El arroyo y la alondra

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Nuevas fábulas
El arroyo y la alondra

de Felipe Jacinto Sala




Cierto arroyo cenagoso
dijo a la alondra en su vuelo:
-«¿Cómo para ataviarte
»no te miras en mi seno?»-
-«Porque son turbias tus aguas
»y yo me miro en el cielo.»-


Separador1.jpg


El vicioso, en su conducta,
es el arroyo de cienos;
sus obras son aguas turbias
que no sirven para espejo.