están determinados en el proyecto de ley que sometí el año pasado a la deliberación de las cámaras, realzarán la importancia de los cuerpos municipales y el benéfico influjo que están destinados a ejercer en la condición moral y material de los pueblos.

Se han recibido noticias favorables del comisionado que envió el gobierno a Europa con el objeto de promover la inmigración de colonos en la provincia de Valdivia. Familias de obreros y artesanos se preparaban a emprenderla; y en consecuencia, se ha mandado que, reconocido el terreno para la situación de la colonia, se desmonte, y se prepare el indispensable abrigo a los colonos. Han llegado ya a Valparaíso algunos emigrados alemanes que pasarán a Valdivia.

Son manifiestas las utilidades que reportaría el país de una línea de vapores que por el estrecho de Magallanes lo pusiese en comunicación con la Europa, y no ha perdido el gobierno las ocasiones que se le han presentado de alentar especulaciones de esta clase, aun proponiendo contribuir a ellas de algún modo. Se os ha hablado de esta materia en otras ocasiones, y puedo añadir ahora que, según noticias recientemente recibidas, estaba a punto de formarse en Inglaterra una compañía para establecer una línea hasta el Río Janeiro, y de allí al Río de la Plata por vapores de menor porte. Un agente de la república se ha puesto en comunicación con los directores para ver si se logra que se extienda la línea por el estrecho hasta Valparaíso.


DEPARTAMENTO DE JUSTICIA CULTO E INSTRUCCIÓN PÚBLICA. JUSTICIA

Se han nombrado los individuos que han de componer las cortes de apelaciones de Concepción y de La Serena, cuya instalación se ha demorado por la necesidad de preparar locales adecuados. En breve empezarán los pueblos del Norte y del Sur a disfrutar los beneficios que esta creación les promete. Creo, con todo, que para asegurarlos será necesaria la adopción de algunas medidas de la competencia del congreso.

Han continuado las últimas tareas de la visita judicial. La copia de interesantes datos que produce, habilitará al gobierno y a las cámaras para entrar con paso seguro en las reformas que la administración de justicia necesita. Males se han advertido de urgente remedio, a que será preciso proveer. Os recomiendo el pronto despacho del proyecto de ley sobre «términos de prueba y emplazamientos» que os fue sometido en la última legislatura, y podría ser la base de reformas ulteriores que interesa promover con actividad.

Visitado el departamento de Rancagua en la primavera anterior, se ha empleado el verano en la inspección de la provincia de Concepción, una de las que presentan en el ramo de justicia mayores necesidades que llenar, y la que atrae con doble motivo las miradas de la autoridad por la urgencia que se siente de regularizar el régimen de la frontera.

No ha dejado el gobierno de dictar en este mismo ramo todas las providencias necesarias que han cabido en la esfera de sus atribuciones. Se os dará una cuenta menuda de ellas en la memoria ministerial respectiva, y por ahora me limito a anunciaros que me han merecido una especial solicitud la penitenciaría y las cárceles departamentales.


CULTO

Profundamente conmovido el gobierno por los desgraciados sucesos que han ocurrido en Roma y que obligaron al Sumo Pontífice a dejar la capital de sus Estados, ha unido sus vivas simpatías a las de la nación chilena y de todo el orbe católico por la suerte del ilustre Pío IX: suceso doblemente sensible para nosotros por los embarazos tal vez insuperables que han opuesto el buen éxito de la misión chilena cerca de la Santa Sede. Esta persuasión me ha movido a remitir a nuestro ministro plenipotenciario su carta de retiro, para que haga uso de ella, si considera infructuosa su permanencia.

Consagrado el reverendo obispo de Ancud después de recibidas las correspondientes bulas apostólicas, ha partido para su diócesis, que tantos bienes aguarda del ilustrado celo evangélico de este digno prelado.

Se han confiado a los nuevos misioneros llegados de Europa las misiones de la provincia de Valdivia. A los activos cuidados del superior que los ha acompañado se debe en parte la pronta realización de un pensamiento de que puede esperarse mucho más fruto que el reportado hasta el día. Aludo a la «Sociedad evangélica para la propagación de la fe», que se ha organizado con aprobación del gobierno, y que destinada a facilitar recursos de todo género, acelerará esenciales mejoras, y entre ellas el establecimiento de escuelas de artes y oficios para los indígenas, que si bien había sido mirado antes de ahora como un medio eficaz de civilización, habría tardado mucho en llevarse a efecto con los débiles arbitrios que puede suministrar el fisco.

