Entrevista a Ernesto Zedillo Ponce de León por Diane Francis al periódico canadiense The Financial Post

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

22 de abril de 1995

Entrevista concedida a The Financial Post

El Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León concedió una entrevista a la editora del periódico canadiense The Financial Post, señora Diane Francis.

En las siguientes líneas se presenta el artículo publicado por dicho rotativo de Toronto, Canadá.

La señora Diane Francis: El Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León enfrenta a la corrupción y a la moneda.

El Presidente mexicano encara riesgos económicos y personales, mientras trata de reconstruir un país abatido. El Primer Mandatario mexicano dice que no teme por su seguridad personal, en cuanto combate a la corrupción en el país, pero sí le preocupa que la economía mundial se pudiera tambalear a causa de otros desequilibrios en México y en otros mercados que empiezan a surgir.

El peso mexicano se desplomó el 19 de diciembre cayendo de tres a ocho pesos por un dólar estadounidense, sin embargo, dos días después resurgió a seis pesos por dólar, debido a las restrictivas medidas económicas aplicadas como las altas tasas de interés y un enorme paquete de ayuda puesto en marcha rápidamente por los Estados Unidos.

El Presidente de México: me siento animado. Sentimos que el peso fluctuará en un promedio de seis pesos por un dólar este año. Teníamos gran prosperidad pero estábamos en una posición única, no quiero ni siquiera pensar qué le hubiera sucedido a otro país, con tal crisis y que no estuviera dentro del TLC, o en tan buenos términos con los Estados Unidos.

La señora Diane Francis: el Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León le ha pedido al Primer Ministro Jean Chrètien aumentar los dispositivos de seguridad para prevenir una crisis futura en la próxima reunión G-7 en Halifax. México era el favorito en cuanto a inversiones, pero fue golpeado por una fuga instantánea de capitales, que hubiera azotado a un país que no estuviera tan bien conectado como México.

El Presidente de México: en pocos días me dí cuenta que nuestra crisis era un acontecimiento diferente al de la última crisis de 1982. Nunca en la historia ha habido tanta inversión en mercados emergentes. El mundo es muy vulnerable.

La señora Diane Francis: por otra parte, el Presidente Zedillo reconoció que el peso de México estaba orientado definitivamente hacia una corrección: hacer una corrección al peso mexicano "subestimamos la naturaleza y profundidad del problema". El déficit en cuenta corriente era de ocho por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y la economía no registraba crecimiento. Eso era insostenible y llegamos al punto en que devaluábamos o suspendíamos los pagos de la deuda.

La confianza en la moneda disminuyó en 1994, como consecuencia de una serie de asesinatos y una revuelta campesina en Chiapas. La intervención masiva del Banco de México mantuvo la estabilidad hasta diciembre, pero todas las reservas se agotaron cerca del 22 de diciembre, cuando el peso mexicano flotaba libremente.

El Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León se siente alentado por el fortalecimiento del peso así como por los razonables acuerdos con los sindicatos, como el de los electricistas que estuvieron de acuerdo con un 15 por ciento de aumento salarial, este año a pesar de que el aumento inflacionario es el triple de ese porcentaje.

La balanza de pagos de México ha mostrado una mejoría con un superávit comercial sin precedentes debido al resurgimiento de las exportaciones motivado por la baja en los costos. Al mismo tiempo, los extranjeros están comprando acciones baratas o anunciando nuevos convenios para exportación. La semana pasada, la empresa Toronto's Prendor anunció una conversión de 20 millones de dólares para fundar una empresa exportadora de acero y puertas de madera, en Monterrey. El doctor Zedillo está atacando a la notoria corrupción en el país, como lo prometió durante las elecciones de agosto. Unos días después de la crisis del peso mexicano, Raúl Salinas, hermano del Presidente anterior Carlos Salinas de Gortari, fue acusado de conspiración para asesinar al líder político José Francisco Ruiz Massieu. Esto y otras medidas drásticas han originado las especulaciones de que el Presidente Zedillo puede estar en peligro debido a que algunos de los promotores de la violencia con intereses creados en el país, no se han detenido ante nada, llegando al asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio en marzo de 1994.

El Presidente de la República: mis días más difíciles fueron exactamente después del asesinato de Colosio. Estaba totalmente traumatizado, él era un amigo. Mi familia se preocupó cuando me convertí en el candidato. Hubo varios incidentes durante mi campaña, pero no me pude detener. No puedo estar nervioso, temeroso o bajo stress, en tanto que sea el Presidente de México. La señora Diane Francis: el magnífico y amurallado palacio presidencial Los Pinos es ocupado ahora por un hombre con un estilo muy diferente al de sus antecesores.

La mayoría de los Presidentes de México han sido miembros de la rica clase gobernante y han actuado como potentados. El actual Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León es un muchacho de la clase media que ganó una beca para estudiar en la Universidad de Yale y obtuvo el Doctorado en Economía, el Primer Mandatario es demócrata y no es un dictador.

