El rumor de las olas

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


EL RUMOR DE LAS OLAS.[editar]


        LAS olas espumosas
Que en infinitos círculos rodando
Besan la quilla de mi barco y mugen
        Sin detenerse al paso,
Me parece que traen en sus rumores
        Ecos de dicha blandos,
Ligeros vuelos de suspiros tristes,
Y el ruído de los besos que pasaron.


Ya brille el sol ó bien fenezca el día
        Ó el matutino lampo
Tiña de nacar las cerúleas aguas,
Interminable ese rumor extraño
        Vive en la mente mía
Imágenes perdidas evocando.



Es que me anuncia ese vaivén eterno
Que es solo en el cambiar constante el hado,
Por eso cuando pasan estas olas
        Del turbulento océano
Sin pasar el monótono gemido
Que se renueva, sin cesar, sonando,
He sorprendido en sus volubles ecos,
        De dichas que pasaron,
Yo no sé cuantas fútiles promesas.
Votos de amor, suspiros, voces, cantos,
Y hasta las risas de desdén que envían
        Al viento los ingratos.