Algunas órdenes regulares continúan en satisfactorio progreso, y ha principiado a establecerse en ellas el plan de estudios dictado por el gobierno.

Se acercan a su conclusión casi todos los templos de primer orden que se construyen con fondos fiscales. Terminados podrán dispensarse auxilios más eficaces a los numerosos de segundo orden, cuyas fábricas o están suspensas o marchan lentamente por insuficiencia de recursos.

Ha llegado de Europa un arquitecto de cuya idoneidad está satisfecho el gobierno para que dirija estos edificios y los demás que hayan de construirse por el departamento de Justicia.


INSTRUCCIÓN PÚBLICA

El ejecutivo no cesa de dispensarle todo el fomento que está a su alcance.

Se han abierto o se han auxiliado con erogaciones fiscales nuevas escuelas primarias de ambos sexos en los puntos donde más se hacía sentir su falta. De las antiguas, han recibido mejoras en su local, y no pocas en su régimen, gracias a los esfuerzos del inteligente y celoso visitador general, cuyo reciente fallecimiento ha tenido que lamentar el gobierno. Debida esa pérdida, según informes fidedignos, al extraordinario empeño de don José Dolores Bustos en el cumplimiento de su encargo, me parece que la nación se halla en deber de manifestar su gratitud a la desgraciada familia que ese joven meritorio, segado en la flor de una vida que daba tan bellas esperanzas, ha dejado en la orfandad. Se ha designado ya la persona que ha de sucederle en aquella comisión importante.

Se continúa fomentando la publicación de obras útiles para la instrucción primaria.

La escuela normal de Santiago ha mejorado notablemente su local, y produce cada día maestros más instruidos para la dirección de la enseñanza primaria. Todos los que últimamente han concluido sus cursos en ella, han sido destinados a la dirección de escuelas en las cabeceras de departamento.

Cada día se da mayor ensanche a la instrucción secundaria y superior. Se han creado nuevos colegios en las provincias bajo los auspicios del ejecutivo, y se han dispensado fomentos de todo género a los que ya existían.

El instituto nacional sigue dando pasos acelerados en su próspera marcha. Próximo a su total conclusión el nuevo edificio que les está destinado, podrá realizarse dentro de pocos días la traslación de los alumnos que es lo único que se aguarda para la apertura de nuevas clases; necesarias ya por el progreso de la enseñanza científica, y para el cumplimiento definitivo del decreto que modificó la organización de la universidad.

El cuerpo que acabo de citar corresponde mejor cada año a los fines de su institución. Las facultades de medicina y de ciencias matemáticas y físicas, cuya existencia era lo que menos se había hecho notar hasta ahora, han tomado recientemente un vuelo inesperado, que promete a esas ciencias en Chile un brillante y rápido desarrollo.

La adquisición feliz que hemos hecho de hombres científicos y de eminentes artistas, ha permitido decretar el nuevo viaje por la república, en más extensa escala que el de don Claudio Gay, y llenar casi todos los vacíos que se notaban en la instrucción pública.

El estudio de las ciencias será para nosotros en lo sucesivo más fecundo en resultados. Las artes, sus naturales compañeras, y órganos de sus manifestaciones, han venido a proporcionarles medios abundantes de aplicación.

Se ha establecido una academia de pintura bajo la dirección de un distinguido artista, y posee ya un número no pequeño de alumnos. A su instalación seguirá de cerca la de una clase de arquitectura teórica y práctica dirigida por el acreditado arquitecto M. Brunet de Baines, y para la cual se han preparado los elementos necesarios.

Han llegado de Europa el director y los maestros de taller destinados a la escuela de artes y oficios, y preparados ya el local y talleres, se efectuará consecutivamente su apertura, y podemos abrigar la grata esperanza de ver alentada y desarrollada con ese estímulo la industria chilena.

Creería faltar a la justicia si no recomendase a vuestra estimación el celo con que nuestro encargado de negocios en Francia ha contribuido por su parte a la realización de este útil establecimiento, y su acierto en la elección del director, sujeto que merece toda nuestra confianza por sus conocimientos y su larga práctica en la dirección de escuelas de esa misma clase en Francia. Esto, y el no menos acertado desempeño de otras útiles comisiones para el progreso de la instrucción del país, han dado a don Francisco Javier Rosales títulos relevantes a la consideración del gobierno y del congreso.


DEPARTAMENTO DE GUERRA Y MARINA

La fuerza armada de todas clases ha seguido manifestando el espíritu de moralidad y disciplina que tanto la honra.

Se ha publicado un curso de instrucción especial de artillería, y se ha mandado observar en las escuelas que se establecieren en los diferentes departamentos de esta arma y en la escuela militar.

