Discursos oficiales de Salvador Allende/1971/Conferencia de prensa

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Conferencia de prensa de Salvador Allende Gossens
5 de agosto de 1971


Embajada de Chile
CENTRO de DOCUMENTACION

Silhouette of Gears Salvador Allende speeches 02.jpg


CONFERENCIA DE PRENSA DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
COMPAÑERO SALVADOR ALLENDE, EL 5 DE AGOSTO DE 1971.


Silhouette of Basic Shape Salvador Allende speeches 02.jpg


OFICINA DE INFORMACIONES
Y RADIODIFUSION DE LA
PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA

CONFERENCIA DE PRENSA DEL COMPAÑERO PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, DR. SALVADOR ALLENDE, REALIZADA EL DIA 5 DE AGOSTO DE 1971.-

En primer lugar, quiero reiterar el saludo que les acabo de hacer, y en seguida pedirles excusas por este retraso involuntario. He tenido que preocuparme de algunos problemas de tipo familiar, que también tienen a veces los dirigentes políticos.

Me dicen que hay periodistas de países amigos -para no emplear la expresión extranjeros-, y nacionales; entonces podemos irnos alternando, pero les advierto que quiero cambiar un poco el método rutinario, que quiero más que una ráfaga así de preguntas, quiero que dialoguemos un poco, así que yo también les voy a hacer preguntas en respuesta a las preguntas que Uds. me hagan.

Ya, compañero de los focos, yo le ruego que me permita ver al público, que yo no los veo y es muy desagradable contestar una pregunta a la oscuridad, y mucho más desagradable no ver cuando hay tantas periodistas femeninas.

Bueno, qué pasa con los focos? Pues estoy hablando de los focos y nada... bueno, pero estando yo, primero está el público y después de él, la T.V. Yo quiero ver a la gente, no veo nada. Bueno, ofrezco la palabra.

Se individualiza, compañero, a pesar de que yo sé quién es usted.

VICTOR HUGO ALBORNOZ, de Radio U.T.E.: Compañero Presidente, ayer se cumplieron nueve meses desde que los trabajadores llegaron legalmente al Gobierno; qué opinión le merece a Ud. el papel que ha jugado o representado la oposición en este lapso?

RESPUESTA: En todo régimen como el que vive Chile, la oposición juega un papel muy importante, pero hay que distinguir también en la oposición; hay sectores que actúan no frente a las medidas o iniciativas que toma un Gobierno, sino en función de sus ideas, sus intereses esencialmente; entonces esa es una oposición intransigente, cerrada, con la cual no es posible el diálogo. Hay otra oposición, que discrepando de las líneas del Gobierno, está dispuesta a analizar, sobre todo en el Congreso, las iniciativas y los planteamientos del Ejecutivo; y hay otro sector que está representado especialmente por la Democracia Cristiana, para la cual oponerse a algunas iniciativas es muy difícil, porque ellas están dentro de lo que plantearon, sobre todo en el programa de Radomiro Tomic. Pero en sus grandes líneas yo puedo decir que frente a la actitud de la oposición y sólo muy excepcionalmente, cuando se ha hecho una campaña en algunas Revistas, despreciable por cierto, y que traspasa lo tolerable dentro de la Ley, hemos recurrido a los Tribunales de Justicia; de allí que el Gobierno pueda señalar -y en el caso particular mío- creo que he sido el único Presidente de Chile que no ha tenido una palabra en contra del Congreso, aunque no tenemos mayoría. Jamás he emitido una opinión o un juicio condenatorio; lo que ha ocurrido con gobierno anteriores, que culpaban de todo lo que sucedía al Congreso, a pesar de que tenían mayoría en el Congreso.

FERNANDO URIBE de Prensa Latina: Respecto a la situación producida en el Partido Radical quiero preguntar al compañero Presidente si ello tendrá incidencia en la estructura del gabinete actual u otro tipo de incidencia. RESPUESTA: Esta es una pregunta bastante importante, y semi conflictiva, diría yo; donde luego quiero señalar que concurrí a la convención del Partido Radical; que allí tuve una intervención, en la cual destaqué por qué a mi juicio, era indispensable la presencia de un partido como el Radical, entroncado más que centenariamente la vida de Chile, que representaba sectores tan importantes en un proceso revolucionario como los sectores de técnicos, profesionales, empleados, pequeños y medianos comerciantes, o industriales. En mi intervención, quise demostrar como era sociológicamente justo, frente a la dirección de los sectores sociales de Chile, la presencia de un Partido laico, democrático y revolucionario, en realidad para mí ha sido una sorpresa no grata (yo diría dolorosa), lo ocurrido, no puedo entrar a pronunciarme en los problemas internos de una colectividad; en cuanto a la forma como se estructuró la Convención, y la representatividad en ella manifestada son problemas que no me competen y que siempre he respetado, porque pertenecen a la vida interna de los Partidos. La declaración que se elaboró, que es en esencia, la definición, a mi juicio, es una declaración que no es auténticamente lo que es y ha sido la imagen del Partido Radical pero tampoco es una declaración que a la luz de la doctrina marxista, pueda estimarse como una declaración marxista, yo creo que en una declaración un poco heterogénea y que se presta sí a que alguna gente o muchos piensen, que está más cerca de una interpretación marxista que lo que ha sido siempre la característica tan típicamente marcada de la expresión Radical, del pensamiento laico, democrático racionalista. Ahora lógicamente se plantea una situación desde el punto de vista de Gobierno, tendremos que analizar -y digo analizar- porque hay un hecho bastante curioso y es que tanto la Convención y los Radicales elegidos para la Directiva, como el grupo que ha renunciado al Partido expresen su más decidido apoyo al Gobierno, al Programa de la Unidad Popular y el Presidente de la República, y un problema similar se plantea y aprovecho la pregunta de Hernán Uribe para vincularlo porque es la realidad. Aquí no podemos ocultar las cosas. Algo similar se plantea en el MAPU, según mis informaciones, los parlamentarios del MAPU, compañeros Gumucio, Jerez y Silva más el Ministro Chonchol, renunciarían al MAPU, para juntarse con el sector que se ha separado a la Democracia Cristiana, y que quieren, y desean constituír, un vigoroso movimiento de izquierda cristiana. Entonces logicamente ustedes tienen que entender que hay también allí algo que analizar, porque a su vez, tanto los parlamentarios que se van del MAPU, como el MAPU y los que han salido de la democracia cristiana para formar la Izquierda Cristiana que expresa apoyo decidido al gobierno y al programa de la Unidad Popular, y consecuencialmente con ellos, al Presidente de la República. Así es que nos encontramos frente a un hecho aparentemente paradojal que hay más fuerzas que apoyan al gobierno, pero que la base se ha debilitado por problemas internos de los propios Partidos. Dentro de un respeto al pluralismo que mantendremos, y de un respeto irrestricto a la vida interna de los Partidos que siempre ha mantenido, esperará con la prudencia necesaria, que se decanten estas cosas. Se que es el propósito de expresar al Gobierno, a la directiva de los Partidos donde han acontecido estos hechos, el deseo de dejar en libertad al Presidente de la República en las jerarquías administrativas-políticas, pero no he resuelto todavía nada. Espero hoy día empezar a estudiar esta situación y resolveré en el momento oportuno, pero sin discusión compañero Hernán Uribe, sin discusión, este es un problema que preocupa e inquieta y además es una manifestación contradictoria, porque por un lado, confluyen fuerzas que vienen en número apreciable y cualitativamente tienen mucha importancia tienen mucha importancia fortalecer, del Gobierno y sin embargo, los sectores que se separan de ellos, reafirman su decisión de apoyar al Gobierno. Esto hace un poco más difícil comprender la política chilena, pero esto vine categóricamente a señalar hasta dónde es efectivo lo que hemos dicho y cómo aquí, no sólo la expresión democrática se manifiesta en el respeto a la oposición, al derecho de opinar, sino que en la propia vida interna de los partidos llega a ser creo yo, un exceso; pero es característico nuestro y seguiremos avanzando.

