El Constitucional/Tomo 3/Número 19

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

página 1

Republica del Salvador

America Central.


El Constitucional.
Periódico Oficial del Gobierno.


Tomo 3. Num. 19.

San Salvador, jueves 30 de enero de 1868.


Aviso[editar]

Aviso.

 "EL CONSTITUCIONAL" se publicará una ó dos veces por semana.
 Se admiten suscriciones á OCHO REALES adelantados cada doce números.
 Números sueltos un real.
 Se publicarán avisos y anuncios de interes particular firmados por el interesado, adelantándose el precio de la insercion, el que se contratará con el director de la imprenta.



Sumario[editar]

Sumario.
OFICIAL.—Nombramiento.—Memoria del Ministerio de Relaciones Exteriores é Instruccion pública.
NO OFICIAL.—Cámaras Legislativas.—Conferencia monetaria internacional.
CRONICA LOCAL.—
EXTERIOR.—Europa.
REMITIDOS.—
VARIEDADES.—
MOVIMIENTO MERCANTIL.—Aduana de Acajutla.
MOVIMIENTO MARITIMO.—Puerto de La-Libertad.
CRONICA JUDICIAL.—
AVISOS.


Seccion Oficial[editar]

Seccion Oficial.

Nombramiento[editar]

Nombramiento.

 Habiéndose admitido la renuncia que de la Gobernacion de este Departamento hizo el señor Licenciado Don Antonio Liévano, el Supremo Gobierno por acuerdo de 24 del corriente, ha tenido á bien encargar aquel empleo al Comandante general del mismo Departamento General Don Ciriaco Choto.
 El Gobierno se ha servido admitir tambien la renuncia que del empleo de Juez de 1ª instancia del Departamento de la Paz ha hecho el señor Licenciado Don Rafael Villacorta.

——

Memoria del Ministerio de Relaciones Exteriores é Instruccion Pública[editar]

Memoria del Ministerio de Relaciones Exteriores é Instruccion Pública, presentada al Supremo Poder Legislativo en sus sesiònes ordinarias del corriente año.

Señores Senadores:
Señores Diputados:
 Habeis escuchado hace pocos dias el Mensaje del Excelentísimo Señor Presidente de la República, en el cual se os ha dado aunque suscintamente una noticia del estado de nuestras relaciones exteriores y de la instruccion pública del pais. Nuestra situacion, en ambos ramos es bastante satisfactoria, como lo habeis visto por el Mensaje del Presidente y por los conocimientos que habrá podido proporcionaros vuestra propia observacion.
 Mas la ley me impone el deber de venir á daros cuenta de ciertos detalles concernientes á aquellos ramos de la Administracion, los cuales son ajenos de la naturaleza de un documento tal como el Mensaje.
 Vengo, por tanto, ante vosotros á cumplir con mi deber, y os pido para ello vuestra indulgente atencion.

RELACIONES EXTERIORES.