Han sido muy satisfactorios los exámenes últimamente rendidos en ésta. A petición de varios padres de familia se ha expedido un decreto autorizando al director para admitir hasta veinte alumnos pensionistas; y por otro decreto se han prescrito las condiciones que deberán exigirse a los aspirantes a la escuela militar en las tres secciones de cadetes de número, supernumerarios y cabos.

La milicia cívica ha recibido considerable aumento.

Se ha decretado la venta de los terrenos sobrantes del campo de instrucción, con arreglo a la ley de 10 de noviembre de 1846.

Nuestra marina de guerra ha estado constantemente ocupada, y aún con el próximo aumento de una corbeta, será insuficiente para dar abasto a las más urgentes atenciones del servicio. Se ha dispuesto que se construyese en Valparaíso esta corbeta, así por las dificultades que se presentaron para la adquisición de buques de vela construidos en Europa, según la autorización dada al gobierno en la ley de 29 de septiembre de 1845, como para estimular esta nueva e importante industria en nuestro suelo. Las seguridades dadas por el constructor y por personas facultativas, inspiran al gobierno la mayor confianza en la calidad de los materiales y en la duración de la obra. El importe total será notablemente inferior a lo que un buque de la misma clase habría costado en Europa, y para mayor economía de la hacienda pública, se incluirá en él lo que ha producido la venta del queche Magallanes, cuya incesante actividad lo había inutilizado casi completamente para el servicio a que estaba destinado.

Mientras se obtenía de las cámaras la autorización solicitada para que la fragata Chile se trasladase a Rochefort con el objeto de repararse allí, se ordenó que permaneciera en el mismo estado en que se la había puesto para hacer el viaje, y sólo se tripulase con la gente necesaria para su custodia y cuidado. Se ha planteado en ella una escuela primaria para la marinería, idea feliz que se debe a la comandancia general de marina, y que podrá hacerse extensiva a los demás buques de la armada.

El 23 de enero, se ordenó la construcción de una lancha salvadora para el puerto Constitución, con precauciones contra los peligros del interesante servicio a que se la destina. El vapor Maule se hallará listo antes de mucho tiempo para prestar servicios de no menor importancia, y oportunamente se pedirán a la legislatura las erogaciones necesarias.

La colonia del Estrecho permanece en un estado satisfactorio; se la ha suministrado abundantemente todo lo que su conservación y adelanto exigían; se han dado al gobernador instrucciones para regularizar el establecimiento, y el gobierno está ya en posesión de los datos que se habían pedido para deliberar sobre su arreglo definitivo, que dependerá en mucha parte de la resolución del congreso relativamente al proyecto de ley que se le trasmitió, dirigido a darle la forma de una colonia militar marítima.

Se ha hecho sentir la saludable influencia de la ley sobre la división del territorio marítimo de la república, y de la que hace admisibles los extranjeros a la propiedad de buques chilenos; en la matrícula nacional se ha observado una actividad no común.

Mediante la buena voluntad del almirante francés en estos mares, como de las autoridades británicas, podrán nuestros jóvenes guardiamarinas navegar en las escuadras de estas dos adelantadas naciones, y adquirir los conocimientos prácticos de la profesión, que nuestra marina en su estado actual no pudiera proporcionales.

Una severa y discreta economía ha producido en los gastos del departamento el ahorro de sumas no despreciables, a lo que también han contribuido sin duda el pundonor y delicadeza de los empleados.

Relativamente a la ley de navegación, asunto en el que desde el año anterior se ocupa el congreso, creo conveniente recomendaros el examen de las indicaciones hechas recientemente por parte del gobierno británico para la recíproca igualación de banderas en los puertos de una y otra potencia, cualesquiera que sean la nacionalidad y procedencia del buque mercante y las mercaderías que cargue; con la circunstancia, que me parece ventajosa para nosotros, de considerarse como buque de una nación todo el que lo sea según las leyes de la misma. La Gran Bretaña ofrecerá esta reciprocidad a todas las naciones del globo, y modificará la regla general, con respecto a aquellas que se la nieguen, según las restricciones y derechos diferenciales establecidos en éstas; de que resultaría probablemente el hacerse hasta cierto punto ineficaces las ventajas y favores que un Estado concediese a su propia marina mercante por medio de restricciones y derechos diferenciales impuestos a las otras. La materia es tanto más digna de considerarse atentamente, cuanto más general va siendo en las potencias marítimas la propensión a este sistema de perfecta reciprocidad e igualdad.