PREGUNTA: El Diputado Socialista, Pedro Jáuregui, hizo ayer una denuncia en la Cámara de Diputados en la que señaló que existían grupos armados en localidades al interior de Osorno, y que continuaban las tomas de predios; señaló asimismo que había hecho la denuncia correspondiente en el Ministerio del Interior, específicamente ante el Subsecretario del Interior y hasta el momento no se habían adoptado medidas para terminar con estos problemas. Quería saber su opinión acerca de la denuncia de su Partido y de la implicancia que pueda tener.

RESPUESTA: Desde luego, quiero señalar una vez más, que es una expresión también de absoluta libertad democrática el que un parlamentario de Gobierno, exprese como lo expresara mi amigo y compañero Dr. Jáuregui su opinión en el Congreso Nacional. De todas maneras, quiero manifestar que el Diputado a mi juicio, debió antes de hacer su denuncia, informarse sobre las medidas que el Gobierno ya había tomado; donde él ha cometido un error es al decir que no se hizo caso de las denuncias. Reiteradamente este Gobierno ha tenido denuncias, a veces sobre la base de solvencia por parte de las personas que ha hecho otras denuncias de que habría focos o grupos armados y los hemos investigado, hemos tomado las medidas, y hasta ahora no hemos encontrado foco armado propiamente tal.

Quiero destacar que entre otras cosas el Gobierno decretó la zona fronteriza (de esto hace ya algunos meses), lo cual significó entregar a una Comisón Interministerial el control de trescientos mil hectáreas con un doble aspecto: Por una parte, explotar las reservas forestales, no los bosques naturales que deben ser patrimonio de Chile y queremos preservar, sino algunos bosques artificiales que no están explotados, (que tampoco pueden ser expropiados a través de la Ley de la Reforma Agraria, para crear allí un gran complejo para la industria papelera tomando en consideración que los trabajadores del aserradero son los que están en peor situación; y por otra parte, que en esa vasta y amplia zona el número de gente por kilómetro cuadrado es muy bajo, vale decir, hay un problema de afianzamiento de Chile en una vasta región donde en kilómetros de kilómetros prácticamente no hay gente, y además son regiones potencialmente muy ricas. Pero también decretamos esa zona, porque se decía que en esta región actuaban determinados focos o grupos armados, e inclusive se llegó a señalar como el Jefe de este sector insurgente a un denominado "Comandante Pepe". No conozco más Pepe de influencia en el Gobierno que el Ministro del Interior [1], pero decretamos zona fronteriza, con lo cual estoy señalando a Gabriela Piderit que el gobierno cada vez que ha habido una denuncia responsable se ha hecho eco de esta denuncia; y también cada vez que ha tenido una información sin necesidad de que sea denuncia, se ha preocupado de ver si efectivamente existen o no, estos grupos armados. Porque no los hemos tolerado ni los vamos a tolerar. En e caso concreto del Diputado Pedro Jáuregui, el Ministro del Interior tomó las medidas pertinentes: contacto directo con el Intendente de la Provincia, envío de un abogado que la intervenido en reiterados conflictos que ha estado muchas veces, sobre todo en Cautín, con experiencia sobre esta materia, traslado de un sector numeroso de agentes de investigaciones para contribuir con los locales que generalmente son un número muy reducido de funcionarios, a la más acuciosa y seria investigación. Asi mismo y como es lógico imaginarse, buscar las informaciones que tiene las fuerzas armadas que cuentan con servicios especializados sobre esta materia y una vez en teniendo todos esos antecedentes, actuar si era necesario. Previamente hemos tomado las medidas para individualizar, aislar y controlar la posibilidad de existencia de un foco de este tipo, así es que yo pienso que si el Diputado Pedro Jáuraqui ha afirmado esto, alguna base debe tener, es un hombre serio. -lo conozco- soy su amigo hace muchos años, pero el debió sí, haber esperado por lo menos una respuesta directa del Ministro del Interior, porque sostener que el gobierno no ha tomado medidas, es un error, es un error que no puede caer un diputado de gobierno.

Vamos a ver, un periodista de paises amigos.

JOSE COOL, Agencia Católicos de EEUU y Alemania: Señor Presidente tiempo atrás los obispos chilenos editaron este documento "Evangelio-Política y Socialismo" y si bien entiendo se lo mandaron a Ud. también, por otra parte, el domingo pasado, la Iglesia Bautista publicó una declaración respecto al mismo tema, religión y socialismo. Se señala por una parte, la bienvenida de ambas iglesias de un socialismo humanista, y por otra parte se desea que en Chile no hubiera un marxismo totalitario; ¿quiere Ud. Sr. Presidente, decir algo sobre este planteamiento?

