El viaje (Falco)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El viaje
de Líber Falco


A Chela, mi compañera.


Desde este tren de ensueño,
ferrocarril, humo negro, vía,
mirad a las gallinas picoteando en la tierra.
El rancho en la hondonada.
La vaca triste.
Y el alma mía que les canta.
La vaca triste. El rancho en la hondonada.
Desde este tren de ensueño,
nada...

He de cantarle entonces
a las tinas solas.
Se fueron las lavanderas
hacia una eterna siesta.

He de cantarle a las tinas solas.
Junto a las cachimbas,
las tinas solas.

Desde este ferrocarril de ensueño,
he de cantarle a las muchachas de las estaciones.
¿Quién dijo que las muchachas
en los andenes,
no lloran y ríen
viendo pasar los trenes,
en los andenes?
Yo he visto a Pancha Pérez,
secarse una lágrima con el puño de la bata,
y decir adiós con el pañuelo.
–Ah, no, muchacha, óyeme.
Este ferrocarril es un ferrocarril de hierro.
Este ferrocarril escupe un humo negro.
Y va hacia la ciudad,
y la ciudad tiene también
un corazón de hierro.

Ah, no.
Deja que te sueñe en los andenes.
Viendo pasar los trenes,
en los andenes.