DEPARTAMENTO DE HACIENDA

Causas poderosas y que son conocidas de todos, han obrado una disminución en la renta de aduanas. La primera de todas, valuándola por su trascendencia, ha sido la depreciación en que cayeron los productos del país y, la segunda, las revoluciones de Francia, Alemania y Bolivia.

En 1847, las aduanas produjeron 2.103.066 pesos, y en 1848 bajaron a 1.940.539.

En los demás ramos de rentas públicas no han menguado los ingresos, y así es que la suma total de la baja no pasa de 161.416 pesos.

Por manera que el sobrante de años anteriores ha permitido al gobierno cumplir religiosamente sus compromisos dentro y fuera del país, y continuar las obras públicas, no obstante la decadencia de la renta indicada, la extensión del plazo de los pagarés de aduana, las prórrogas para pagar los diezmados rematados, y la anticipación con que es menester remitir los fondos para el pago de la deuda exterior. Y no está de más advertir que en 30 de septiembre de 1847, se comenzaron a pagar los intereses de la deuda exterior del 3 por ciento.

A pesar de los sucesos desgraciados de que ha sido teatro una de las repúblicas hermanas, con la cual hacemos un cambio extenso y frecuente de productos, el comercio de tránsito no ha continuado en la escala gradual de descenso que seguía de algunos años a esta parte resultado que se debe al imperfecto ensayo de almacenes francos a virtud de la ordenanza de 9 de julio de 1847.

El producto de la aduana de Valparaíso en los meses que van corriendo del año presente, da un aumento considerable sobre el de los mismos meses en el año anterior.

Excusado sería que os diese cuenta de los trabajos que se han ejecutado desde la apertura de la anterior legislación hasta muy cerca del fin del período legislativo extraordinario, habiéndose noticiado todos ellos a las cámaras extensamente en la memoria ministerial de hacienda de aquel año.

Enumeraré pues brevemente las providencias que de entonces acá se han librado por el ministerio de Hacienda, y que más merecen ocupar vuestra atención ahora.

Se han habilitado cuatro puertos: dos en la provincia de Colchagua, cuyos productos no podían exportarse por falta de vías públicas y de puntos por donde embarcarlos; uno a poca distancia de Valparaíso, y el otro en la costa de Arauco.

En las tramitaciones de aduana se han introducido varias reformas, dirigidas las unas a hacer más expedito el despacho, y las otras a facilitar a los mineros la adquisición de maderas y de otros artículos.

Se aprobó la reunión de una sociedad de minería, y se le recomendó promover la traslación de trabajadores del sur al norte de la república y formar un proyecto de bancos de rescate.

Se ordenó la visita de las administraciones de especies estancadas, y posteriormente se han dividido algunas de ellas.

Se han suprimido varios empleos que no eran de utilidad efectiva.

Concluido el muelle de La Serena, y reparado el de Chiloé, se ha decretado la construcción del de Valparaíso.

Se mandaron construir las habitaciones precisas para trasladar el resguardo de Hornillos al río Colorado, situación más a propósito para cortar el tráfico de contrabando.

Se reformó la tarifa de avalúos. Por los cálculos formados para apreciar los efectos de esa disposición, se ve que a pesar de haber subido el evalúo de la plata piña y de otros artículos, ha sido favorecido el comercio con una rebaja que importaba doce mil pesos anuales para el fisco. Llevóse la mira de establecer un equilibrio racional entre todos los productos y artefactos extranjeros. No era posible en la situación de nuestras rentas un proceder más liberal.

Se ha mandado formar un estado de los productos minerales, agrícolas y fabriles exportados desde 1830 hasta 1848.

Se han concedido franquicias a los establecimientos en que se funden y refinan cobres.

La creación de un banco nacional y el sistema de impuestos han ocupado también muy especialmente al gobierno.

Conciudadanos del senado y de la cámara de diputados:

El estado de los negocios públicos reclama vuestra más asidua contracción. Él impone a los representantes de la nación chilena la más profunda y vigilante solicitud. A vosotros, como al gobierno, está confiada la paz interior y exterior, la seguridad de nuestros hogares, la permanencia de nuestras instituciones, la salud de la patria. Volved los ojos alrededor de vosotros, volvedlos a las naciones más civilizadas y poderosas del mundo antiguo, y sentiréis todo el peso de esta sagrada responsabilidad en el momento presente. Vuestro patriotismo me infunde una confiada esperanza de que no dominarán en el santuario de las leyes inspiraciones apasionadas; de que la cordura y el espíritu de concordia presidirán a vuestros consejos. ¡Quiera la Divina Providencia ilustrarlos!