Enciclopedia Chilena/Partidos políticos/Unión Nacional

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
ECH 2840 46 - Unión Nacional.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Unión Nacional
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-2840/46
Título: Unión Nacional
Categoría: Partidos políticos


UNION NACIONAL[editar]

Historia[editar]

La combinación politica denominada "Unión Nacional", constituída en 1920 fué, en realidad, la continuadora de la antigua "Coalición" (Véase), que había actuado desde la Revolución de 1891.

La "Unión Nacional " se constituyó sobre la base del Partido Conservador y de la combinación llamada "Unión Liberal" (Véase). Esta última, estaba integrada por los partidos Liberal, Nacional, Liberal Democrático y Nacionalista. Había pertenecido a ella en un principio el Partido Demócrata; pero se había alejado, entrando, en cambio, el pequeño partido llamado Nacionalista (Véase). Esta Unión Liberal había nacido en 1919, como consecuencia del rompimiento de la Alianza Liberal que ese año se había producido por retiro de los radicales del Gobierno.

El 2 de Mayo de 1920, la Unión Liberal había realizado una Convención presidencial para designar el candidato a la Presidencia de la República que habría de reemplazar a don Juán Luis Sanfuentes. Resultó elegido el señor Luis Barros Borgoño, quien contó de inmediato con el apoyo del Partido Conservador.

Producidos los acontecimientos indicados fué lógico que entre la Unión Liberal y el Partido Conservador se concertara un pacto de acción común. Así nació la "Unión Nacional".

En el pacto, que fué celebrado con fecha 13 de Mayo de 1920, se decía textualmente: "En atención a la necesidad de asegurar entre nosotros el mantenimiento de las instituciones y de conjurar los antagonismos de clases, artificiosamente creados como recurso electoral, y que producen una situación de extraordinaria gravedad, análoga a la que atraviesasn algunos paises de Europa: Los Partidos Liberal, Liberal Democrático, Nacional, Nacionalista y Conservador, consideran necesaria la organización de fuerzas vigorosas, sociales y políticas, que permitan la realización del programa que les es común y convienen en formar una "Unión Nacional".

Desde el momento en que esta nueva combinación no era otra cosa que la vieja Coalición rediviva, es facil colegir su contenido doctrinario, que no podía ser otro que el mantenimiento de los viejos principios tradicionales que habían animado a los partidos integrantes duran te toda su existencia. O sea, como decía el acta, "la realización del programa que les es común". En todo caso, los partidos pactantes estimaron del caso señalar en forma concreta algunos puntos programáticos, que fueron los siguientes: "1°.- Asegurar el orden social con el estricto respeto de las leyes y la eficacia de la acción gubernativa, que permita a la vez el libre ejercicio de las actividades democráticas. 2°.- Implantación inmediata de la ley de instrucción primaria obligatoria. 3°.- Adopción de medidas administrativas que faciliten la correcta constitución de la familia. 4°.- Acción del Estado para solucionar las cuestiones sociales. 5°.- Fijar el valor de la moneda. 6°.- Dictación de un Estatuto Administrativo.

Recién constituída, la Unión Nacional hubo de afrontar la campaña presidencial más agitada y violenta que hasta entonces había sido conocida. Su candidato don Luis Barros Borgoño contó con el apoyo de las clases acomodadas del país, con las fuerzas económicas más poderosas, con la banca, el alto comercio, etc. En cambio, el candidato de la Alianza Liberal, señor Alessandri, contó con las masas populares que lo apoyaron con fervor místico. La lucha fué agitada e intensa, llegando, como no había ocurrido antes, hasta la calle y hasta los sectores más modestos. Las elecciones se realizaron el 25 de Junio en forma violenta y estando a cargo del Gobierno un Gabinete de Unión Nacional. En un principio se atribuyeron 175 electores al candidato de la Unión Nacional, contra 179 del candidato de la Alianza Liberal; pero posteriormente hubo dudas y reclamaciones y se consideró por algunos sectores que se trataba de un resultado incierto.

Siguió una etapa de intensa agitación popular, que hizo temer por la tranquilidad pública. El Presidente Sanfuentes, comprendiendo el peligro, organizó un nuevo Gabinete, en el que tenían representación tanto la Alianza Liberal como la Unión Nacional, y que encabezaba don Pedro García de la Huerta.