 Durante el último año ninguna cuestion ha venido á interrumpir nuestra tranquilidad y buenas relaciones con ninguno de los paises de América ni de Europa con los cuales nos unen los vínculos de la amistad. Con las Repúblicas de la América Central conservamos la mejor armonía; y muy especialmente con Guatemala, Honduras y Nicaragua, limítrofes del Salvador, nuestras relaciones han sido cordiales y afectuosas, procurándose de parte de nuestro Gobierno mantener una línea de conducta que no dé ningun motivo de queja á nuestros vecinos, para lo cual hemos encontrado en ellos una disposicion de recíproca igualdad.
 A la sombra de esa situacion pacífica y amistosa nuestro comercio con estos paises toma cada dia mayor ensanche, y con las relaciones comerciales frecuentes y sin estropiezo alguno, se cimentan mas y mas la buena armonía y la fraternidad de aquellos pueblos y los nuestros, se destruye el localismo, se identifican los intereses de unos y otros, todo lo cual los conduce á la realizacion posible de su unificacion, no como se ha pretendido otras veces por el medio injusto, ineficaz y destructor, el de las armas, sino por los medios pacíficos que están mas en consonancia con la justicia, con la humanidad, con el progreso y con la civilizacion.
 Con algunas de las otras Repúblicas de orígen español, conservamos tambien nuestras relaicones amistosas, y el Gobierno ha seguido con interes el giro que han tomado algunos deplorables acontecimientos en varias de ellas, no pudiendo ser indiferente para nosotros la suerte de esos paises con los cuales tenemos comunidad de orígen de religion, de idioma y costumbres.
 La gran República del Norte, cuyas instituciones políticas han servido de modelo para las nuestras, nos ha dado siempre testimonios de simpatías y amistad. Nuestra Legacion cerca del Gobierno de Washington continúa establecida, prestando al pais servicios importantes, y es siempre bien recibida y aceptada por aquel Gobierno. A principios del año próximo pasado el Presidente de los Estados Unidos tuvo á bien acreditar cerca de nuestro Gobierno en calidad de Ministro Residente á Mr. Alphens S. Williams, quien fué recibido por el Presidente de la República con toda la consideracion debida á su carácter oficial, y continúa en el pais ejerciendo sus funciones en el mas perfecto acuerdo y buena inteligencia con el Gobierno. Tambien ha establecido el de los Estados Unidos algunos Cónsules en varias plazas comerciales de la Repùblica, á cuyos nombramientos se ha dado el correspondiente execuatur.
 Con las potencias de Europa con las cuales tenemos tratados no ha ocurrido motivo alguno de querella. Esos tratados han sido fielmente cumplidos por una y otra parte. El Gobierno cuida activamente de que los extrangeros gocen de toda clase de garantías en sus personas y en sus bienes, aun de aquellos con cuyos respectivos Gobiernos no nos ligan los pactos espresos.
 El Gobierno tuvo á bien acreditar un Encargado de Negocios, dando ese nombramiento al Sr. Duque de Licciguano, con quien el infrascrito, autorizado para ello por el Presidente, está en via de concluir un tratado de estradicion, el cual os será sometido en su oportunidad para que obtenga vuestra sancion soberana si lo estimareis conveniente.
 El Gobierno de S. M. B., con el cual son tambien nuestras relaciones completamente francas y amistosas, ha acreditado á Mr. Edwin Corbett en calidad de Cónsul general y Encargado de Negocios.
 Tanto el honorable Mr. Corbett, como el Sr. Duque de Licciguano presentaron sus credenciales á la Secretaría de mi cargo, y han sido acogidos benévolamente por el Excmo. Sr. Presidente de la República.
 Nuestras legaciones en Inglaterra, en Francia y en Roma continúan á satisfaccion del Gobierno, y nuestras relaciones con esos paises se conservan en el mejor pié de cordialidad y buena inteligencia.
 El Gobierno juzgó conveniente acreditar encargados de negocios en Italia, Bélgica y Prusia, designando para esos empleos á los señores Don Julio Thirion, D. José Maria Torres Caicedo y D. Adolfo Lindemann, sugetos que bajo todos aspectos han merecido la entera confianza del Gobierno.
 Con el objeto de atender en el exterior á los intereses de nuestros connacionales, el Gobierno ha establecido consulados en algunas plazas comerciales de América y de Europa donde se ha hecho sentir la falta de esa clase de empleados. Por separado me hago el honor de presentaros el cuadro de nuestras legaciones y consulados actuales.
 Tal es señores Representantes, la situacion de nuestras relaciones exteriores, la cual el Gobierno procurará conservar en ese estado satisfactorio, haciendo todo esfuerzo compatible con el honor, el bien entendido interes y la dignidad de la Nacion, para que no haya de parte nuestra ningun motivo capaz de alterarla.
 Un Estado pequeño está constantemente espuesto á verse envuelto en desagradables y graves cuestones con otros paises; pero el Gobierno reconoce como una verdad que su debilidad misma suele ser una condicion de garantía y seguridad cuando hace lo que en sus facultades cabe pro marcar sus actos con el sello de la buena fé y de la integridad.

INSTRUCCION PUBLICA.

