Enciclopedia Chilena/Partidos políticos/Radical Doctrinario, Partido

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
ECH 2840 33 - Radical Doctrinario, Partido.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Radical Doctrinario, Partido
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-2840/33
Título: Radical Doctrinario, Partido
Categoría: Partidos políticos


PARTIDO RADICAL DOCTRINARIO[editar]

La primera colectividad política con el nombre de Radical Doctrinario, la encontramos en 1938. Se trataba de un pequeño grupo de radicales de tendencia derechista, que no aceptaban el Frente Popular ni la candidatura de Aguirre Cerda y que se plegaron a la candidatura de Gustavo Rossa. Recibió por sus adversarios el nombre humorístico de "Radical Eucarístico". Fue un grupo pequeño, sin mayor importancia política y que tuvo breve existencia.

El verdadero Radical Doctrinario que, con alternativas diversas ha llegado hasta hoy, nació en 1948.

En aquel año, el presidente de la República don Gabriel González Videla presentó al Congreso Nacional un proyecto sobre Defensa de la Democracia, que tenía por objeto dejar fuera de la ley al Partido Comunista y eliminar de los registros electorales a los militantes de ese Partido. Aprobado por el Congreso fue promulgado como ley con el Nº 8987, el día 3 de septiembre de aquel año de 1948.

Hubo un grupo de radicales que no estuvieron de acuerdo con la dictación de esta ley y menos con la persecución al Comunismo que a resultas de ella se produjo. Este grupo, encabezado por los senadores Rudecindo Ortega y Gustavo Jirón, se separó del Partido Radical y fundó una nueva colectividad con el nombre de Radical Doctrinario. Sostenían que perseguir al Comunismo por su sola ideología y no por sus actos y atacar los derechos sindicales de los obreros, significaba una abierta violación a los postulados radicales. Su contenido doctrinario era, pues, una reafirmacíón de los principios radicales; y en ese instante se dirigía en contra de la ley de Defensa de la Democracia.

La nueva colectividad política continuó, pues, haciendo oposición al gobierno del señor González Videla , y en abierta pugna con el resto del Partido Radical, del cual provenía.

Con posterioridad a la dictación de la ley de Defensa de la Democracia, el gobierno de González Videla, acusando al Partido Comunista de actividades ilegales y subversivas, solicitó, con fecha 27 de octubre, facultades extraordinarias. El Radical Doctrinario ante es ta situación, lanzó un extenso manifiesto en el cual no sólo atacaba al gobierno, sino que censuraba también duramente al Partido Radical, acusándolo de apoyar leyes represivas, con olvido de sus principios doctrinarios. La censura sólo permitió la publicación de un extracto de este manifiesto; pero fue insertado con su texto completo en el acta de sesión del Senado de fecha 3 de noviembre. El proyecto de facultades extraordinarias fue aprobado en sesión de ese mismo día, con el voto en contra de Radicales Doctrinarios, Comunistas, Socialistas, Agrarios y otros.

Nada tuvo de extraño que el nuevo Radical Doctrinario no apoyara la candidatura presidencial de don Pedro Enrique Alfonso, levantada por el Partido Radical para suceder al señor González Videla. Por el contrario, manteniéndose unido a otras colectividades opositoras como los Partidos Socialista Popular y Democrático del Pueblo, proclamó la candidatura del general don Carlos Ibáñez del Campo.

A principios de 1952, el Radical Doctrinario realizó en Los Ángeles una convención a la que concurrió el candidato presidencial señor Ibáñez. En el acto inaugural, que se realizó solemnemente y a teatro lleno, el señor Ibáñez tuvo efusivas expresiones para el nuevo Partido. Se refirió a él como el verdadero sucesor de los Matta y de los Gallo y manifestó que en futuro ocuparía el preponderante sitio que antes había correspondido al Partido Radical.

Durante el Gobierno de Ibáñez no tuvo, sin embargo, este partido mayor actuación, considerado como colectividad. Don Arturo Olavarría Bravo, que fue uno de los dirigentes de esta colectividad, hace al respecto las siguientes consideraciones: "Cuando después, durante su gobierno, (se refiere al Presidente Ibáñez) le hablé y se le habló en numerosas ocasiones de la conveniencia de darle jerarquía al Radical Doctrinario, haciendo recaer en algunos de sus miembros designaciones de importancia política y administrativa, como una manera eficaz de desplazar al Partido Radical de su órbita de influencia, el señor Ibáñez se excusó diciendo que se trataba de un partido muy pequeño". Y más adelante agrega el señor Olavarría: "Este pequeño partido, que le aportó veinte mil votos para su elección, habría absorbido a gran parte de esa enorme mesa radical si los radicales doctrinarios, desde el gobierno, hubieran podido ofrecer posibilidades." En las elecciones parlamentarias de 1953, el Partido Radical Doctrinario logró elegir tres diputados, que fueron los señores Juan Fuentealba Oreño, Arturo Olavarría Gabler y Nabor Cofré Palma; pero éste último dejó de pertenecer posteriormente al partido, con lo cual su representación quedó reducida solamente a dos. No tenía representación en el Senado, por cuanto los senadores señores Ortega y Jirón, que habían sido los fundadores del Partido, habían terminado ya su período constitucional.