RESPUESTA: Reiteradamente -tome asiento por favor- reiteradamente, hemos sostenido y destacado, como un hecho de gran significación, de que en nuestro país, las iglesias, esencialmente la Iglesia Católica que es mayoritaria, a través de su jerarquía se ha identificado más y más con los problemas del pueblo y no haya objetado una solución que implique los cambios estructurales necesarios para conducir este país hacia el socialismo. Que la Iglesia y las Iglesias reiteran entonces, su apoyo que es muy importante, desde el punto de vista espiritual y moral y activo, su apoyo a un camino socialista democrático y humanista significa fortalecer la línea del gobierno y lo que hemos llamado la vía Chilena. Hemos siempre sostenido que Chile por su idiosincrasia, por su historia, por su realidad, ha buscado un camino propio que es un camino revolucionario pero que esta revolución queremos realizarla con el menor costo social, por una parte; y por otra parte, con el menor costo económico, en el sentido de impedir que se dañe nuestra economía en función de esta lucha que implica hacer que una minoría que ha detentado el poder, de paso a la mayoría que efectivamente he representado.

El apoyo, entonces de las Iglesias, y especialmente de la Iglesia Católica chilena, es muy importante porque significa que coloca el auténtico pensamiento cristiano, al servicio de la revolución que está destinada precisamente a permitir el desarrollo integral de la personalidad humana. Tanto el documento que usted ha aludido, que tengo entendido es un documento de trabajo, lo conozco y he estudiado, y además ha tenido el agrado de conversar con algunos de los dirigentes de la Iglesia Católica chilena. De la misma manera, con algunos dirigentes de las Iglesias, no sólo de la Bautista, sino de las Iglesias y he encontrado de parte de ellos, en primer lugar una gran comprensión una gran receptividad para los problemas de Chile y de su pueblo y también una actitud de comprensión para las acciones que desarrolla el Gobierno tendientes a hacer posible los cambios que abrirán a Chile el camino del socialismo dentro de los marcos que reiteradamente he señalado: de respeto a la persona humana, a los derechos que el pueblo de Chile ha conquistado a lo largo de muchas luchas, y que nosotros no queremos disminuír sino ampliar. Si luchamos, es porque esta democracia nuestra, la democracia representativa, tiene las lacras del régimen y del sistema capitalista y creemos que no es una auténtica democracia, y que hay millones de chilenos que han estado siempre al margen de la libertad auténtica y de la propia democracia; por eso es que nos sentimos complacidos de poder expresar ante el mundo sobre la base de su pregunta cual ha sido nuestra actitud y cual será en el futuro, y por eso creemos que dentro de esta línea contraremos cada vez un apoyo mayor de parte de las distintas Iglesias que tienen su representación y su jerarquía en nuestro país. Tan solo quiero destacar la significación internacional que tuvo el Tedeum Ecuménico que yo solicitara y que ha sido la demostración más clara del respeto a todas las creencias y fundamentalmente, el respeto de un hombre que no profesando una fé, como yo, tiene por el derecho y la fé de los demás. Bien.

EMILIO ROJO DE PURO CHILE.- Ud se ha referido al Partido Demócrata Cristiano; yo quería consultarle cual es el significado político futuro que Ud. le atribuye a la crisis interna que en este momento vive ese partido, y si en el futuro podría haber en el Gabinete algunos Ministros de la Izquierda Cristiana?

RESPUESTA: Desde luego, yo pienso compañero Rojo, que nadie puede dejar de mirar con señalado interés el que se provoque o se busque la estructuración de un movimiento cristiano de izquierda; es un paso muy decisivo en la vida política y viene a señalar una vez más, que en este país los procesos maduran con mayor rapidez que en otros países, a pesar de que puedan tener un desarrollo económico muy superior y a pesar de que aparentemente también hubieran alcanzado una etapa política más elevada. El entendimiento entonces de marxistas, laicos y cristianos, es un hecho que señala a Chile como alcanzando un punto superior de la responsabilidad política y demostrando cómo gente que tiene un pensamiento filosófico diferente, puede y debe ponerse al servicio de Chile y de su pueblo para encarar una tarea revolucionaria. Ello viene a afirmar una vez más lo que le he contestado a la pregunta que me hiciera hace un instante en relación con las Iglesias, uno de Uds. a quien he saludado con mucho agrado.

Tiene compañero, Rojo, gran importancia el hecho de que en la propia democracia cristiana y como problema de conciencia de los que allí militan, se haya producido esto que es indiscutiblemente un fenómeno político de grandes proyecciones. No entro analizar, no lo deseo, he sido bastante prudente en relación con el MAPU, y con el P.R., y tengo la obligación moral o ética de hacer lo mismo frente al problema interno de la Democracia Cristiana; me interesa y es, creo, mi obligación, sobre todo destacar la importancia que tiene hacia el futuro la creación de un auténtico movimiento de izquierda cristiana. Ahora, no siempre los partidos tienen que estar representados en el gobierno, para expresar su apoyo a la acción de un Gobierno, sobre todo cuando tienen fuerzas parlamentarias, pero eso no excluye la posibilidad de la participación mañana, una vez que se consolide este movimiento, en las esferas gubernativas si acaso los partidos que integran la U.P., en conversación con el Presidente de la República, resuelven ampliar esa base e invitarlos a que formen parte del Gobierno. Pero puedo sí decir, que hay algo que indiscutiblemente tiene un valor, en los distintos hechos que han ocurrido en los partidos políticos: el Partido Radical, ha sufrido lo que todo el país sabe como consecuencia de su Convención, y el grupo que se separa del partido radical, formado por políticos que han actuado durante muchos años en la vida pública chilena y que tienen prestancia política, que han sido candidatos a la Presidencia de la República etc., reitera su decisión de apoyo al programa y al gobierno. El sector de parlamentarios que se separa del MAPU y que va a juntarse con el grupo que va a formar la Izquierda Cristiana, señala su irrestricto apoyo al programa al Gobierno y al Presidente de la República; y aquellos otros que bien sabemos de la D.C. que se juntan con los parlamentarios del MAPU, para fortalecer el Movimiento Cristiano de Izquierda expresan su apoyo al programa y al gobierno. Y además agregan en forma muy clara, que no piden ni exigen cargos administrativos, ni representación política en el Ejecutivo; es es un hecho que tiene mucha importancia por que hay de por medio una gran responsabilidad, por una parte, ante su propia conciencia y ante el pueblo en la lucha en que estamos empeñados, que es muy dura, y además demuestra una clara, una diáfana, una transparente actitud política. Gente que está en el gobierno, que renuncia a las posiciones del gobierno, para fortalecer movimientos destinados a apoyar al gobierno; yo creo que es un hecho que no ocurre habitualmente en muchos partidos o en muchos países y que es importante destacarlos. - Apaguen la luz, por favor. Apague la luz compañero por favor. ¿Quién es el sordo? Apague la luz, no ve que no veo ni a Verónica ni a Marcela[2], ni a... Momento van a cambiar la luz... ¿qué pasa?.