 La instruccion pública, necesaria y útil á todos los paises y en todos los tiempos, es indispensable en aquellos Estados que, como el nuestro, llama por sus instituciones á todos los ciudadanos á tomar parte en la direccion de los negocios públicos.
 El pueblo ejerciendo el acto soberano de la mas alta importancia, el de elegir á sus mandatarios, y estos, escogidos entre todas las clases de la sociedad, sin otras condiciones esenciales que la ciencia y la virtud, no podrán jamas llenar cumplidamente su cometido si no se les pones en aptitud de obtener aquellas cualidades por medio de una instruccion científica y moral.
 De esa conviccion en el Gobierno, viene su asiduo empeño por mejorar y estender la enseñanza de la juventud.
 La Universidad, ese establecimiento que hace ya honor al pais, y al cual está encomendada especialmente la direccion de las carreras profesionales, dá cada dia mejores resultados. En calidad de jefe inmediato de ella he podido conocer y ver de cerca los adelantos que hacen. Jóvenes estudiosos y moralizados han conlcuido sus respectivas carreras en el último año escolar, dando pruebas de tener variadas nociones, aunque elementales solamente, en muchos ramos de las ciencias.
 Es todo lo que á su edad se puede esperar de ellos; pero el impulso está dado: se han tocado todas las inteligencias, y, mediante la continuacion en el estudio de los buenos maestros, cada una de ellas descollará por el lado á donde las llame esa simpatía que existe entre ellas mismas y los diversos ramos en que se divide la ciencia en general, para hacerla mas accesible á los esfuerzos de la inteligencia humana por comprender sus misterios y sus armonías.
 En este punto de carreras profesionales, se han establecido las cátedras que corresponden á las que fija como tales el Estatuto de la Universidad, habiéndose solamente agregado y reglamentado el de agrimensura.
 Los estudios de la facultad de Ciencias y Letras se hacen con arreglo al Estatuto; pero se ha puesto especial cuidado en hacer mas efectivo y provechoso el de los idiomas vivos, así como el de la física y la química tan necesarios á los usos de la vida, especialmente en la época actual. A este efecto se ha previsto á la Universidad de aquellas máquina, instrumentos y demas útiles que por ahora se ha juzgado conveniente, sin perjuicio de mejorarlos y aumentarlos segun la necesidad lo vaya indicando.
 El Colegio Nacional se hallaba en notable decadencia, como tube la pena de decíroslo en la Memoria que os presenté el año anterior. El Gobierno comprendió que esa decadencia provenia esencialmente de la organizacion que aquel establecimiento tenia, y en esta conviccion se le dió una nueva forma que ha producido los mejores resultados. Un hecho muy significativo de la mejora del Colegio, bajo el réjimen actual, es la gran diferencia que hay en el número de alumnos. Asi, á fines del año de 1866 no contaba mas que con 25 ó 30 colejiales, en el año próximo pasado, que comenzó á estar rejido por el nuevo sistema, tuvo cerca de cien, y se cree con fundamento que en el corriente año tendrá un número mayor. A este nuevo estado del Colegio, que como he dicho, se debe á su réjimen actual, contribuye tambien, y no poco, el crédito de que goza como profesor el jefe de establecimiento ya por su instruccion, ya por el órden y buen arreglo que en el por órden y buen arreglo que en él ha introducido. Su cuidado se ha extendido con esmero hasta lo material del edificio, pues en los espaciosos patios donde antes se veía crecer impunemente la maleza, se ven hoy preciosos jardines que recrean y entretienen agradablemente á los alumnos en sus horas de descanso. Ademas de estas ventajas que se han adquirido en el Colegio, el nuevo sistema permite hacer una economía considerable: puede calcularse en dos mil pesos anuales la disminucion que ha habido en los gastos para sostener el establecimiento tal como hoy se encuentra.
Conforme á las prescripciones del Estatuto de la Universidad, se ha permitido por el Consejo de Intruccion pública el establecimiento de algunas Academias departamentales, donde pueden hacerse los estudios correspondientes á la Facultad de Ciencias y Letras, debiendo, conforme al mismo Estatuto, hacer sus exámenes en la Universidad los alumnos para la validèz de los cursos escolares.
 Existen ademas otros establecimientos privados de enseñanza secundaria que estan dando buenos resultados en las instruccion de la juventud.
 En esta ciudad continúa el acreditado Liceo de Santo Tomas, bajo su digno Director el Académico señor D. José María Cáceres. El Gobierno ha juzgado que la conveniencia le exije, si es que no se lo impone el deber, el dar á estos establecimientos privados toda la proteccion que cabe en sus facultades. Asi es que ha hecho y está dispuesto á hacer lo posible porque se conserven en buen estado.
 En cuanto á la instruccion primaria, se ha procurado extenderla hasta los últimos pueblos. Esta enseñanza gratuita, como lo es tambien la superior, no produciria completamente sus buenos resultados, si no fuese obligatoria. De esa manera es que se logra generalizar entre la jente mas ignorante los conocimientos sobre la lectura, escritura, y los elementos de la moral, de la aritmética y de la gramática de nuestro idioma.
 No se ha descuidado la instruccion del bello sexo: al efecto se hallan establecidas por el Gobierno varias escuelas para niñas, y se subvencionan otras. Con el objeto de dar á las jóvenes una instruccion superior á la que hasta hoy ha podido dárseles en el pais, el Gobierno ha dispuesto traer algunas maestras europeas para que funden un colegio que llene aquella aspiracion.
 No ha dejado de tropezarse frecuentemente con algunas dificultades para sostener la instruccion primaria siquiera en la forma y en la extension en que está actualemtne. Los fondos destinados á este ramo son muy deficientes en algunos departamentos, por lo que, para atender á las necesidades mas urjentes en ese ramo, el Gobierno ha tenido que hacer algunos suplementos del fondo e gastos extraordinarios.
 Habiéndose puesto bajo la inspeccion y direccion de la Secretaría de mi cargo las escuelas de dibujo y pintura, debo informaros que ambos establecimientos hacen grandes adelantos en esos ramos. Notable es la buena disposicion de nuestros jóvenes para comprender las delicadas armonias de las bellas artes, por lo que podemos esperar que dentro de poco tiempo tendremos artistas que le hagan honor al pais, y que demuestren que no ha sido infructuosa la solicitud del Gobierno por proporcionarles esos conocimientos artísticos.
 Por separado me hago el honor de acompañar la memoria de la Secretaría de la Universidad al abrirse los cursos escolares en el corriente año, en la cual se ven mas minuciosos detalles en lo relativo al estado de la intruccion pùblica y sus resultados en el año anterior, asi como la situacion é inversion de sus rentas. Acompaño igualmente un estado remitido por la tesorería jeneral al Minsiterio de mi cargo sobre gastos hechos en las Legaciones y Consulados.
 He cumplido, señores Representantes, con el deber de daros conocimiento de la situacion actual de nuestras relaciones exteriores y de la instruccion pública.
 Si esta suscinta relacion no os da noticia de ningunos trabajos diplomáticos por parte del Gobierno para arreglar cuestiones difíciles ó desagradables, ni de que haya introducido nuevos sistemas en la instruccion pública, que acaso serian inadecuados por ahora, eso mismo os demostrará que el Gobierno ha cumplido con sus deberes, que ha ejecutado las leyes con relijiosidad, que ha procurado mantener incólume el buen nombre de la República, y que trata siempre de que se difunda la instruccion pública hasta donde lo permiten las circunstancias peculiares del pais.
 San Salvador, Enero 29 de 1868.

