Enciclopedia Chilena/Folclore/Camahuete, El

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
ECH 519 9 - Camahuete, El.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Camahuete, El
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-519/9
Título: Camahuete, El
Categoría: Folclore


Camahuete, El.

Folk. Mito.

Ternero acuático corpulento, de corto y tupido pelaje grisáceo, provisto, según algunos de dos cuernecillos dorados, y, según otros, de uno solo, recto, nacido en medio de la frente. Singularízase por su extraordinaria fuerza, capaz de arrasar cuanto obstáculo se le oponga. En su primera edad vive únicamente en ríos y esteros, y al llegar a la madurez prefiere la mayor amplitud del mar, sin dejar de frecuentar sus antiguas moradas. A los brujos está encomendada su reproducción, quienes la obtienen enterrando a campo abierto trocitos de cuerno de camahuete, o arrojando los mismos a los ríos. También es privativo de dichos seres míticos el capturarlo, para cuyo efecto se valen de una cuerda hecha del alga llamada sargazo, único material resistente a las embestidas del monstruo, y aprovechan las raras y breves permanencias de éste en tierra.

Las raspaduras de un asta de camahuete son de valor inapreciable para el tratamiento de torceduras y quebraduras de brazos y de piernas; además, al ser ingeridas por un hombre le otorgan una descomunal fortaleza física, dejándolo apto y libre de cansancio con respecto de los trabajes más fatigosos. Esta transmisión de poder recibe el nombre de encamahuetamiento, y tiene la desventaja de aumentar simultáneamente, y en sumo grado, la irascibilidad del encamahuetado, con las consecuencias obvias de mencionar. Pero, igualmente pueden sus pedacitos de cuerno ser utilizados para causar la ruina de las personas, ya que uno sólo que se deje en un terreno agrícola basta para que nazca un nuevo ejemplar, el cual permanece escondido bajo tierra, y al amparo de una vertiente la que irrumpe a la superficie cuando el camahuete alcanza un desarrollo adecuado, sirviéndole aquella como cauce por donde éste se precipita, con furia incontenible, hasta la playa más cercana, dejando la destrucción por doquiera que pase.

Desde el punto de vista geográfico-cultural, trátase de un mito chilote cuya migración habría llegado hasta la provincia de Llanquihue, siendo vigente aún en pequeñas islas de la primera región citada, lo que vendría a reforzar la ayuda que el folklore puede prestar a los estudios de la psicología local.

Su etimología mapuche y su difusión predominante entre las miembros de los reductos de ascendencia aborigen, ofrecen una pauta muy aceptable para examinar su pretérito indoamericano, relacionado casual e históricamente con la mitología clásica, si pensamos en la cornucopia de la cabra Amaltea o en las cabezas de la hidra de Lerna.



Bibliografía

Cavada, F. J. "Chiloé y los chilotes". Imp. Universitaria. Stgo., 1914.


Molina H., E. "Mitología chilota". Anales de la Universidad de Chile, Año CVIII, tercer trimestre de 1950, N°79.


Lenz, R. "Diccionario etimológico de las voces chilenas derivadas de lenguas indígenas americanas". Imp. Cervantes. Stgo., 1904-1910.


Vicuña C., J. "Mitos y supersticiones". Imp. Universitaria. Stgo., 1915.


Bergua, J. "Mitología universal". Eds. Ibéricas. Madrid, 1960.