-Cristian, ¿quieres venir un segundito por favor?[3]

Te doy 24 horas de plazo--- 24 horas. (Risas). Bueno... Bueno... vamos... ¿estamos listos?. Sin luz un momento...

AGENCIA TASS, Compañero Presidente: Como se sabe, en el futuro próximo en Chile se proyecta construir 2 plantas de viviendas prefabricadas con equipo soviético. El equipo para cada una de estas fábricas será donado como ayuda para los damnificados del último terremoto y el equipo de la otra fábrica será recibido a través de un crédito concertado durante la última visita del Canciller Almeyda a la URSS. Quería sabe compañero Presidente su opinión sobre la importancia de esas futuras plantas para la reconstrucción de las zonas devastadas por el terremoto y en general para el cumplimiento del programa de la U.P. en el campo de la vivienda.

RESPUESTA: En primer lugar, se hizo público nuestro reconocimiento al Embajador de la URSS, cuando tuvo la deferencia de concurrir a La Moneda a expresar la resolución del Gobierno Soviético de donar una de esas plantas que permite construir 70 mil metros cuadrados, como un aporte al Gobierno para encarar las graves consecuencias del sismo.

También y en cada oportunidad lo hemos hecho, hemos agradecido las expresiones solidarias de diversos países de todos los continentes y por cierto en los países de América Latina, que con gran esfuerzo han venido a ayudarnos, a cooperar con nosotros y a entregarnos su solidaridad afectiva, y también material, en el caso concreto que Ud. alude es muy importante que contemos con dos plantas, la otra la adquiriremos a través del crédito, porque eso permitirá construir, sobre 140.000 metros cuadrados al año, y es un aporte decisivo, además, son empresas o industrias que permiten, levantar casas prefabricadas hasta de cuatro pisos, lo cual no excluye que puedan hacer asimismo casas de un piso, pero son casas asísmicas. Nadie puede dudar la importancia que tiene que adquiramos técnica de otros países, para encarar el más duro, el más difícil y el más dramático problema que confrontan la mayoría de los países del mundo, los países del Capitalismo Industrial, aún los países socialistas y por cierto mucho más grave es la situación de los países en vía de desarrollo.

Yo le he dicho reiteradamente, a pesar de que Chile es sin discusión el país de América Latina en donde el esfuerzo estatal es más alto para construir viviendas, el hecho es que ningún Gobierno, hasta ahora ha construído para el aumento vegetativo de la Población. Es por eso que dije que uno de los problemas más importantes desde el punto de vista humano, del punto de vista económico, que confrontaba el Gobierno era el déficit de viviendas que según los Técnicos alcanzaban hasta antes del sismo a 480 mil o 500 mil viviendas y lo he repetido y la frase también la he repetido, porque me gusta repetir con majadera insistencia que la primera Exposición de la Viviendas que se hizo en Chile la hice yo como Ministro de Salud Pública del Gobierno de Pedro Aguirre Cerda.

En esa oportunidad, demostré ante Chile entero que faltaban 320 mil viviendas, y han pasado desde el año 1940 hasta ahora 31 años, y que ahora no faltan 320 mil sino 480 mil viviendas, si eso ocurre en Chile donde el Estado a través de distintos organismos, y ha estimulado además la inversión improvisada como en las Cajas de Ahorros y Préstamos, garantizando un interés, y también la desvalorización de la Moneda para los inversionistas de ese tipo, si Chile no ha sido capaz, de solucionar este problema, es porque es un problema muy complejo y que no sólo dice relación con determinados materiales como sería el Cemento, que falta, una fábrica, o dos más de cemento, como las maderas, que faltan los aserraderos, que faltan los hornos, que faltan los materiales necesarios para ser incombustible e incandescente la madera, etc. etc., para proteger de las termitas. Entonces cualquier apoyo y en este caso concreto el que se nos haya obsequiado una fábrica y que se nos haya dado crédito para adquirir otra, es muy importante, pero nosotros inclusive estamos dispuestos a romper moldes tradicionales, y lo discutiré en el Gobierno para plantear ante el mundo un crédito inclusive en Viviendas. ¿Por que?. Porque aunque hagamos un esfuerzo enorme, yo creo, y no tengo porque no decirlo, que es difícil que Chile pueda, aún en al Mayor nivel de eficiencia, construír más de 100 mil viviendas en un año por que hay miles y miles de factores que limitan esta posibilidad. A este ritmo, con el aumento vegetativo de la población nosotros nos demoraremos muchos y muchos años para solucionar este problema. ¿Por qué no plantear entonces la posibilidad da un crédito en Viviendas?. Siempre que estas viviendas tengan una relación con al costo interno, y siempre que ello no implique detener el proceso que queremos impulsar, de utilizar nosotros los materiales chilenos, la técnica Chilena y aprovechar la técnica venga de dónde venga, para acelerar el desarrollo y ojalá poder producir no cien mil sino ciento cincuenta mil viviendas. Pero esta no es una cosa que pueda hacerse de la noche a la mañana; tenemos que ampliar las industria relacionadas con la construcción, tenemos que ir más allá, tenemos que nacionalizar las industrias de la construcción, tenemos que cambiar el sentido de lo que es la propiedad y la construcción en el régimen capitalista y aplicar al criterio socialista. Para nosotros la vivienda es un derecho como es la salud, como lo es la educación. En el régimen capitalista la vivienda es un negocio. Las empresas que construyen, construyen para ganar dinero; en un régimen socialista, en cambio, esas empresas tendrán que producir con otro ritmo con otro sentido; pero también, tenemos que entender que sería absurdo pretender de la noche a la mañana que sólo construyera el Estado y desperdiciar la capacidad técnica de empresas constructoras medianas o grandes, que han desarrollado y desarrollan todavía una labor importante en nuestro país. El Problema está en que hay que adecuar el interés de esa empresa al interés de Chile, y posiblemente encontraremos (y estamos preocupados de ello), fórmulas que permitan aprovechar esa capacidad técnica, y que esas empresas nos entreguen servicios, por ejemplo, o se forman empresas mixtas o bien se forme una gran Empresa del Estado, que construya sin eliminar la posibilidad de que construyan otras empresas, pero que sea un factor regulador de precios. Lo que nos hemos esforzado sí nosotros, es pagarles en realidad cuando lo necesitan y cuando han terminado parte de su labor, a las empresas que hacen la infraestructura de Vías y Obras o en la Vivienda, por que nos hemos encontrado con el hecho increible de que en Gobiernos anteriores se les pagaba a estas empresas Constructoras con certificados que llevaban al Banco del Estado, y allí la prestaban sobre ese Certificado que lo iban a hacer efectivo seis meses después, y resulta que ese empresario tenía que recibir por ese certificado un préstamos a un interés bastante oneroso: y hay muchas de esas empresas que están prácticamente al borde de la quiebra, porque se recibieron créditos sobre los cuales pesó brutalmente el no pago oportuno por parte del Gobierno y por otra parte debido al alto interés que tenía el valor del dinero en los Gobiernos pasados.