Gregorio Arbizú.
——

No Oficial[editar]

No Oficial.

El Constitucional[editar]

El Constitucional.

San Salvador, Enero 30 de 1868.

Cámaras Legislativas[editar]

Conferencia monetaria internacional[editar]

Crónica Local[editar]

Muelle de la Libertad[editar]

Teatro[editar]

Baile[editar]

Fiesta del Calvario[editar]

Contaduría eclesiástica[editar]

Exterior[editar]

Remitidos[editar]

Bibliografía[editar]

Un perfume aristrocrático[editar]

Variedades[editar]

Una conversacion con Bismark[editar]

Falta le hace[editar]

Contra las quemaduras[editar]

Movimiento Mercantil[editar]

Aduana de Acajutla[editar]

Movimiento Marítimo[editar]

Puerto de la Libertad[editar]

Crónica Judicial[editar]

Edicto[editar]

Lista de las cartas detenidas en esta oficina por falta de franqueo[editar]

Avisos[editar]

Monedas[editar]

Daniel Palacios[editar]

Sociedad de Carreras[editar]

Un robo[editar]

Enrique Seeligman[editar]

Al comercio[editar]

Aviso[editar]

Las píldoras universales del doctor B. Brandreth[editar]

Agua florida de Murray y Lanman[editar]