En 1956, el Partido Radical Doctrinario trató de ingresar a la combinación denominada "Frente de Acción Popular" (FRAP) que aquel año constituyeron los partidos Comunista, Socialista Popular, Socialista de Chile, Democrático del Pueblo, Democrático de Chile y del Pueblo. No fue posible su ingreso por haberse opuesto el Comunista.

En el mismo año 1956, el Partido Radical Doctrinario ingresó a la combinación denominada "Federación Nacional Popular" (FENAPO) (V); pero su permanencia en dicha combinación fue de corta duración, pues aquel mismo se retiró de ella.

Se presentó en esta forma al Partido Radical Doctrinario la difícil situación de tener que afrontar solo las elecciones parlamentarias de 1957. La Directiva acordó entonces autorizar a sus candidatos para que se presentaran a la lucha en la forma que mejor estimaran en cada caso. Se presentaron los siguientes candidatos: Por Tarapacá, Ernesto Torres Galdames; por Valparaiso, Juan Vera Aro; por Santiago, Arturo Olavarría Gabler y Pablo Müller; y por Cautín, Juan Fuentealba Oreño. El resultado de las urnas le fue absolutamente desfavorable pues no eligió ni uno solo de sus candidatos, como consecuencia, en gran parte, de la reacción que se había operado en el electorado en contra del gobierno del señor Ibáñez y que alcanzó a quienes lo habían apoyado.

En los primeros días de septiembre de 1957 y preocupados ya los partidos de las elecciones presidenciales que debían realizarse en 1958, el Partido Radical Doctrinario fue invitado por el FRAP, que agrupaba a los partidos de izquierda, para participar en la Convención del Pueblo que debía celebrarse para designar candidato a la presidencia de la República, ofreciéndosele una participación paritaria en ella. En la directiva del partido, que entonces presidía don Arturo Olavarría Bravo, fué discutida ampliamente esta proposición y terminó por ser aceptada. El Partido Radical Doctrinario participó, así, en la Convención del Pueblo y postuló en ella la candidatura de don Rudecindo Ortega Masson. Resultó proclamado candidato presidencial el Dr. Salvador Allende; y el Partido Radical Doctrinario participó en su campaña, designando representantes para el Consejo Nacional de la Candidatura; pero sin ingresar al PRAP.

A fin de evitar que la candidatura Allende pudiera ser tildada por exclusivamente marxista y para ampliar su base electoral, el FRAP acordó posteriormente invitar al Partido Radical Doctrinario para que ingresara a él. El presidente de esta combinación don Alejandro Serani, formalizó la invitación ante el Presidente Radical Doctrinario señor Olavarría; y luego éste partido la discutió ampliamente. Por estrecho margen de votos fue aprobado el ingreso y en esta forma el Partido Radical Doctrinario paso a formar parte del FRAP. Esta situación acarreó la renuncia del presidente don Arturo Olavarría Bravo, que no estaba de acuerdo con ella. Fue elegido en su reemplazo don Rudecindo Ortega.

A principios de 1958, se produjeron dentro del Partido incidencias internas de cierta consideración. Fue presentado en la Asamblea de Santiago un voto para que el partido se retirara del FRAP. Puesto en votación fue rechazado por estrechísima mayoría; pero los partidarios del retiro, que creían contar con mayoría, se rebelaron en contra de este acuerdo y desconociendo a la Directiva Nacional constituyeron una nueva directiva encabezada por don Arturo Olavarría Bravo, a la cual adhirió un grueso sector de militantes. El Partido Radical Doctrinario quedaba, pues, dividido.

La fracción disidente que encabezaba el señor Olavarría y que parecía ser la más numerosa, adhirió a la candidatura de don Jorge Alessandri Rodríguez, a quien proclamó en acto público con numerosa asistencia.

Posteriormente integró la combinación denominada "Alianza de Partidos y Fuerzas Populares" que agrupaba a los pequeños sectores que habían apoyado la candidatura Alessandri. Ni al Partido Radical Doctrinario ni a los otros grupos pequeños les cupo participación importante en el gobierno Alessandri, por cuyo motivo la alianza se disolvió. Más adelante, este sector Radical Doctrinario, ya muy reducido, pasó a integrar el nuevo Partido Democrático Nacional (PADENA), juntamente con otras colectividades (1960).

Mientras tanto, el otro sector Radical Doctrinario, el que siguió a la Directiva oficial, continuó integrando el FRAP y apoyó la candidatura de don Salvador Allende. Esta fracción continuó manteniendo la de nominación de "Partido Radical Doctrinario" y, aunque parcialmente y con interrupciones ha conservado la continuidad del partido. En 1964 se mantiene integrando la misma combinación, aun cuando no tiene representación parlamentaria. Su presidente es don Juan Fuentealba.


Bibliografía[editar]

  • Donoso, Ricardo. Alessandri. Tomo 2. 1954.
  • León Echáis, René. Evolución Histórica de los Partidos Políticos Chilenos. 1939.
  • Olavarría, Arturo. Chile entre dos Alessandri. 1962.
  • Valencia, Luis. Anales de la República. 1951.
  • Prensa de la época.
  • Sesiones de los Cuerpos Legislativos.