Enciclopedia Chilena/Folclore/Cientos, Los

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
ECH 3136 10 - Cientos, Los.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Los Cientos
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-3136/10
Título: Los Cientos
Categoría: Folclore


Cientos, Los.

 Este juego, denominado también de los "piques" por la segunda suerte que ofrece pique y repique se juega generalmente entre dos personas y con 32 cartas, pues se excluyen del naipe los 2, 3, 4 y 5 en la baraja española. El piquet francés, similar al "cientos", se juega con baraja inglesa o francesa, excluyendo las cartas del 2 al 6 inclusive.

 El as vale 11 puntos, las figuras 10 y las demás, por sus respectivos números. La carta de punto mayor triunfa sobre la de punto menor del mismo palo.

 Se fija previamente el precio del juego y el número de puntos a que se ha de jugar, que suele ser cien o más.

 Por sorteo se designa el dador, que distribuye las cartas dos a dos o tres a tres (nunca una a una) hasta dar doce cartas a cada jugador, dejando las ocho restantes para formar el "talón" o "monte", destinado al descarte y reemplazo, pero sin dar vuelta ninguna, pues en este juego no hay palo de triunfo.

 Teniendo cada jugador sus doce cartas, las dispone por palos, para determinar de cuáles habrá de descartarse. El descarte lo inicia la "mano", pudiendo desprenderse hasta de 5 cartas reemplazarlas por otras tantas del monte; pero no puede tocar las tres últimas que le corresponden de derecho al dador. La mano debe descartarse de una carta por lo menos y puede revisar su descarte. Lo mismo hace, a continuación el dador, que también puede registrar su descarte, pero anunciando previamente el palo por el cual ha de jugar, y anunciado éste, tiene que jugarlo forzosamente, pues en caso contrario su adversario tendrá derecho a hacerle empezar por el palo que más le conviniere.

 Se inicia el juego anunciando la mano "el punto", o sea, el total de puntos que tiene en sus cartas. El "punto" se determina sumando los respectivos valores de las cartas blancas, runflas, "catorce" que le hayan correspondido.

 "Runflas" son las distintas combinaciones o escalas que pueden hacerse con las cartas de un mismo palo; hay runflas de 3, 4, 5, 6, 7 y 8 cartas. Por ejemplo, se pueden hacer seis escalas de tres cartas o "terceras", recibiendo éstas las denominaciones de mayor, segunda tercera, cuarta, quinta, y sexta o mayor, según que la carta mayor de la escala o terceto sea el as, rey, caballo, sota, diez o nueve, respectivamente.

 Las runflas que pueden hacerse son: seis "terceras"; 5 "cuartas"; 4 quintas; 3 sextas; 2 séptimas y 1 octava.

 Los "catorce" se forman por la reunión de ases, el mayor o cuatro reyes, cuatro caballos, cuatro sotas y cuatro dieces.

 Los valores asignados a estas combinaciones son los siguientes:

 Una tercera, 3 puntos.
 Una cuarta, 4 puntos.
 Una quinta, 15 puntos.
 Una sexta, 16 puntos.
 Una sétima, 17 puntos.
 Una octava, 18 puntos.
 Un "catorce", 14 puntos.

 El jugador que habla primero (la mano) indica el "punto" que tiene y su adversario contestará "vale" si tiene uno inferior y "no vale" si su propio "punto" es superior.

 Resuelto quien tiene el "punto" mayor, su tenedor indica las jugadas echando una carta a la mesa para dar comienzo a las bazas respectivas. Gana la baza la carta mayor del mismo palo. Los jugadores van "cantando" el palo que se juega y los puntos que llevan en su favor, sumados los de las basas que van realizando. El que gana la baza vuelve a salir y el que hace la última (duodécima) se anota dos puntos a su favor. Cada jugador cuenta sus respectivas bazas y el que tiene más gana. En caso de empate nadie gana.

 En el curso del juego puede producirse el "pique", el "repique" y el "capote".

 Hay "pique" cuando un jugador ha llegado a hacer en el juego 30 puntos, sin que su adversario haya contado nada. El jugador que hace "pique" en lugar de treinta puntos, cuenta sesenta.

 Se produce el "repique" cuando, sin que el adversario pueda contar a lo menos sin "pasar", un jugador cuenta en su juego hasta 30 puntos, en cuyo caso en lugar de decir 30, anuncia 90 y aún más según los puntos que tenga sobre los 30.

 El "capote" se produce cuando un jugador hace todas las bazas, lo que le significa 40 puntos, a los que debe sumar 10 puntos por la ganancia de las cartas. En una sola jugada puede darse pique, repique y capote.