La prueba está que una de las cosas primeras que hemos hecho nosotros, es disminuír el interés bancario, y por eso también alguna gente se espanta porque vé que en los balances de los Bancos hoy día no salen las utilidades fantásticas que antes tenían los Bancos; nosotros no queremos que los Bancos tengan pérdidas, evidentemente que no, pero no está destinado el crédito de un Gobierno Popular como éste, a enriquecer a poca gente. A nosotros nos interesa que los Bancos no pierdan dinero, pero ojalá preservando los legítimos intereses de los que allí trabajan; ojalá los Bancos no tuvieran utilidades y pudiéramos seguir prestando, dando crédito a un interés lo más bajo posible, y hay que ir haciéndolo lo más ampliamente posible.

PREGUNTA: Compañero Presidente, la huelga de El Salvador continúa por un problema aparentemente de porcentaje. Sabemos, o sé como periodista, de la Concepción, de la formación economicista de algunos o muchos trabajadores del sector cuprífero. Ayer ud. fué visitado por el Ministro de Minería compañero Orlando Cantuarias y por el Ministro del Trabajo, quienes venían de la zona, pienso (y perdóneme), como Ud. dijo que se podía dialogar como periodista, de que más allá del problema de porcentajes hay un problema y una maniobra política en esta huelga de El Salvador.

¿Qué cree Ud. compañero Presidente?

RESPUESTA: Yo creo que en esa huelga, como en otras huelgas, puede haber factores políticos, pero también hay lo que Ud. ha llamado la concepción economicista de empleados u obreros. No es fácil, compañero Budnick, que los sectores populares entiendan lo que es formar parte de Gobierno y ser Gobierno. Durante un siglo y medio las luchas de los trabajadores, han sido luchas destinadas a arrancarle al capital algunas ventajas que se le negaban; de allí el enfrentamiento en las huelgas legales e ilegales. Yo muchas veces sostuve que en el Gobierno Popular habría menos huelgas, los hechos me han dado la razón: si Ud. compara las huelgas habidas en los 8 meses y tanto que llevamos de Gobierno con cualquier año, de cualquier Gobierno anterior encontrará que ha habido muchas menos huelgas. Desde luego, por ejemplo en sectores como los maestros, que llegaron a estar tres meses en huelga, no ha habido huelga. En el Salitre, donde hubo huelgas que duraron también dos meses o más, no ha habido huelgas. En el Carbón hubo un paro que creo que no alcanzó ni seis horas como expresión de un derecho de huelga. No hubo huelga en el Teniente. En resumen en las grandes industrias extractivas, no ha habido huelga. Yo creo que la huelga del Salvador, nos obliga a pensar dos cosas:

1º) Que no podemos seguir nosotros planteando como Gobierno, ni aceptando que se plantee por los trabajadores, el mismo criterio que se tuvo anteriormente para los pliegos de peticiones.

Siempre ha existido en los regímenes anteriores el pliego de petición con el "tejo pasado", y siempre hubo una negativa del Gobierno, que después fue cediendo hasta llegar a veces después de meses a un punto intermedio, y yo creo que esto no puede ocurrir en un Gobierno como el nuestro. La obligación fundamental es hacer entender a los trabajadores que ellos son Gobierno que nosotros no estamos como el póker, con cartitas, para lanzarlas en el último momento, no, que los trabajadores tienen que estar informados de la realidad de su propia industria, y lo que esa industria como en el caso del cobre representa para el proceso económico del país. Si el trabajador del Cobre no entiende que siendo muy importante su problema, es mucho más importante el problema de Chile, quiere decir que hemos ganado poco. Si el obrero del cobre no se da cuenta de que él es el factor más importante del desarrollo económico de este país, poco habremos alcanzado, y por eso yo he dicho: "el cobre es el sueldo de Chile y la tierra es el pan"; mineros y campesinos, campesinos y mineros tienen que entender que son gobierno y que el proceso del campesino o del minero aislado, en un proceso en conjunto, es el proceso de una economía nacional y que ellos son factores esenciales en este economía. Tenemos por ejemplo una serie de pliegos de peticiones de los campos en una provincia se ha aceptado solucionar, a través del arbitraje de un Intendente en un pliego que afectaba, me parece a mí, a once predios con una elevación en las remuneraciones, sobre el 200% con algunas ventajas anexas fuera del reajuste; eso a mi juicio es un error no sólo garrafal, es una torpeza y a ese funcionario lo llamé yo, me dió explicaciones que me satisficieron en parte, porque el partió sobre la base de arreglos que ya habían hecho determinados sectores agrícolas con los propios empresarios. Y había que preguntar: esos empresarios, ¿Que buscaban?. Buscaban efectivamente, elevar en un 200% los salarios a sus trabajadores agrícolas. ¿Tenian conciencia de que el campo les daba lo suficiente para poder hacer eso? ¿O buscaban sencillamente crear un conflicto ya que como un reguero de pólvora se puede plantear el que haya un reajuste de ese tipo, que no lo puede aceptar la economía chilena en este etapa?

