Enciclopedia Chilena/Historia/Barrio Cívico, Santiago

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
ECH 1822 1 - Barrio Cívico, Santiago.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Barrio Cívico, Santiago
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-1822/1
Título: Barrio Cívico, Santiago
Categoría: Historia


BARRIO CÍVICO, (Santiago)


Grupo de plazas y avenidas que circundan el Palacio de Gobierno de la Capital de Chile (V. Moneda, Palacio), en cuyos edificios de igual número de pisos y construidos según un estilo uniforme, se proyectó agrupar las oficinas de los servicios publicos.

Hist. La construcción de la actual Casa de Gobierno de Chile, fué iniciada, según los planos del célebre arquitecto Toesca, en 1787, siendo don Ambrosio de Benavides Gobernador del Reino.

Por Decreto N° 4829 del 11 de febrero de 1930 dictado por el Presidente Ibáñez, quedó determinada la creación de un Barrio Cívico, que rodeara al Palacio de la Moneda destinado a reunir las oficinas del Estado, para lo cual habrían de hacerse las expropiaciones de los edificios comprendidos entre las calles Alonso Ovalle y Agustinas, en el sector que se extiende entre Teatinos y Morandé.

Durante el Gobierno del Presidente Alossandri y bajo los auspicios del Ministro don Gustavo Ross, se dio comienzo a la realización de esa obra, de acuerdo con el proyecto presentado por el ingeniero señor Carlos Vera, ganador del concurso abierto para el caso. Al demolerse el viejo edificio del Ministerio de Guerra, que antaño fuera cuartel del Escuadrón de la Escolta, situado detrás de la plazoleta que daba frente a la Moneda, fué abierta la Plaza de la Constitución, con toda la manzana comprendida entre la Moneda y las calles Agustinas, Teatinos y Morandé. Las expropiaciones posteriores, al sur de la Alameda, que ya se denominaba Avenida Bernardo O'Higgins, permitieron crear la Plaza Bulnes, prolongación de la Plaza Libertad. Desde la Plaza Bulnes, debía partir hacia el sur la gran Avenida Bulnes, hasta la altura de la Plaza Almagro, lugar destinado al gran edificio del nuevo Congreso Nacional, que cerraría por el sur el Barrio Cívico, dando frente a la Moneda, a más de un Kilómetro de distancia de ella.

En las tres plazas, ya casi totalmente reedificadas a la fecha, domina la edificación moderna de trece pisos, en tanto que en la Avenida Bulnes - que después se llamaría Doce de Febrero - los rascacielos son de diez pisos.

Plaza de la Constitución. Su costado norte está ocupado por el gran inmueble que en 1936 construyeran las Fuerzas Armadas según los planos de los arquitectos señores Fernando de la Cruz y Hernán Rojas, actualmente propiedad de renta de la Caja de Empleados Públicos y Periodistas. Al centro de la cuadra, se halla el edificio del diario La Nación, edificado en 1930 por don Roberto Barceló. Pone término a ese costado al rascacielo de la Compañía Sudamericana de Vapores, propietaria también del sitio vecino, todavía eriazo, que la separa de La Nación. El Banco Sudamericano tiene sus oficinas en este inmueble.

En la esquina norponiente de ese costado do la Plaza, se alza el edificio construido por la Compañía de Salitre y Yodo, y en la nororiente, el de departamentos que en 1936 levantara el Banco de Chile bajo la dirección de los arquitectos señores G. Kaulen y J. Carles, y que pertenece a la Caja de Empleados Particulares.

El costado oriente de la Plaza está ocupado por las oficinas del Banco Central de Chile, construidas en 1927 por don Alberto Cruz Montt y Dávila, y por las del Seguro Obrero y antigua Caja Nacional de Ahorros, construída en 1936 por don Ricardo González Cortés. En la esquina suroriente se levanta el edificio que el Diario Ilustrado edificara en 1916 bajo la dirección de don N. Cienfuegos, donde hoy se encuentra instalada la Intendencia de Santiago.

