Enciclopedia Chilena/Partidos políticos/Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
ECH 2840 13 - Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS).djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS)
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-2840/13
Título: Movimiento Revolucionario Nacional Sindicalista (MRNS)
Categoría: Partidos políticos


MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO NACIONAL SINDICALISTA (MRNS)[editar]

Esta agrupación, que sólo tiene algunos caracteres de organismo político, empezó a figurar en Chile en 1963. Como lo indica su nombre, tiene caracter sindicalista y gremial y algunos le atribuyeron caracter nacista, lo que ha sido desmentido por sus dirigentes.

Está organizado a base de comunidades funcionales, estudiantiles, laborales y de profesionales, cada una de las cuales está a cargo de un "Jefe", que depende de un Jefe Provincial y de la "Junta Provincial de Mandos". De acuerdo con esto, sus dirigentes consideran que su organización "es funcional, jerárquica y comunitaria".

Su contenido doctrinario, además de su base sindicalista y gremial, es abiertamente anticomunista. Los integrantes de este Movimiento se han considerado a sí mismos como los campeones en esta lucha y han realizado en este sentido abierta propaganda. Tienden hacia reformas substanciales en la organización política y social.

Según sus dirigentes este movimiento tiene en Chile 14 años de existencia, o sea, habría sido fundado en 1944 pero, por falta de recursos; y otras razones, se habría mantenido en una existencia solitaria y casi secreta. Su Jefe Nacional es Ramón Callis.

Para las elecciones presidenciales de 1964 propició la candidatura de don Jorge Prat Echaurren, que fué retirada en Abril de dicho año.

Con posterioridad, y ante las reiteradas denuncias de que se trataba de un Movimiento de caracter nacista totalitario, el Ministerio del Interior, fundándose en las disposiciones legales vigentes, ordenó su disolución. Los integrantes del Movimiento no acataron esta orden y declararon que no se disolverían. Negaron en esta oportunidad tener caracteres nacistas e hicieron caudal de su actitud anticomunista. Anunciaron igualmente que se defenderían ante los Tribunales del Justicia.

Ha continuado posteriormente desarrollando actividad; y ha anunciado que presentará candidatos a diputados, enfrentando por primera vez una campaña electoral.

En Julio de 1964, uno de sus dirigentes, don Misael Galleguillos, ha hecho declaraciones en el sentido de que se trata de un movimiento de caracter espiritual. "El concepto de Revolución espiritual, dijo, es el fundamento del M.R.N.S...... Aspiramos a revolucionar al hombre mismo, a cada individuo, para que reencontrándose con su espíritu, reencuentre la jerarquía, deje de ser hombre masa"...... "Somos católicos convencidos, agregó, practicamos nuestra fe en comunidad y nos organizamos jerarquicamente como se organiza una Orden". Refiriéndose a la resolución del Ministerio del Interior, dijo: "Resulta infundada, vista nuestra pobreza, la acusación del Ministro del Interior de que tenemos armas y somos un ejército."

Al aproximarse las elecciones parlamentarias de Marzo de 1965, el M.R.N.S., se incorporó al Partido Acción Nacional (Véase) de reciente creación y que tenía existencia legal por estar inscrita en el Registro Electoral. Así, muchos, de sus ex militantes figuraron como candidatos a parlamentarios en las listas del nuevo Partido. La Acción Nacional no obtuvo representación parlamentaria, por cuyo motivo dejó de existir legalmente.

El M.R.N.S., renació de hecho posteriormente, sin existencia legal, por no figurar inscrito en el Registro Electoral. En Junio de 1965 hizo una Declaración pública expresando su abierta oposición al gobierno Demócrata Cristiano. "Nos oponemos, decía, integralmente al Partido oficial, a su doctrina pseudocristiana y a sus métodos pseudodemocráticos, por ser todos de inspiración foránea, como lo prueban los hechos; formar en una Internacional; supeditar la soberanía del país a ilusorias integraciones latino americanas...... Nos oponemos, además, al gobierno del Partido Demócrata Cristiano, en lo fundamental de su filosofía y doctrina, por ser el gobierno de un partido que prometiendo cosechar ilusiones cristianas, siembra en cada surco legal semilla comunista...."

Su directiva se integró en la siguiente forma: Jefe Nacional, Ramón Callis Arrigorriaga; Sub Jefe Nacional, Germán Cuevas Torrealba; Presidente de la Junta Nacional de Mandos, Eugenio Cáceres Contreras.


Bibliografía[editar]

  • Prensa diaria de la época.