Era la mula de un doctor hallada

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Perdonaron a un regidor sentenciado a degollar,y la guarda, por las albricias, empeñaba la mula


Era la mula de un doctor hallada
en un zaguán y, perdonando el credo
su Majestad al degollado en miedo,
quedó por las albricias empeñada.

Corrió el doctor con alma degollada
y dijo al Tasticot: «Soldados, quedo,
que la crió un canónigo en Toledo
a paja en flor y almíbar de cebada.

»Si mientras que yo curo se la llevan
¿qué delito a mi mula se acumula?
Pero pues todos la sentencia aprueban,

»sea también para la mula nula,
porque como otros la cuartada prueban
probaré la mulada de mi mula».