Junto a la acera poniente se hallan: el Ministerio de Hacienda y el Hotel Carrera, construidos ambos por los señores Smith Solar y Smith Miller, durante los años 1928 y 1939, respectivamente. El Hotel Carrera, construído por una Sociedad Hotelera por acciones, pertenece a la sociedad de renta del mismo nombre, y por sus múltiples y completas dependencias, constituye uno de los mejores establecimientos del género en Iberoamérica. El Ministerio de Hacienda, donde funcionan también las oficinas de la Tesorería General, mantiene en su piso bajo el estilo colonial y en su esquina con Moneda luce una magnífica fuente de piedra adosada al muro, en la cual la figura de una ninfa, esculpida por el ex Decano de la Facultad de Bellas Artes, señor Romano Dominici, vacía sin cesar un cántaro.

E1 antiguo edificio del Ministerio de Justicia, ocupa hoy la esquina surponiente de la Plaza, aún no reedificada.

Cercada la Plaza de la Constitución, por tres de sus costados, pequeños muros de cemento de un metro de altura, paralelos a estrechos jardines emboscados, que forman con ellos una especie de barricada frente a la Casa de Gobierno. El centro de la Plaza permanece libre y bajo ella, se han habilitado subterráneos destinados al estacionamiento de automóviles, que ocupa una firma comercial. La estatua de don Diego Portales, esculpida por Perraud en 1858, se alza frente a la puerta principal de la Moneda, pero al costado opuesto de la Plaza.

Durante las manifestaciones populares, en la Plaza de la Constitución se concentran los gremios y frente al balcón de la presidencia de la República, desfilan los manifestantes, se escuchan las arengas presidenciales y asímismo,, presencia el Primer Mandatario el desfile de las tropas en las Festividades Patrias.

Plaza de la Libertad. Al oriente de esta Plaza se encontraba el antiguo edificio del Ministerio de Fomento que acaba de ser sustituído por un moderno rascacielo. A su lado, ha construído el nuevo Edificio del Banco del Estado que ocupa toda la cuadra hasta Bandera, la firma Neut Latour & Cía.

El costado poniente está ocupado por el rascacielo del Ministerio de Economía y Comercio y la Contraloría General de la República, construido por don Carlos Vera en 1950. Sigue el del Ministerio de Agricultura y la Caja de Crédito Agrario, levantado en 1939 por la firma Franke y Cía., según los planos de los señores RS. Aranguiz y Muñoz Maluschka. La última parte de este edificio que dobla hacia la Avenida O'Higgins, pertenece actualmente a la Caja de Empleados Públicos y Periodistas.

La fuente luminosa que ocupara el centro de esta Plaza, fué transladada a la Avenida O'Higgins, en el eje de las plazas Bulnes y Libertad. En el centro de ésta se levantará el monumento al estadista don Arturo Alessandri Palma. Pequeños parterres cubiertos de grama y flores, se alinean en la Plaza Libertad a lo largo de las calzadas, dejando libre el centro de ella.

Plaza Bulnes. Constituye esta Plaza la continuación, al sur de la Avenida O'Higgins, la de La Libertad. Los edificios de su costado sur forman rincones en sus ángulos orienta y poniente. Las antiguas calles nataniel Cox y Gálvez, llegan hasta la Plaza Bulnes, pasando bajo un ancho vano que se abre entre los pisos altos de los rascacielos. En medio de ella, se inicia hacia el sur la gran Avenida Doce de Febrero.

El Ministerio de Defensa Nacional, construído en 1938 por la firma de la Cruz y Santa María, ocupa todo el costado oriente de esta Plaza; y el inmueble de la Cooperativa Vitalicia, obra de los arquitectos señores Lecaros Matte & Aranguiz Latorre, dentro del cual se encuentra la amplia y hermosa sala del Teatro Continental, al costado poniente.

Los rascacielos de la Dirección General de Carabineros y de la Caja de Retiro de este mismo Cuerpo, y un inmueble de renta de la Caja de Seguro Obrero, completan la edificación de esta Plaza, único sector del Barrio Cívico que se encuentra totalmente terminado.

La estatua ecuestre del General Bulnes, esculpida por Benlliure en 1937, se levanta frente a la entrada de la Avenida Doce de Febrero. El motivo de los jardines ornamentales de la Plaza Libertad, se repite en la Plaza Bulnes.

Avenida Doce de Febrero. A lo largo de las ocho cuadras que forman esta arteria se han levantado ya la mayoría de las construcciones que habrán de ocuparla, No se ha decidido aún si deberá prolongarse esta Avenida algunas cuadras más de las asignadas en el proyecto del señor Vera, alejando con ello la ubicación del futuro Palacio Legislativo que habrá de cerrarla por el sur, o si éste será construido al costado de la actual Plaza Almagro.