Ante la difícil situación producida, se llegó al acuerdo de designar un Tribunal de Honor que dirimiera el conflicto, acuerdo que fué suscrito por la Unión Nacional y la Alianza Liberal, con fecha 21 de Agosto. El Tribunal de Honor, con fecha 30 de Setiembre, reconoció el triunfo del candidato señor Alessandri; y el Congreso Pleno, con fecha 6 de Octubre, ratificando este fallo, lo eligió Presi dente de la República.

La Unión Nacional sufría, pues, su primera derrota. Don Gonzalo Bulnes, decía al respecto en el Congreso Pleno: "La Unión Nacional cumple con el deber, penoso para ella, de concurrir a la proclación del candidato que combatió en la lucha de las urnas. Se somete a este deber, porque así lo ordena la Constitución. Lo cumple, porque así consagra el compromiso político que pactó, y lo cumple ahogando en su pecho muchas justas protestas".

El primer Gabinete del señor Alessandri fué exclusivamente de Alianza Liberal; pero encontró acogida en el Congreso, incluso en el Senado, en donde la Unión Nacional disponía de considerable mayoría.

En Marzo de 1921, la Unión Nacional hubo de afrontar las elecciones parlamentarias de ese año y lo hizo entusiastamente, aun cuando dentro de un ambiente de tranquilidad. No perdió la Unión Nacional su mayoría en el Senado, a pesar de que la Alianza Liberal conquistó nueve asientos en él; pero, en cambio, en la Cámara de Diputados tuvo una apreciable derrota, quedando en franca minoría.

A fines de 1921 se produjo el rompimiento de la Alianza Liberal por retiro de los demócratas del Gabinete. El Presidente Alessandri hubo entonces de organizar un nuevo Gabinete, en el que la Unión Nacional estuvo representada con dos Ministerios. Este Gabinete sólo se mantuvo hasta Marzo de 1922, fecha en que fué reemplazado por un Gabinete de amigos personales del Presidente de la República. Atacado decididamente por la Unión Nacional, el nuevo Gabinete renunció en los días siguientes; y el 1° de Abril se organizó uno nuevo, formado por tres miembros de la Unión Nacional y tres de la Alianza Liberal. El 29 de Agosto juró un nuevo Ministerio, en el cual también correspondieron tres carteras a la Unión Nacional.

Finalizando el año 1922 la Unión Nacional sufrió su primera disgregación, al retirarse de ella el Partido Nacional. Esto originó una nueva crisis ministerial y la organización con fecha 21 de Diciembre de un nuevo Gabinete, presidido por don Manuel Rivas Vicuña, en el cual participaron también tres miembros de la Unión Nacional. En este nuevo Gabinete, no figuraban, como tampoco habían figurado en los anteriores Gabinetes de Unión Nacional, los conservadores. Tampoco figuraba el Partido Radical. Atacado por ambos partidos, sólo pudo mantenerse hasta Enero de 1923.

Este fué el último Gabinete en el que participó la Unión Nacional. Hasta aquí, como hemos visto, había intervenido en el Gobierno del señor Alessandri, dentro del libre juego del régimen parlamentario imperante. En adelante, debería afrontar decididamente la oposición y abocarse a una actuación dura y violenta.

El nuevo Gabinete, exclusivamente de Alianza Liberal, juró el 12 de Enero de 1923. La Unión Nacional lo recibió con marcada hostilidad, considerándose herida por su salida del Ministerio anterior. Se iniciaba una era de abierta hostilidad entre esta combinación política y el Gobierno del señor Alessandri. La mayoría del Senado, netamente unionista, se refirió a supuestas irregularidades y atacó duramente la gestión financiera del Gobierno. Encabezaba esta oposición, con ardor y valentía, el senador liberal Ladislao Errázuriz Lazcano.

Al aproximarse las elecciones que habrían de realizarse en Marzo de 1924 para renovar el Congreso Nacional, la desarmonía entre la Unión Nacional y el Gobierno adquirió caracteres más vivos aún, promoviéndose debates violentos, acusaciones al Ministerio, reorganizaciones ministeriales, etc. La Alianza Liberal, contando con el apoyo decidido del Gobierno y de las autoridades administrativas, pretendía derrotar absolutamente a la Unión Nacional, destruyendo especialmente la mayoría que esta tenía en el Senado. Hubo, con este motivo, reiterados reclamos de la Unión Nacional por actos que se consideraban como intervención electoral. En Manifiesto de fecha 13 de Noviembre de 1923, decía esta Combinación al país: "Sepan también que el país les agradecerá su sacrificio y su firmeza, que son la única esperanza de que no se frustre el gran movimiento de opinión que hoy da a la República una perspectiva de orientaciones saludables de reacción moral y de orden en la política chi1ena".