Como si no existieran diferencias, el mismo Presidente Zedillo me consiguió un vaso de agua durante la entrevista, con una edecán. Es un Presidente diferente y se encuentra ahí por accidente, reemplazando al candidato del partido gobernante Luis Donaldo Colosio, quien fue asesinado en marzo de 1994. Ernesto Zedillo era el jefe de la campaña política de Luis Donaldo Colosio y su amigo personal. Tiene una fotografía de Colosio en su oficina y cuenta que en algunos momentos, mira la foto y dice: es una lástima mi amigo que no estés aquí. A diferencia de sus antecesores, Zedillo es también el Eliot Ness de México, a semejanza del abogado de Los Intocables, combate el crimen y se ha enfrentado a los señores de la droga, a los funcionarios corruptos y ha intervenido en cortes y cárceles. Abundan los escándalos ya que las nuevas leyes y los arrestos se presentan rápida y furiosamente.

La pregunta de los 45 mil millones de dólares es: ¿podrá el Presidente continuar abriendo cajas de Pandora, por medio del combate a la corrupción y mantener la estabilidad política y del peso? La existencia del paquete de ayuda ofrecido por los Estados Unidos y Canadá así como por docenas de otros países, con un monto de 45 mil millones de dólares, parece estar restaurando la confianza de los inversionistas. Pero ello, no será suficiente si el país cae en disturbios civiles o más asesinatos de líderes prominentes, al estilo del hampa. Es interesante la forma como Zedillo apacigua al pueblo enardecido por el desorden económico del país, por medio de hechos como el arresto de Raúl Salinas, hermano de Carlos Salinas. Las tasas hipotecarias se han incrementado de un 25 por ciento en noviembre a 85 por ciento, los intereses en tarjetas de crédito están a 140 por ciento, por lo que negocios, casas y automóviles se están devolviendo por miles; alrededor de 753 mil mexicanos han perdido su trabajo con riesgo de que otro millón y medio pierda su empleo este año, lo que significa un aumento de seis por ciento en el renglón de desempleo. Una prominente científica y politóloga mexicana Denise Dresser, durante una entrevista apuntó que el Presidente Zedillo no podría haber sobrevivido como Presidente, la semana posterior a la devaluación, si no hubiera arrestado a Raúl Salinas. Añadió que fue un movimento táctico brillante y es el único que puede ofrecer a los mexicanos ahora. Pero, el Presidente Zedillo respondió que se encontraba preocupado porque algunos pensaron que dicho arresto era un movimiento político para distraer la atención de la situación económica, y no fue así. No se encontró la manera de posponerlo moral o legalmente. Decidí que a pesar del costo a corto plazo, la ley debería ser aplicada en este país. Hasta antes del mandato del Presidente Zedillo y como consecuencia del feudalismo, un atavismo de los tiempos de la colonia, la clase rica y gobernante de México tenía privilegios que los demás no tenían; esta tendencia dominó en algunas regiones como Chiapas, en donde el subcomandante Marcos y sus guerrilleros condujeron levantamientos en enero y en los días anteriores a la devaluación. El Presidente Zedillo depuso al nuevo gobernador "electo" de Chiapas después de una revuelta motivada por una supuesta votación fraudulenta, retiró a la guerrilla a la selva y regresó a la mesa de negociaciones. Recientemente, en la ciudad de México, se enfrentó a un sindicato corrupto, despidiendo a todos los choferes de autobuses, declaró a la compañía en quiebra e hizo arrestar a los líderes sindicales por malversación de fondos. Ahora miembros de la policía están conduciendo los autobuses hasta que la situación se reorganice. Felipe Calderón, criticó la época, en que el Presidente Zedillo tomó acción en los hechos anteriores y dijo: tengo una muy buena impresión personal del Presidente; pero tengo miedo de que su gente sea tímida, ¿por qué despidieron a los trabajadores de los autobuses, antes del desfile del 1o. de mayo, Día del Trabajo? Esto ocasionará que las protestas sean peores. El Presidente de la República: no somos tímidos, legalmente era difícil hacerlo después del 1o. de mayo, bajo la bancarrota y la corrupción, además el mal servicio era intolerable. Me sorprende que Calderón no sepa eso y él es abogado.

La señora Diane Francis: por una parte, lo único seguro para los inversionistas es que las reformas del doctor Zedillo serán inciertas por un tiempo; y por otra, me dijo el doctor Zedillo que una mayor democracia le dará a México mayor estabilidad política y más alto crecimiento sostenido, como recompensa a un duro trabajo, no político.

Yo creo que él lo logrará porque el público en general y Washington respaldaron sus reformas.

El Presidente Zedillo dijo que ayudando a México, los Estados Unidos ayudaron a su propio sistema financiero y que es difícil decir cual hubiera sido el daño al sistema estadounidense, si el nuestro propio se hubiera desplomado totalmente. Añadió que Washington, también está consciente de que un México agitado significa una inundación de ilegales extranjeros dentro de su economía. Otra razón por la que se confía en México, es porque los mexicanos son dóciles y las familias se ayudan unas a otras durante tiempos difíciles lo que le da al país una barata y competitiva ventaja de completa paz social.

También hay crecimiento en las exportaciones. Algunas semanas después de la devaluación, las exportaciones crecieron más de 60 por ciento. Los exportadores están tomando ventaja del peso barato que ha doblado la cotización anterior.

El embajador de Canadá en México David Winfield, dijo en una entrevista: si México era una buena oportunidad a tres pesos por un dólar estadounidense, ahora es mejor a seis pesos por dólar. Este país es una oportunidad de compras y de exportaciones. De parte de los canadienses, estamos viendo mayor interés en México, y este país será más fuerte cuando la crisis termine.