El caso del cobre es igual. Qué cosa más fácil sería para nosotros decir: cuánto piden los compañeros del Cobre?. Piden el 35%. ¡Ahí van los 35%!. Nosotros tenemos una obligación: hacer ver que ese 35% incide en el costo en cuanto a cuanto eleva el costo, por Libra de Cobre producida, y hacer ver que representa lo que está ocurriendo en el campo internacional frente al precio del Cobre, y cuáles son las dificultades que vamos a tener, por que yo me preocupé .y duramente, intensamente; de que hubiera informes respetables, como el de Sofremin y muy respetables también como el de la delegación soviética, y como la opinión de tuvieron tiempo para darla el Instituto de Ingenieros de Chile y el Colegio de Ingenieros de Chile y la propia Soc. Nac. de Minería en relación con la situación de las Empresas del Cobre y como íbamos a recibirlas?. Todos los Chilenos y tenemos la obligación de saber que necesitamos invertir nosotros cerca de 200 millones de dólares, para mantener los niveles de producción actuales, actuales, por la situación en que se encuentran en el caso de Chuquicamata, las instalaciones eléctricas, la Planta generadora de energía eléctrica, y la misma forma de explotación en la mina. Sabemos que de esos informes se deduce que las condiciones geológicas de los minerales van a ser distintas en esta etapa y que lo que era hasta hace poco una explotación más fácil van a ser mucho más difícil, por que en realidad el mineral está mucho más duro y mucho más rocoso. ¿Acaso no sabemos, por ejemplo, que la Exótica tiene en su mineral elementos que hacen que no se pueda utilizar la fundición de Chuquicamata donde se llevan esos minerales, porque se crean problemas, y que seguramente, va a ser necesario parar Exótica? Porque hay que estudiar las características nuevas de la explotación, y lo haremos con los laboratorios de la Universidad, con los laboratorios que tenga Chile, de cualquiera Empresa del Estado, y lo haremos también pidiendo la colaboración internacional de cualquier parte.

Entonces compañero, su pregunta es muy importante; primero tenemos que cambiar el espíritu y la mentalidad; no lo hemos logrado, es un problema bastante serio; yo voy a ir seguramente al Salvador. Lo único que yo no puedo hacer es reprimir a los trabajadores, primero porque están ejerciendo un derecho y porque siempre dije que los respetaríamos al derecho a huelga, pero iré a imponer, si es que tengo, y creo que la tengo, una autoridad moral, para señalar a los trabajadores lo que representa esto lo que significa, y si hay una intervención política, desenmascararla.

Se me dijo por ejemplo que en una Asamblea, un connotado médico de El Salvador había intervenido; es la primera vez que yo sé que a una Asamblea de Trabajadores interviene un médico, y que este médico habría dicho por ejemplo: que los supervisores habían obtenido arreglos satisfactorios y que los obreros no aceptaron esto.

Yo le pregunto desde aquí a ese médico: ¿Tiene autoridad, actuó honestamente, o actúo políticamente?. En primer lugar, para mí hay que ir a la recalificación de los supervisores. No es posible que se denominen supervisores a cualquier persona; yo entiendo que sea supervisor el que está vinculado directamente a la producción, pero no veo que pueda ser supervisora una secretaria por muy bonita que sea, será para supervisarla a ella y no para que sea supervisora, que es muy distinto.

2º) Este es el problema: secretarias supervisoras, choferes supervisores, médicos supervisores. No hay ningún político que haya hecho más por los médicos de Chile que yo, primero porque soy médico, y segundo, porque he sido 5 años Presidente del Colegio Médico, porque el Estatuto del Médico Funcionario lleva mi firma, porque el S.N.S. también, porque yo los llevé como dirigente dos veces a la huelga y la ganamos, porque pienso que los sectores profesionales también pueden recurrir a la huelga, pero aquí la situación es muy distinta; un médico supervisor tiene una función de privilegio frente al resto de su colegas, y él no puede ir a invocar a una Asamblea las ventajas que él ha obtenido, para que los trabajadores no acepten la solución, a no ser que tenga un interés político. Por eso voy a ir a ver si ese médico se atreve frente a mí a discutir ese problema. Porque yo tengo autoridad también frente a los médicos, por las razones que le he dado. Entonces en el caso de El Salvador, a mi juicio, puede haber interés de un sector político que sabe como se utilizó la represión en El Salvador antes, y cómo hoy no la vamos a usar.

No la vamos a usar, pero yo no concibo, lo digo honestamente, no puedo concebir, que una huelga en un Mineral del Cobre, en Empresas estatizadas, dure un mes, no me entra en la cabeza, lo que me podría entran en la cabeza es que yo me he equivocado, y si me he equivocado tengo un solo camino.

FERNANDO MURILLO de Agencia Central de Noticias de Corea.- Compañero Presidente, Ud. ha hecho un análisis de dos situaciones paradojales: la situación paradojal en el campo de la periferia política, digamos parlamentarias, y en cierto nivel de los partidos, y la situación paradojal que se produce en el campo social, en el caso preciso de los trabajadores de El Salvador. Yo quisiera preguntarle, si aparte del considerable esfuerzo personal que el país advierte que Ud. realiza, no es indispensable para lograr una mayor ampliación de este progreso en el campo social, que las fuerzas que lo acompañan jueguen un papel distinto al que están jugando, yo quisiera conocer su juicio sobre este aspecto del problema, porque me parece que es de gran importancia y sería muy aleccionador. RESPUESTA; Ud. quiere que yo aumente el "rififi". Tiene razón Ud., Fernando, en la pregunta, y es importante. Siempre lo dije: los problemas de Chile no los solucionan ni un hombre ni un grupo de partidos, aunque sean gobierno. Lo soluciona un pueblo organizado, disciplinado y consciente de su gran tarea revolucionaria, hay canales y conductos para movilizar ese pueblo, para crearle la conciencia y llevarlo a cumplir con responsabilidad esas tareas colectivas. Son los partidos políticos por una parte, y es la Central Unica de trabajadores por otra. Declaro que un aporte importantísimo, decisivo, ha sido el de la Central Unica de Trabajadores. El Pacto Cut-Gobierno, es un hecho que no se ha medido en la magnitud que tiene. La presencia de los trabajadores en todos los niveles de la Administración del Estado y por cierto también en el Consejo Nacional de Desarrollo que se reúne esta tarde, es otro de los elementos de gran importancia. Sin embargo creo que falta una tarea mayor, de parte de la U.P. y lo planteé públicamente, compañero Murillo en el discurso que hiciera a los radicales, cuando pedí una movilización de los partidos. Por cierto ahí no podía pedirlo, lo he conversado con los dirigentes de la CUT., de los trabajadores organizados en la Central Unica, para hacer comprender a vastos y amplios sectores nacionales la magnitud de lo que tenemos que realizar y el aporte que ellos tienen que entregar. Yo formo parte de un partido que es fundamentalmente de la clase obrera; yo sé que el pilar de la transformación social es la clase obrera, y sin embargo, he sostenido y sostengo que la construcción del socialismo, que es progreso, requiere del aporte de los técnicos, de los profesionales, de los escritores, de los artístas y también en el campo económico, de los pequeños, medianos propietarios, industriales y comerciantes. Una frase que podría ser simple: podríamos decir que el socialismo, además de que es la colectivización de los medios de producción, podríamos definirlo como una posición de clases, más técnicas, Yo creo que eso lo entiende la gente. Posición de clase ¿para luchar contra quién?. Contra los sectores de la oligarquía, contra los monopolios, contra los terratenientes, contra los bancos.