El 14 de Noviembre falleció el senador don José Pedro Alessandri, hermano del Presidente de la República, lo que dió origen a un nuevo y grave entredicho con la Unión Nacional. Sostuvo esta combinación, por intermedio de su mayoría en el Senado, que el Presidente debía llamar a elecciones dentro de 30 días; pero éste se negó a ello, sosteniendo que la elección no podía verificarse mientras no estuvieran finiquitadas las nuevas inscripciones electorales.

Mientras tanto, la forma como se estaban efectuando las inscripcio nes electorales que, según se decía, favorecían a la Unión Nacional, produjo considerable alarma en las filas de la Alianza Liberal que organizó un gran comicio de protesta, ante el cual habló el propio Presidente de la República.

Al día siguiente, el Presidente de la República salió en gira al sur del país y en el curso de ella atacó vivamente a la Unión Nacional y a la mayoría del Senado. Regresó a Santiago el 24 de Diciembre y fué recibido con gran entusiasmo popular; y el 3 de Enero de 1924 organizó un Gabinete de batalla, exclusivamente de Alianza Liberal, presidido por Pedro Aguirre Cerda.

Para contrarrestar la acción gubernativa, la Unión Nacional envió, a su vez, en gira al sur del país a una delegación de su seno encabezada por los señores Ismael Edwards Matte y Emilio Tizzoni, que se vió envuelta en graves incidentes, a consecuencias de los cuales resultó herido el señor Edwards.

A esta altura de los acontecimientos, y ante la gravedad que iban adquiriendo, se iniciaron gestiones de conciliación entre el Gobierno y la Unión Nacional. Las bases de este arreglo contemplaban la renuncia del Gabinete, el nombramiento de una comisión de Alianza Liberal y Unión Nacional para estudiar reformas legales y constitucionales; y la organización de un Ministerio con participación de ambas combinaciones políticas para que presidiera las elecciones que debían realizarse en Marzo de aquel año.

No prosperaron en un principio las gestiones conciliatorias, y el día 13 de Enero la Unión Nacional lanzaba un manifiesto en el cual decía: "A la clausura del Congreso, decretada en los momentos en que el Senado tenía acordado censurar al Ministerio de combate que preside el señor Aguirre Cerda, clausura que tuvo el propósito de acallar la giscalización parlamentaria, cuando ella era más indispensable, se ha agregado la comprobación definitiva........ No sólo la libertad electoral está en serio peligro de ser destruida......" Y así, con términos enérgicos, la Unión Nacional proseguía su ataque.

Posteriormente, con fecha 31 de Enero logró concretarse un acuerdo, mediante la firma de pactos políticos. En virtud de esto, se organizó un Gabinete encabezado por don José Maza y en el cual tuvo participación la Unión Nacional. Este Gabinete, a fin de dar garantías a todos, debía presidir las elecciones parlamentarias de Marzo. Sin embargo, a causa de dificultades sobrevinientes, que por la Unión Nacional se consideraron como incumplimiento de lo pactado, se produjo la renuncia de los Ministros del Interior, de Hacienda y Relaciones Exteriores. La Unión Nacional, lanzó otro violento Manifiesto, en el cual decía: "Poseída de profunda indignación, la Unión Nacional cree de su deber lanzar una última protesta en víspera de efectuarse la elección del Congreso Nacional, por la desenfrenada y organizada intervención de autoridades para coartar la libertad esencial de las democracias de elegir sus representantes".

Con este ambiente, y con sólo tres Ministros de Estados, se efectuaron las elecciones parlamentarias en Marzo de 1924. Hubo escenas violentas en diversas localidades y se formularon después los más nutridos cargos en contra del Gobierno. Sin embargo, sólo se formularon reclamaciones electorales en las provincias de Curicó, Ñuble, Bío Bío y Chiloé.

Los resultados electorales fueron decididamente adversos a la Unión Nacional. En efecto, la Cámara de Diputados quedó distribuída en la siguiente forma: Radicales, 20; Liberales Aliancistas, 19; Liberales Democráticos Aliancistas, 8; Conservadores, 21; Liberales Democráticos Unionistas, 16; Liberales Unionistas, 8; Demócratas, 12; y Nacionales, 5. O sea, 84 diputados da la Alianza Liberal contra 45 de la Unión Nacional. El Senado quedó integrado es la siguiente forma: Radicales, 10; Liberales Aliancistas, 7; Liberales Democráticos Unionistas, 2; Conservadores, 7; Liberales Democráticos Aliancistas, 3; Liberales Unionistas, 3; Nacional, 1; Demócratas, 4. O sea, 25 Senadores de la Alianza contra 12 de la Unión Nacional.

