Elementos de economía política: 68

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Capítulo XVIII : Del rendimiento general, producto en bruto y producto líquido.[editar]

    • I. Qué cosa sea el producto en bruto y el producto líquido.
    • II. El producto líquido no es idéntico ni a la renta ni al sobrante de las subsistencias que no sirven a las clases agrícolas, ni al arriendo, ni a la cuota del capital que representa el precio corriente de las tierras.
    • III. Una producción inteligente debe aspirar a obtener un producto líquido. Error de los filántropos en este punto.

§. I. Qué cosa sea el producto en bruto y el producto líquido.[editar]

472. Consideremos primeramente la producción agrícola. La mayor parte de los productos agrícolas no se obtienen sino por medio de consumos o de adelantos; el productor procura, pues, ante todo, recoger sobre el resultado de la producción total lo que ha gastado, adelantado o consumido para obtenerle; y cuando no saca más que valores iguales a los consumidos, hay trasformación, pero no aumento de riquezas. Lo que queda del producto, una vez reembolsados los adelantos y los rendimientos ordinarios (de la tierra, del trabajo y del capital), es lo que debe llamarse producto líquido de la tierra. El producto en bruto es el producto total, el conjunto de todas las cosas útiles que proporciona el laborío, incluso el producto líquido.
473. De esta definición pueden sacarse las dos siguientes proposiciones, que por sí mismas parecen evidentes.
1.ª El producto líquido puede ser nulo, y entonces no hay ni renta para el propietario, ni aumento procedente de la tierra en la riqueza nacional.
2.ª El producto en bruto, cuando no contiene producto líquido, puede no bastar ni aun para el reembolso de los adelantos con sus provechos, y entonces hay pérdida, no sólo para el empresario, mas también para la sociedad entera.
474. Lo que sucede en punto a la tierra, sucede igualmente con respecto a todas las fuerzas productivas: todas pueden dar un producto líquido, solamente que la industria agrícola puede dar un producto líquido territorial y un producto líquido industrial, resultados del trabajo y del capital que a él se aplican: al paso que las otras industrias no pueden dar más que un solo producto líquido, el producto líquido industrial.
475. Esta juiciosa observación, hecha por M. Rossi [1], nos permite apreciar en parte la importancia del teorema fundamental de los fisiócratas, que todavía no se ha comprendido bien.
El error de los fisiócratas consistía en creer que no hay producto líquido más que el de la tierra, y que los hombres dedicados a cualquiera otra industria que no sea la agrícola, no hacen más que reproducir lo que han consumido sin obtener un producto líquido, error fundado en que tenían una noción incompleta del arriendo. La renta era para ellos la causa y no el efecto del precio de los géneros, y entraba como elemento forzoso, constitutivo del precio de los productos del suelo; de donde lógicamente deducían que donde no hay renta territorial, lejos de haber provecho, hay pérdida, no pudiendo el producto obtener siquiera en el mercado el precio necesario, esto es, el precio igual a los gastos de producción.

  1. Primera lección del Curso de Economía política.