Y técnica, para aprovechar el conocimiento que no se improvisa. Esa es la tarea de los partidos, sobre todo en estos momentos. Es más difícil y es más necesaria que nunca, y se ha producido (y he empleado deliberadamente un término, para aligerar un poco esto), se ha producido un "rififi" en todos los partidos. Bueno, nosotros tenemos que aprovechar esto para decantar las cosas, para precisarlas, para concientizar, pero no usando el verbo que es muy fácil en un escritorio, sino para hacerlo frente a la masa con los hechos por una parte, y por otra parte con el diálogo, a fin de que cada cual entienda la importancia que tiene todo esto. ¿Acaso no hemos visto por ejemplo (y ustedes lo viven), en este país en que hay una amplia libertad de prensa, acaso no vemos que hay algunas informaciones que vienen inclusive de periodistas de izquierdas, y que no reflejan la realidad o no explican los factores que intervienen en ella?. Yo tengo la impresión muy clara por ejemplo, que son muy pocos los periodistas que se dan cuenta del drama que ha significado el terremoto para Chile. Nos faltan 500 mis casas; ¿cuántas son las más que tenemos que construir como consecuencia del terremoto?

Son 200 mil casas más, y este país necesita un esfuerzo de 700 mil casas, y nunca jamás ha construído, en ningún gobierno, más de 50 mil casas.

Nosotros seguramente no vamos a ser capaces de llegar a la meta que nos hemos trazado, y tenemos que decirle a la gente porque no llegamos, porque no hemos podido llegar, porque también las industrias de la construcción han sido afectadas, porque no hemos ampliado todavía la capacidad de esas industrias; entonces, compañero, hay factores muy importantes. El abastecimiento, por ejemplo. Mucha gente dice: "Bueno, falta la carne de ave, faltan los huevos". Sí señor, el 30% según los agricultores), de los criaderos de ave, se vinieron abajo con la nieve, con la lluvia; ¿cuántos más con el terremoto?. ¿Acaso no ha repercutido en el ganado, la nieve, la lluvia, y el problema de la tierra? Porque indiscutiblemente, lógicamente, tienen que producirse esos conflictos en un país que quiere una aténtica Reforma Agraria. ¿En qué país del mundo no ha habido problemas con la Reforma Agraria? El costo social chileno es muy bajo, y es mi anhelo que sea cada vez más bajo. Y por eso no acepto grupos armados y por esto he rechazado las ocupaciones y por eso he señalado que las tomas son absurdas, así como también tengo que entender compañero que un campesino que tiene como herencia el anhelo de la tierra y que está esperando hace 150 años un pedazo de tierra, de generación en generación, le es muy difícil comprender que nosotros tenemos que caminar con cierta lentitud. El mapuche postergado, negado, envilecido, corrompido, discriminado legalmente, ¿Va a poder de la noche a la mañana percibir que nosotros queremos hacer la Corporación de Desarrollo, Instituto Indigenista, que hemos lanzado un proyecto de Ley al Congreso, y que las cosas se demoran? ¿Cuántos meses ha estado y sigue en el Congreso el proyecto que crea el Ministerio de la Familia? ¿Qué cosa más importante que ese instrumento en este instante, sobre todo cuando se ha despedazado materialmente como consecuencia de ello, también humanamente la propia familia después del terremoto? ¿Cuántos meses lleva el Ministerio del Mar? Entonces, pués. Lógicamente la tarea en este instante tiene que ser mucho más pesada, pero al mismo tiempo mucho más ennoblecedora para los partidos que debe cumplirlas y yo, compañero, incorporo la autocrítica, y eso que es una de las pocas características que me dan un perfil distinto, yo he hablado en el Congreso Nacional en el Mensaje [4], de los vacíos, de las fallas nuestras, he hablado de la burocracia que existe, de la frialdad burocrática de la ventanilla, del papeleo, de la estampilla que todavía con la capacidad que tiene el técnico o el profesional. ¡Cuántos arquitectos deberían estar en nuestro país trabajando; cuántos cientos de prácticos agrícolas, que están cesantes, deberían estar incorporados en Chile al proceso de la producción, que es el drama más grande que tendremos mañana, porque Chile no puede seguir importando 250, 300 ó más millones de dólares en traer el alimento que la tierra debe producir. Es éste el problema del reajuste, pues, Fernando Murillo: que no implica la tarea de un hombre, que implica la tarea de la conciencia revolucionaria y en la cual tienen que intervenir Uds. los periodistas también; por eso les decía que éste iba a ser un diálogo y sobre todo los periodistas que se dicen de izquierda, o que son de izquierda. No basta venir a hacer una crónica y no basta compañero poner un buen titular ni basta tampoco preguntarle al compañero Presidente algunas cosas; hay que estar ahí en los frentes de batalla, en los frentes de lucha que son las poblaciones obreras, los sindicatos, los Centros de Madres; ¿y caramba que es importante lo que dijo el otro día el Ministro de Economía, cuando dialogó con las madres ahí en el Estadio Chile!. Cómo puede ser un factor de importancia trascendente la organización de las mujeres en el problema del desabastecimiento; cómo tenemos que derrotar esa cosa burocrática. A mi me han dicho por ejemplo que los Supermercados en los sectores altos existen mercaderías que la gente va y compra lo que se lo ocurre y que en otras partes no lo hay. ¿Podríamos nosotros tener una burocracia que nos permitiera reemplazar al comercio minorista?. Sería absurdo. No lo hemos soñado nunca. Sería una estupidez inaudita sumar a todos los problemas que tenemos en la tierra, en el Cobre, sumar todavía ese tipo de problemas, pero necesitamos que se movilice la colectividad y que se movilize ayudando, cooperando, y por eso entonces tenemos que golpear la conciencia de todos; ésta no es la tarea de un hombre, lo de dicho, ni es la tarea de un grupo de partidos; es la tarea de los que se dicen revolucionarios o son revolucionarios y entre ellos los periodistas para informar en la profundidad necesaria, señalar las causas, las raíces, para demostrar cuáles son las dificultades que tiene un país como el nuestro, para señalar la trascendencia de algunos hechos. Por ejemplo, yo he visto con inquietud como alguna prensa ha lanzado críticas frente al entendimiento nuestro en Salto. ¿A quién atacan con eso? ¿al Gobierno de Chile?. Atacan a Chile compañero. Entonces ha llegado el momento de entender: este país marcha hacia una revolución que era ya muy difícil, y ahora es mucho más difícil frente a los problemas que hemos tenido que confrontar. Y por eso lo decía también frente a los Radicales: aquí necesitamos una política de guerra, de guerra en lo económico, pero de guerra también en lo moral. Si no hay desprendimiento, si no hay espíritu de sacrificio, si se defienden como gatos de espaldas, un porcentaje enorme de gente que quiere traspasar la barrera de un sueldo máximo que yo fijé, como la necesidad indispensable. Para dar un ejemplo, si acaso la gente cree que aquí no ha cambiado nada y que va a seguir derrochando miles y miles de pesos en los hipódromos o en los casinos. Si acaso hay gente que cree que se puede dar el lujo de comprar dos, tres, cuatro docentes de tarros de conserva cuando necesitan a lo sumo media docena y eso significa que le está quitando a otro la posibilidad de adquirirlo, entonces necesitamos tener un lenguaje distinto. Pero no basta el lenguaje: necesitamos una actitud, y esta actitud no es sólo la de un hombre, y por eso lo he dicho, si yo mañana no tengo autoridad moral, no voy usar la represión contra los obreros; usaré, sí, y la he usado cuando se traspasa la ley, la fuerza orientada con la conciencia que le hemos dado y hemos desalojado muchos predios y desalojaremos mañana si se toman viviendas, pero yo no voy a usar la represión contra los trabajadores. Si los trabajadores no entienden que ellos son Gobierno, muy bien pues compañero, habrá llegado el momento de plantear en otro tono y en otro lenguaje mi propia realidad ¡y para eso también tengo estatura moral!

