Enciclopedia Chilena/Partidos políticos/Nacional, Partido

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
ECH 2839 11 - Nacional.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Nacional, Partido
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-2839/11
Título: Nacional
Categoría: Partidos políticos


NACIONAL[editar]

Partido politico fundado en Santiago, el 12 de mayo de 1966, por fusión de loa partidos Conservador, Liberal, Acción Nacional y considerable número de elementos independientes de la producción, el comercio y del sector profesional.

El contenido ideológico de esas colectividadas conforma substancialmente su doctrina, inspirada en el interós nacional, por encima de partidismos e intereses de grupos; en el principio de autoridad, cuyo fundamento woral está en el respeto a la ley; en la defensa de la libertad y de las instituciones democráticas.

El Partido Nacional es, fundamentalmente un movimiento renovador que se propone restablecer la unidad nacional, modernizar las instituciones de la República e instaurar un nuevo orden Político, económico y social, cimentado en el trábajo y el servicio a la colectividad. Sostiene que la libertad es indivisible y que no hay libertad política cuando la libertad económica es suprimida o coartada por el Estado o por la acción de Monopolios o carteles privados. Su propósito es instaurar una democracia orgánica que per­mita al pueblo participar de los beneficios del desarro­llo económico y social, proteja al individuo tanto de los excesos de las mayorías como de las personas direc­tas o indirectas de quienes detentan el poder reconozca la facultad de disentir y, mediante una organización jurídica adecuada, perfeccione permanentemente sus ins­tituciones en un régimen de respeto y libertad.

Su posición es nacionalista en el sentido de resguardar la herencia histórica y cultural de Chile, defender la soberanía y loa recursos territoriales, realizar las aspiraciones del pueblo e impulsar su capacidad creadora. Sostiene que el nacionalismo así concebido es una fuerza determinante más poderosa que el capitalismo y el comunismo y es contrario a la existencia en el país de cualquier partido político que dependa de un gobierno extranjero. Su doctrina en materia internacional es la afirmación del destino geopolítico de Chile en el océano Pacífico.

Propicia también una Reforma Constitucional que ponga fin a la interferencia de las fuerzas doctrinarias en las labores del poder Ejecutivo. Las funciones y atribuciones del Congreso Nacional deben ser sólo fiscalizadoras y legislativas; impidiéndosele intervenir en la administración del Estado y en la conducción de la política económica. Apoya por lo tanto, el principio de un gobierno fuerte, independiente y sin compromisos de partido que cumpla y haga cumplir las leyes a todos por igual. El Estado podrá así imponer normas de justicia social e intervenir en aquellos aspectos de la economía en que la iniciativa privada es insuficiente o está en contradicción con el interés común.

Uno de sus postulados es que los obreros por su capacidad y espíritu de ahorro lleguen a ser propietarios o accionistas de las empresas en que trabajan. La Reforma Agraria debe cumplirse con criterio técnico y no político. La nacionalización de las grandes empresas y de las fuentes de producción debe producirse cuando el interés nacional lo requiera en un común esfuerzo de renovación y progreso.

Sostiene que el desarrollo económico debe tener por finalidad incrementar y difundir la riqueza y la ocupación plena de la capacidad de trabajo, fortalecer y engrandecer la nacionalidad y posibilitar a todos los chilenos&l acceso a la propiedad como resguardo de sus ahorros y de la seguridad familiar. Declara que su acción pública defiende no solo los intereses de los sectores de escasos recursos, sino también las aspiraciones de la clase media, cuyo progreso es fruto de la libertad personal, del respeto a la ley y al derecho, y, en especial, de la libertad de trabajo y de la iniciativa individual.