A poco andar se produjo el movimiento militar de Setiembre, que contó con las simpatías de la Unión Nacional y que trajo como consecuencia la renuncia del Presidente Alessandri y la instauración de una Junta de Gobierno presidida por el general Luis Altamirano.

Los parlamentarios de la Unión Nacional, en declaración entregada al Congreso el día 8 de Setiembre, dijieron al respecto: "Los últimos acontecimientos, aunque producidos también fuera del orden constitucional, han sido inspirados por nobles anhelos y patrióticos propósitos de bien público. La Acción del ejército y la Armada nos hace abrigar esperanzas de vuelta a la normalidad y de restauración nacional, y el personal del Gabinete nos merece amplia confianza". Sin embargo, se abstu vieron de concurrir a la sesión que ese mismo día celebró el Congreso, y en la cual se aprobaron precipitadamente diversas leyes, especialmente de caracter social. El Presidente del Partido Conservador, a su vez, decía con posterioridad: "El movimiento militar se produjo fuera de nuestra órbita de acción, pero los propósitos que lo instigaron coinciden perfectamente con las finalidades de nuestro programa, con sus anhelos de regeneración administrativa, de corrección política, de perfeccionamiento moral y de progreso material."

La Unión Nacional contó a su vez con las simpatías de la Junta de Gobierno. Dentro de este ambiente propicio se preparó para afrontar las próximas elecciones presidenciales. El 8 de Enero de 1925 se reunió en Convención en el Teatro Municipal con más de mil convencionales. Para el escrutinio de la votación que se efectuó para designar candidato presidencial, arrojó el siguiente resultado: Ladislao Errázuriz Lazcano, 858 votos; Emiliano Figueroa, 84 votos; Luis Barros Borgoño, 48 votos; Francisco Nef, 39 votos; dispersos, 30 votos. Resultó, pues, elegido candidato presidencial de la Unión Nacional, don Ladislao Errázuriz Lazcano.

El señor Lazcano, senador en ejercicio, había sido el más activo y duro opositor del Gobierno del señor Alessandri y de la Alianza Liberal. De allí que su designación provocara una viva resistencia en los círculos adversos, que reaccionaron de inmediato. Radicales y Demócratas acordaron propiciar el retorno del Presidente Alessandri; y paralelamente se empezó a hablar de la posibilidad de realizar una Convención de Alianza Liberal, que designara candidato a la Presidencia de la República.

Mientras tanto, se incrementaron los preparativos de una contra—revolución para derrocar a la Junta de Gobierno, que estaba gestándose desde tiempo atrás. El movimiento estalló el 23 de Enero de 1925 y a consecuencias de él se llamó nuevamente a asumir el Gobierno al Presidente Alessandri. Este movimiento, naturalmente, echó por tierra la candidatura presidencial del señor Lazcano. Habría de significar también la extinción de la Unión Nacional y de la Alianza Liberal. Ninguna de estas combinaciones, en efecto, repareció en la vida política posterior, ya que, modificado el régimen político parlamentario, con el regreso del Presidente Alessandri, habrían de ceder el paso a otras combinaciones más de acuerdo con los nuevos tiempos.

Bibliografía[editar]

  • Alessandri, Arturo. Chile y su Historia. 1945.
  • Alessandri, Arturo. Recuerdos de Gobierno. 1952.
  • Donoso, Armando. Conversaciones con don Arturo Alessandri. 1934.
  • Brreba, Luis. Actuaciones del Ejército en las elecciones de 1924. 1927.
  • Donoso, Ricardo. Alessandri. Tomo 1. 1952.
  • Edwards, Alberto. La Fronda Aristocrática. 1936.
  • Figueroa, Virgilio. Diccionario Histórico y Biográfico de Chile.
  • Galdames, Luis. Historia de Chile. 1944.
  • León Echaiz, René. Evolución Histórica de los Partidos Políticos Chilenos. 1939.
  • Monreal, E. Chile ante el Nuevo Régimen. 1939.
  • Valencia, Luis. Anales de la República.
  • Manifiesto de S. E. el Presidente de la República al país. 1925.
  • Prensa de la época.
  • Sesiones de los Cuerpos Legislativos.