PREGUNTA: Compañero Presidente: ¿Qué importancia le atribuye Ud. a su próximo viaje a Ecuador y Colombia? ¿Existe la posibilidad de seguir a Perú?.

RESPUESTA: Voy a ir a Colombia y Ecuador; no se ha precisado la invitación que estaba pendiente. El primer país que invitó fue Colombia y me parece que no hay que ahondar mucho para señalar que todo viaje de un Presidente de la República a países amigos, a los distintos países de este u otro Continente tiene importancia extraordinaria; si a ello se agrega todavía que son países signatarios del Pacto Andino, de los entendimiento de Cartagena, ello tiene mayor significación. Y por último, creo que es importante destacarlo, que el sólo viaje en sí mismo está señalando cómo se respeta el pluralismo, y cómo nosotros tenemos conciencia (y también los otros gobernantes) de que cualquiera que sea la concepción filosófica doctrinaria de un gobierno, el diálogo existe y el entendimiento es necesario. Creo que Chile tiene la posibilidad de dialogar con los pueblos, y a través de su Presidente, con los gobiernos para plantear problemas que son comunes y soluciones que deben ser comunes. Nosotros sabemos perfectamente bien la necesidad que hay de que América Latina tenga una voz similar o única frente a problemas que también son de todos nuestros pueblos.

PREGUNTA: En México ha despertado gran interés, su programa de Gobierno, en general todas las políticas que se están siguiendo por el Gobierno de la Unidad Popular y además un gran interés en su persona de estadista. ¿Ud. considera que sería posible que nos diera el gusto a los mexicanos de poderlo ver en México como Presidente de Chile?

RESPUESTA: El gusto me lo daría yo. Quiero señalar indiscutiblemente que Chile está en deuda con México, con su pueblo, ya que México y el Presidente Echeverría tuvo la deferencia de enviar a su esposa trayendo la ayuda a los damnificados chilenos. Con lo cual estoy indicando que indiscutiblemente la más elemental de las obligaciones de reciprocidad nos obliga a que nosotros invitemos al Presidente de México, lo cual me permite a mi decirle que ojalá pudiera pagarle la visita luego.

PREGUNTA: Periodista Agencia D.P.A. (Alemania).- Presidente: el Secretario General del Partido Socialista, mencionó la Cámara Unica. ¿Ud. puede dar algunos detalles sobre cómo será elegida, cómo será formada, por elecciones tal como está, con los Partidos, o al estilo por ejemplo Boliviano?. RESPUESTA; Yo creo que esa pregunta debería hacérsela al Secretario General del Partido Socialista, que fue el que habló de eso tan claramente. Ahora si Ud. lee el Programa de la Unidad Popular, efectivamente ahí se habla de la Cámara Unica, ahí se expresa que se hará por el sufragio universal y secreto, así que ahí tendría la respuesta. Sin embargo, quiero ser más explícito y sañalarle que el Gobierno y el Presidente no han estimado como algo extraordinariamente apremiante, el planteamiento de la Cámara Unica. Lógicamente, ello tiene que estar dentro del contexto de Reforma Constitucional y ese es un problema que no se puede improvisar y sí es muy importante la Cámara Unica, hay otros aspectos que requieren una Reforma Constitucional que son también trascendentes e importantes.

Además hay que pensar que la presentación de un proyecto de ese tipo, puede conducir hacia un plebiscito. Yo creo que ese es un paso que un Gobierno tiene que pesar muy bien no sólo por el resultado del plebiscito, sino sencillamente, por las tareas que implica un plebiscito. Yo creo que Chile en este instante tiene tareas más urgentes. Entre ellas, reconstruir al hombre en su expresión humana golpeada de muchas maneras por el sismo y reconstruir la economía chilena por lo menos con cierta premura en esta etapa, lo cual no significa olvido del Programa. Ya lo he dicho muy claramente: el ritmo con que aplicaramos el Programa, dependerá de la realidad chilena que apreciamos nosotros los que tenemos la responsabilidad de gobernar.

Señores, mucho gusto de saludarlos gracias.


  1. Se refiere al Ministro José Tohá
  2. Se refiere a periodistas de la O.I.R.
  3. Se refiere a Cristian Casanova, Jefe de Difusión Cultural del Ministerio de RR. EE.
  4. Se refiere al mensaje presidencial del 21 de Mayo, ante el Congreso Pleno.